_
_
_
_

La gestora hipotecaria Garsa plantea un ERE para el 40% de la plantilla

La compañía prevé despedir a 400 de sus 1.000 empleados, según los sindicatos, y justifica la medida por las peores previsiones debido al frenazo del crédito por la subida de tipos

Firma de hipotecas.
Firma de hipotecas.sukanya sitthikongsak (Getty Images)
Ricardo Sobrino

La gestora de hipotecas Garsa plantea un ERE de calado. La compañía se encuentra en negociaciones con los sindicatos para tratar de cerrar un acuerdo después de proponer el despido de 400 empleados, lo que supone el 40% de la plantilla, según explican fuentes de los trabajadores. Tras un mes de mesa negociadora, las posturas siguen alejadas y, de hecho, la plantilla tiene convocada dos jornadas de huelga para este viernes día 14 y el próximo vienres 28 de julio.

Garsa es una de las empresas más importantes en el sector de la gestión de hipotecas y activos inmobiliarios. La compañía justifica el despido por las previsiones que maneja para este año de unos peores resultados debido al frenazo en la formalización de préstamos hipotecarios, según ha trasladado a los sindicatos.

En las últimas cuentas de la compañía depositadas en el Registro Mercantil, correspondientes a los ejercicios 2020 y 2021, Garsa registró beneficios. En concreto, en 2020, el año de la pandemia del Covid-19, Garsa obtuvo unas ganancias de 3,9 millones de euros y logró una cifra de negocios de 29,9 millones. En el ejercicio posterior, la compañía ganó 1,8 millones (-54%) aunque elevó la facturación hasta los 41,6 millones, un 3,8% por encima de lo presupuestado.

En el informe de gestión adjunto a las cuentas de 2021, Garsa asegura que en el ejercicio 2022 buscaría “una mejora y satisfacción profunda e importante en nuestro principal potencial y capital: nuestra gente, nuestro personal, nuestros equipos y nuestros colaboradores”. Aunque la compañía no ha registrado todavía los estados financieros de 2022, detalla en el mismo documento que había presupuestado un volumen de cifra de negocios de 42,4 millones de euros y un resultado de explotación de 0,844 millones.

A raíz de la continua subida de los tipos de interés que viene ejecutando el Banco Central Europeo (BCE) desde el año pasado para tratar de rebajar la inflación, el crédito en general se ha encarecido y ha provocado un descenso en la producción de préstamos y de hipotecas. Pero los trabajadores defienden que se trata de un número excesivo de empleados afectados por el recorte de empleo, ya que la compañía viene de una posición de fortaleza económica en los últimos años.

Según explican fuentes de la plantilla, las posiciones de Garsa se mantienen inflexibles. En la última propuesta, la compañía se abrió a rebajar los despidos hasta 370, y ninguno de ellos sería bajo adhesiones voluntarias. Igualmente, los trabajadores aseguran que Garsa ha rechazado aplicar otras medidas de contención de costes que no impliquen despidos masivos, como la movilidad funcional, ya que además de la gestión hipotecaria, la empresa también presta servicios de gestión de activos. Este periódico se puso en contacto con la compañía, pero no hubo respuesta.

Garsa y sindicatos se reunirán hoy para tratar de desbloquear la situación. Ambas partes tienen hasta el viernes para lograr un pacto, puesto que ese día concluye el plazo legal de las negociaciones.

Garsa es una compañía que ofrece servicios de externacionalización gestora de hipotecas y activos inmobiliarios. Según detalla en su web, tiene como clientes a los grandes bancos, como Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Ibercaja o Cajamar. También a promotoras, e inmobiliarias como Vía Célere, Solvia, Aliseda y de la Sareb, conocida como banco malo.

La firma de hipotecas, en mínimos desde 2020

Encarecimiento del crédito.  La firma de préstamos hipotecarios se encuentra en mínimos tras la acelerada subida de tipos de interés por parte del BCE. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la formalización de hipotecas ahondó su descenso en abril (último dato disponible) al 18,3% respecto al mismo mes del año pasado, hasta un total de 27.053, la cifra más baja desde diciembre de 2020. Las operaciones encadenan tres meses de tasas negativas, y los expertos auguran que la tendencia seguirá a la baja, en un contexto de endurecimiento del crédito por parte de las entidades financieras y de la fuerte escalada del índice euríbor que afecta a la demanda. De hecho, el tipo de interés medio para contratar hipotecas se ha encarecido en 1,32 puntos porcentuales en un año hasta situarse ya en el 3,09%, su valor más alto desde abril de 2017.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Ricardo Sobrino
Graduado en filología italiana y en periodismo. Redactor de la sección Empresas especializado en información bancaria y finanzas. Canterano de CincoDías, se incorporó al periódico en verano de 2018.

Más información

Archivado En

_
_