_
_
_
_

Carlos Ghosn demanda a Nissan por 995 millones por un “daño profundo” a sus finanzas y su reputación

El que fuera el máximo directivo de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi continúa en el Líbano, fugado de la justicia japonesa

El ex máximo directivo de Nissan y Renault, Carlos Ghosn.
El ex máximo directivo de Nissan y Renault, Carlos Ghosn.MOHAMED AZAKIR (REUTERS)

Carlos Ghosn, ex máximo directivo de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, ha demandado a Nissan y a las personas vinculadas con la operación que terminó con su expulsión de la compañía y su arresto en 2018 en Japón por malas prácticas financieras. Ghosn reclama a la automovilística unos 1.088 millones de dólares (unos 995,3 millones de euros al cambio actual) por un “daño profundo” a sus finanzas y reputación. El empresario presentó la demanda en el Tribunal de Casación del Líbano el pasado 18 de mayo, donde ha vivido desde su dramática huida de Japón a finales de 2019 para esquivar el juicio.

El arresto de Ghosn, de 69 años, conmocionó a la industria del automóvil mundial y desató una gran agitación dentro de Nissan, que continúa hasta el día de hoy. Ghosn se ha limitado a criticar a Nissan y a las autoridades legales de Japón por sacarlo de una de las alianzas de fabricación de automóviles más grande del mundo. Todavía enfrenta cargos criminales en Japón por lo que los fiscales describen como un complot para no reportar su compensación, así como una demanda civil presentada por Nissan en un tribunal de Yokohama en busca de daños monetarios.

“Las acusaciones serias y delicadas” en mi contra “permanecerán en la mente de las personas durante años”, afirmó Ghosn en la demanda, y dijo que “las sufrirá por el resto de su vida, ya que tienen impactos persistentes, incluso si se basan en por mera sospecha”. La demanda reclama unos 588 millones en compensación y costos perdidos, así como otros 500 millones en medidas punitivas. Ghosn, que ya no es accionista de la empresa japonesa, fue enviado allí por Renault en 1999 para dar la vuelta al fabricante de automóviles japonés y revitalizarlo, algo que consiguió gracias en buena medida a una importante inyección de efectivo de Renault. Más tarde se convirtió en director ejecutivo de ambas empresas y presidente de la alianza.

Un representante de Nissan dijo que la compañía aún no ha recibido la demanda o no está al tanto de ella y, por lo tanto, no puede comentar ni hacer que nadie esté disponible para comentar sobre las afirmaciones de Ghosn. La demanda incluye a otras personas y entidades, que aún no han sido notificadas, según el representante legal de Ghosn. El fiscal del Líbano fijó una audiencia para septiembre. Las autoridades de ese país pueden solicitar la cooperación de sus homólogos japoneses para investigar las afirmaciones de Ghosn.

No está claro si el sistema judicial de Japón, que según Ghosn está “amañado” y “viola los principios más básicos de la humanidad”, estaría dispuesto a cooperar con las autoridades del Líbano, que no extradita a sus ciudadanos. En 2020, un panel de la ONU concluyó que la detención de Ghosn en una cárcel japonesa durante más de 100 días no era necesaria ni razonable y violaba sus derechos. La decisión de arrestar a Ghosn cuatro veces seguidas para extender su detención fue “fundamentalmente injusta”, según el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. El reclamo de 18 páginas incluye el plan de Ghosn para unir a Nissan, Renault y Mitsubishi Motors en una gran alianza con Fiat Chrysler, lo que, según él, alimentó las preocupaciones dentro de Nissan a principios de 2018 de que buscaba hacer que la asociación fuera irreversible.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_