_
_
_
_
_

Francia asegura que el Gobierno actuó de forma unilateral al prometer para 2030 el AVE transfronterizo

Su embajador critica que España y Portugal presionen para impulsar el Eje Atlántico cuando “nunca han sido capaces” de unir Madrid y Lisboa

Trenes de Ouigo, Renfe e Iryo en la estación madrileña de Chamartín.
Trenes de Ouigo, Renfe e Iryo en la estación madrileña de Chamartín.Pablo Monge Fernandez

Francia ha contradicho la versión del Gobierno español de que ambos países se hubiesen comprometido a concluir la conexión transfronteriza en tren de alta velocidad para el año 2030, asegurando que esa promesa se hizo solo de forma unilateral por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez. En una entrevista a Europa Press, el embajador de Francia en España, Jean-Michel Casa, ha asegurado que en ningún momento se acordó esa fecha en la última cumbre franco-española celebrada el pasado mes de enero en Barcelona, y de hecho no aparece en la declaración conjunta oficial de la cumbre.

El Ministerio de Transportes español lanzó un comunicado al término de un encuentro con el departamento homólogo francés, en el que celebrada el compromiso de Francia de concluir tanto el corredor Atlántico como el Mediterráneo para ese año. “Claramente, nunca se ha hablado de 2030, en relación con el corredor Atlántico, de nuestro lado. En la cumbre de Barcelona se habló de un horizonte 2030, pero solo para el corredor Mediterráneo, pero nunca, en ningún caso, para el corredor Atlántico. Eso apareció en un comunicado publicado por la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, pero es un comunicado unilateral”, ha defendido el embajador.

En otra cumbre, en este caso entre España y Portugal, el pasado mes de marzo, estos dos países se aliaron para enviar una carta conjunta a Bruselas para que presione a Francia en el impulso del corredor Atlántico. “Presionar a Bruselas, ¿no?, bueno, que presionen. Si consiguen que la Comisión Europea lo financie todo, bien, claro. Depende también de los fondos europeos. Es una paradoja que España y Portugal, que nunca han sido capaces de hacer un tren de alta velocidad entre Madrid y Lisboa, nos expliquen que hay que presionar a Francia”, ha dicho al respecto.

Desde Europa ya se han puesto en contacto con los galos para lamentar que no exista aún ningún compromiso cerrado respecto a su conexión con España. De hecho, los documentos europeos sí establecen un horizonte 2030 para este corredor. En cualquier caso, el embajador ha explicado que ese horizonte es “teórico”, puesto que existen cláusulas de flexibilidad europeas que también tienen en cuenta las capacidades financieras o la madurez de los proyectos, incluyendo las trabas que pueden surgir de preparaciones técnicas, dificultades geológicas, etc.

Retraso a 2042

Con todo ello, la única fecha que Jean-Michel Casa cita para la conclusión del corredor es en torno a 2042, según un documento publicado por el Consejo de Orientación de las Infraestructuras, un órgano consultivo francés, que, en cualquier caso, todavía tiene que ser debatido y aprobado por el Gobierno galo.

Una de las regiones más perjudicadas por este retraso es País Vasco, cuyas formaciones políticas ya han pedido explicaciones el Gobierno español, que por su parte sí ha confirmado la finalización de la alta velocidad al País Vasco para 2030. “Probablemente estamos atrasados en relación a lo que esperaba el Gobierno de Euskadi. Pero, de hecho, para nuestro calendario, hemos hecho todo lo posible para seguir adelante. Son infraestructuras muy caras y difíciles, y lo haremos, pero probablemente no en el plazo que del lado español se esperaba”, ha asegurado el embajador.

“El presidente de la Xunta de Galicia (Alfonso Rueda) se ha aliado ahora con el País Vasco para decir que hay que presionar a Francia para el eje Atlántico. Que yo sepa no hay ningún tren de alta velocidad previsto entre Ourense y la ‘Y’ vasca y no existe en los planes. Así que está muy bien presionar a Francia, pero habría que empezar a hablar en España de cómo se hace una línea que vaya de Ourense a León y de León a Vitoria”, ha añadido.

Actualmente, hay alta velocidad entre París y Burdeos que enlaza las dos ciudades en unas dos horas (desde 2017). A partir de ahí, hacia el sur todavía no la hay y es el trayecto que permitiría conectar con España a través de ciudades como Dax y Hendaya, un trayecto que ahora se demora casi tres horas.

Desde la cumbre en Barcelona, ambos gobiernos ya se han reunido en una mesa tripartita con la Comisión Europea una vez en Bruselas, lo volverán a hacer en Francia pasada la Semana Santa y continuarán reuniéndose una vez al mes. El país vecino ha anunciado inversiones por valor de 100.000 millones de euros en el ámbito ferroviario hasta 2040, incluyendo gasto central, regional y europeo.

Peculiaridad del ancho ibérico

Respecto al corredor Mediterráneo, Jean-Michel Casa sí ha confirmado ese horizonte 2030, cuando se prevé que concluya el tramo de alta velocidad que falta entre Perpiñán y Montpellier, con un coste de unos 6.000 millones de euros y que permitirá impulsar el transporte de mercancías por la noche.

Sobre esta interconexión, el embajador también ha puntualizado las trabas que ha supuesto que las vías españolas tuviesen tradicionalmente un ancho distinto al del resto de Europa, llamado ‘ancho ibérico’, que tiene 1.668 milímetros, frente a los 1.435 del internacional.

“Sin echar la culpa a nadie, pero el asunto de las interconexiones ferroviarias es algo muy antiguo, porque España había elegido en el pasado una anchura de vías distintas a las del resto de Europa. Hace 40 años se perdían tres horas en cambiar la anchura de los ejes en Irún”, ha ejemplificado.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_