_
_
_
_

Cellnex: “La nueva etapa dará satisfacciones a nuestros accionistas”

Tobías Martínez, que se despide como CEO, afirma que la obtención del grado de inversión con S&P permitirá al grupo refinanciar deuda a costes competitivos 

Tobías Martínez y Marco Patuano.
Tobías Martínez y Marco Patuano.Pablo Monge
Santiago Millán Alonso

Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex, afirmó este jueves que la nueva etapa abierta por la compañía dará satisfacción a los accionistas, a pesar de que no habrá grandes fusiones y adquisiciones. En esta nueva era, la estrategia del gigante español de las infraestructuras de telecomunicaciones se va a centrar en el crecimiento orgánico y la obtención del grado de inversión con S&P, que permitirá elevar la retribución a los accionistas, tanto por la vía del dividendo como a través de la recompra de acciones.

En un encuentro informativo previo a la junta de accionistas el histórico directivo, que va a ser sustituido por Marco Patuano, ex CEO de Telecom Italia, recordó que las empresas del sector de infraestructuras se han visto penalizadas por su alta deuda en los últimos meses, como consecuencia de la subida de los tipos de interés.

En este sentido, Martínez afirmó que la obtención del grado de inversión con S&P, prevista para antes de que acabe 2024, permitirá al grupo refinanciar deuda a costes competitivos. En su discurso en la junta, recordó que la deuda de Cellnex asciende a 16.750 millones de euros, de los que un 77% son a tipo fijo.

El ejecutivo destacó que Cellnex ha sabido innovar en la relación con sus clientes, principalmente grandes operadoras de telecomunicaciones, y presentar proyectos de valor a largo plazo. Tobías Martínez explicó que el nuevo negocio, en torno a la gestión de redes activas de telecomunicaciones para los operadores es una oportunidad para Cellnex, que ya está trabajando con Polkomtel en Polonia.

“Vendrán más países. No es sólo una gestión de las infraestructuras y los espacios, como en el equipamiento pasivo, es invertir y monitorizar las redes”, señaló el ejecutivo, quien añadió que la compañía del sector de infraestructuras que no lo haga, “se comoditizará”.

De igual forma, apuntó al crecimiento impulsado por la demanda de nuevos servicios, y citó el nuevo 5G, la co-ubicación de nuevos emplazamientos y los activos adyacentes a las torres.

Además, señaló que, al margen de las adquisiciones, la compañía mantiene intensos trabajos con los clientes, que se reflejarán en el crecimiento orgánico. Así, indicó que, durante 2022, invirtió 2.133 millones en nuevos despliegues. Además, destacó la generación de crecimiento orgánico a través de nuevos entrantes, como Iliad en Italia y Digi en Portugal, las integraciones de los activos de Hutchison en Reino Unido y de Hivory en Francia, así como la renovación de grandes contratos, como el de Telefónica por 30 años y RTVE durante cinco años.

El ejecutivo señaló la compañía está abierta vender participaciones minoritarias en filiales a posibles socios para acelerar el objetivo del grado de inversión.

El directivo destacó la estrategia de Cellnex estos años, que ha llevado a la compañía a ejecutar el 90% de los proyectos a los que se había presentado. “Hay proyectos que nos gustaría haber hecho, pero no estamos arrepentidos de no haberlos llevado a cabo. Estoy convencido de que cuando no hemos podido hacer un proyecto es porque no se han dado las condiciones para un proyecto industrial a largo plazo”, dijo.

“El contexto es diferente. Venimos de inflaciones altas, y de un cambio dramático en los costes financieros, por la subida de los tipos de interés”, dijo Martínez, quien añadió que, ahora, no hay operaciones encima de la mesa en Europa, de venta de torres, y no las habrá, al menos, en los próximos tres años. “No necesitamos y no vemos las oportunidades para seguir invirtiendo en crecimiento inorgánico, y podemos desapalancarnos”, dijo.

Crecimiento

Martínez defendió el crecimiento de Cellnex en los últimos años, que incluye una revalorización bursátil del 259% desde la salida a Bolsa en 2015. En este periodo, la compañía ha invertido en torno a 40.000 millones de euros, que le ha llevado a alcanzar los 136.000 emplazamientos, repartidos entre 12 países (7.000 torres en 2014), con una cartera de contratos de más de 110.000 millones.

El ejecutivo indicó que, con esta internacionalización, Francia se ha situado como el primer mercado en aportación de ebitda, por un 20% de Italia y un 11% de España.


Debut de la nueva presidenta y del futuro consejero delegado

La junta de accionistas supuso la puesta de largo de la nueva presidenta del consejo de administración, Anne Bouverot, así como del nuevo consejero delegado, Marco Patuano, cuyo nombramiento fue ratificado, y se hará efectivo el próximo domingo. Su nombramiento como consejero ejecutivo tendrá un plazo estatutario de tres años.

En su comparecencia con los medios de comunicación, Bouverot, defendió el nombramiento de Patuano, por su amplio conocimiento del sector de las telecomunicaciones, donde ha ocupado diferentes puestos a lo largo de los últimos 25 años, entre los que figura el cargo de CEO de Telecom Italia o el de presidente del consejo de la propia Cellnex entre 2018 y 2019. Además, destacó que su nombramiento se ha realizado por unanimidad y con rapidez, afirmando que los procesos de sustitución de un CEO tardan entre seis y nueve meses.

Con respecto a TCI, Bouverot recordó que se ha convertido en el primer accionista (tiene más del 9% del capital), y destacó que es un grupo inversor con un amplio conocimiento del sector de infraestructuras.

La ejecutiva señaló que Cellnex va a priorizar el flujo de caja para reducir la deuda y obtener el grado de inversión con S&P. Además, indicó que el grupo tendrá el un sólido balance que garantizará la preparación para afrontar las futuras oleadas de crecimiento en el sector.

Bouverot aludió también a su reunión con la vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, a quien trasladó que Cellnex no se ha planteado en ningún momento el traslado de su sede fuera de España.

La junta también aprobó la ampliación del consejo de administración de 11 a 13 miembros, con el nombramiento de Óscar Fanjul y Dominique d’Hinnin como nuevos consejeros independientes. De igual forma, ratificó a los nuevos tres miembros del consejo, nombrados por cooptación desde la anterior junta: las consejeras independientes Ana García Fau y María Teresa Ballester, así como el consejero dominical Jonathan Amouyal, en representación de TCI. Además, la junta fijó el importe global máximo anual de remuneración de los miembros del consejo de administración, en su condición de tales, en 2.700.000 euros.

De igual forma, los accionistas aprobaron el reparto de un dividendo con cargo a la reserva de prima de emisión por importe máximo de 85 millones de euros, pagadero en una o varias veces durante los años 2023, 2024 y 2025.



Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Santiago Millán Alonso
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.

Más información

Archivado En

_
_