_
_
_
_
_

Una venta de Deoleo abre la vía a 10.000 minoritarios de recuperar inversión

Los accionistas laminados tras la reestructuración de 2020 recibieron ‘warrants’ como compensación 

El presidente de Deoleo, Ignacio Silva, en su intervención en la última junta de accionistas de la compañía.
El presidente de Deoleo, Ignacio Silva, en su intervención en la última junta de accionistas de la compañía.

Una potencial operación de venta de Deoleo abriría las puertas para que 10.000 accionistas minoritarios, que vieron su participación laminada tras la reestructuración corporativa que el grupo aceitero acometió en 2020, puedan recuperar parte del dinero perdido.

Como adelantó CincoDías en su edición de este viernes, el principal accionista de la compañía, CVC, ha activado su salida del grupo con la búsqueda de un socio industrial. El fondo de inversión suma nueve años desde su entrada en la aceitera, que con el negocio y el balance ya enderezado tras años de crisis, representa una oportunidad de mercado para potenciales interesados. Con ese fin ha contratado a Lazard como asesor.

En el caso que CVC redujese su peso en el capital de Deoleo por debajo del 50% (en la actualidad cuenta con el 57%), supondría un cambio de control en la compañía, como contempla el acuerdo de reestructuración de 2020 firmado con los acreedores, lo que activaría los mecanismos para una venta del conjunto de la compañía.

Este sería el primer paso para que esos miles de minoritarios pudiesen participar de la venta. Tras ver diluidas sus acciones, Deoleo les entregó 491 millones de euros en warrants, un instrumento financiero que les da derecho a recibir parte del precio de venta.

En concreto, la compañía fijó que estos pequeños accionistas podrían repartirse el 10% del importe de esa hipotética venta siempre que esta se realice en base a un valor de la empresa mayor a 575 millones de euros. En un primer momento, Deoleo fijó en cinco años la caducidad de estos instrumentos, que posteriormente amplió a 10.

Cada minoritario tenía derecho a canjear una acción por uno de estos títulos. Estos accionistas, muchos pequeños inversores, representaban el 35% del capital de Deoleo antes de su reestructuración.

Tras ellas, los acreedores se quedaron con el 49% del holding, y estos accionistas vieron cómo el valor de su inversión se redujo a cero. Por ello, y como publicó este periódico entonces, acudieron en masa a recoger estos warrants y, de esta forma, participar de una posible transacción.

Deoleo ha dado la vuelta a su negocio y su balance en estos tres últimos años. En ese periodo, la compañía ha acumulado 191 millones de ebitda, 93 millones de generación de caja, la deuda financiera neta ha pasado de 557 millones a 101, y los tres últimos ejercicios ha registrado respectivas ganancias netas, algo que no conseguía desde el periodo 2005-2007.

A ello se une la difícil coyuntura que atraviesa el sector aceitero, con una acuciante sequía que impacta de forma directa en su actividad. La campaña 2022-2023, cuya recolección de la oliva fue muy tardía por las sequías, se situó en una producción de casi 660.000 toneladas, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, un 56% menos que en el año anterior. En la actualidad, el precio medio nacional en origen del aciete de oliva virgen extra se situaba en 5,7 euros por kilo, un 67% más que hace un año.

De ahí que CVC, según explican fuentes financieras, haya encomendado a Lazard explorar el mercado para “superar los problemas actuales y futuros del sector en su conjunto”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_