España y Francia redoblan su frente común para reformar el mercado energético europeo

La cumbre con el principal socio comercial de nuestro país se traduce en un histórico tratado de cooperación y amistad

Renfe llegará a París antes de final de año

El presidente francés Emmanuel Macron junto al presidente de España, Pedro Sánchez, durante la cumbre celebrada hoy en Barcelona.
El presidente francés Emmanuel Macron junto al presidente de España, Pedro Sánchez, durante la cumbre celebrada hoy en Barcelona. AFP

La vigesimoséptima cumbre hispano-francesa de Barcelona, celebrada este jueves con el objetivo de estrechar las relaciones bilaterales de ambos países a través de un histórico tratado de cooperación y amistad, se ha saldado con una serie de acuerdos de tinte económico centrados en la interconexión de ambas naciones y en sumar fuerzas en cuestiones internacionales. En las conversaciones, el componente energético ha tenido un papel protagonista y tanto Madrid como París han sumado fuerzas para formar un frente común con el objetivo de reformar el mercado europeo.  

"Nuestras naciones trabajarán conjuntamente en la necesidad de reformar el mercado eléctrico común. Ambos países hemos presentado propuestas sólidas que van en la misma dirección. Hemos acordado trabajar conjuntamente en este asunto para que la reforma se materialice en los próximos meses", ha sostenido al respecto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. 

Posteriormente, el presidente del Gobierno ha puntualizado que "trabajar conjuntamente" no implica elaborar una propuesta única. "La respuesta de España y Francia es muy semejante en muchos aspectos, por lo que no hace falta que elaboremos una propuesta común", respondió en el turno de preguntas. 

"La Comisión es la que tiene que hacer propuestas. Europa aprobó este mecanismo Ibérico como una solución temporal, pero necesitamos una reforma estructural para que las empresas energéticas reciban lo mismo por la electricidad que lo que cuesta la producción y que ello no dependa del precio de una materia prima que no tiene tanto peso en nuestro mercado. Tenemos la misma visión de la reforma, así como del ritmo, que debe ser rápido. Antes del final de este año", agregó el presidente francés, Emmanuel Macron.  

Al igual que hizo en Davos el pasado martes, Sánchez ha reivindicado la necesidad de establecer una respuesta contundente a las medidas de estímulo que han aprobado otras naciones como Estados Unidos. 

"Hemos hablado de una necesaria reacción por parte de la Unión Europea para los planes y leyes de otros países que tienen por objetivo atraer inversión de otras naciones. Europa debe dar una respuesta contundente para asegurar la viabilidad de nuestras empresas", apuntó al respecto Sánchez.

Macron llegaba a la cumbre con la intención de vertebrar más apoyos en el Sur de Europa tras un debilitamiento del eje franco-alemán. El dirigente busca aliados para empezar a armar una respuesta contundente a la Ley de Reducción de la Inflación estadounidense, el plan de inversiones de Joe Biden con el pretexto de afrontar el cambio climático. En noviembre, Macron calificó de "superagresivas" las medidas que contempla este plan.

Aunque no ha habido una mención expresa a Estados Unidos en la explicación inicial, el principal punto de fricción con la medida impulsada por Joe Biden está en el temor a que las empresas europeas tengan aún más difícil competir con las compañías de la primera economía del mundo. La Ley contra la inflación, aprobada definitivamente el pasado mes de agosto por el Senado de Estados Unidos, implica ayudas por valor de más de 430.000 millones de dólares y, además, incluye numerosas exenciones fiscales.

En su línea de defensa de la idea de autonomía estratégica europea, Macron también ha contado en la rueda de prensa que los Gobiernos de la Unión deben impulsar la actividad de sectores punteros como digitalización o baterías de vehículos eléctricos, una idea respaldada por Sánchez.

"Nos enfrentamos a la tarea de una reindustrialización verde y digital. Nosotros celebramos que Estados Unidos se incorpore a la transición verde, pero desde luego, debemos encontrar un acuerdo para que ese proceso no implique una desindustrialización de Europa. También debemos hacer deberes internos. Muchas veces las inversiones se pierden en la maraña burocrática europea. Por ejemplo, esto sucede cuando hablamos de los fondos Next Generation. Tenemos que desenredar esa maraña para que muchas compañías que están deseando invertir en nuestros países lo hagan".

Pensando en las empresas y en facilitar nuevas oportunidades de negocio, el documento del pacto prevé que se organice anualmente un foro económico y empresarial bilateral en colaboración con la CEOE y la patronal francesa, así como una mayor cooperación en el ámbito turístico, habida cuenta de la importancia que este sector tiene para las economías de los dos países.

Renfe en París

Emmanuel Macron reafirmó la voluntad de su país de seguir adelante tanto con el corredor ferroviario Mediterráneo como con el Atlántico. Pero además de en las infraestructuras, fruto de las conversaciones entre ministros, se han concordado avances sobre la integración de Renfe en la red francesa.

La ministra española de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha celebrado que Renfe vaya a ofrecer antes de este verano sus servicios ferroviarios en los trayectos Barcelona-Lyon y Madrid-Marsella, para los que ya ha iniciado las pruebas, y ha aplaudido el compromiso de su contraparte francesa en relación con que Renfe empiece a operar servicios entre Lyon y París antes de que termine del año.

Al respecto de esta voluntad vertebradora en la región, el presidente español agregó que cuando se habla de interconexiones eléctricas, ferroviarias o de carretera, también se está hablando de hacer más fuerte a Europa. "España y Francia estamos liderando esos debates. Lo hacemos en positivo, proponiendo soluciones a los problemas que enfrentan día a día nuestros ciudadanos. Hace 12 meses nadie creía que Europa iba a imponer un tope al gas. Hemos logrado entrar en el camino de la compra conjunta de gas. Europa está en un momento crítico, por la guerra y por decisiones comerciales de aliados como EE UU, pero como nos pasó con la pandemia, estoy convencido de que Europa sabrá responder positivamente", aseveró Sánchez. 

El tratado de amistad y cooperación sancionado hoy es el primero de esta naturaleza que han rubricado ambas naciones, siendo el tercero que Francia suscribe en Europa, después del acuerdo del Elíseo, firmado en 1963 con Alemania, y el del Quirinal, pactado con Italia en noviembre de 2021. 

Las relaciones económicas con nuestros vecinos del norte son especialmente importantes para nuestro país. Los datos de comercio declarado de Aduanas muestran que las exportaciones españolas de mercancías crecieron en total un 23,6% en el periodo enero-noviembre de 2022 respecto al mismo periodo del año anterior y alcanzaron los 357.111 millones de euros, una cifra récord.

Francia tiene un enorme peso dentro de estas cifras de comercio. En el desglose de exportaciones por áreas geográficas, se evidencia que la nación fue el principal destino de nuestro comercio exterior, siendo la receptora de un 15,4% del total de las exportaciones de España entre enero y noviembre de 2022. El segundo socio en esta partida fue Alemania, con un 9,6% del conjunto del valor de las exportaciones. También en el apartado de importaciones, Francia tiene un considerable peso. China (10,8%), Alemania (9,4%) y Francia (8,9%) coparon la mayor parte de importaciones en ese mismo periodo. 

España y Francia superaron hace tres meses uno de sus principales desacuerdos al decidir, junto a Portugal, sustituir el proyecto de gasoducto "Midcat" -al que se oponía París- por un conducto de hidrógeno verde entre Barcelona y Marsella, bautizado "H2Med". A través de un comunicado, el ministerio para la Transición Ecológica ha desvelado que España y Francia "estudiarán la construcción de un nuevo tendido eléctrico entre los dos países, aprovechando justo el trazado submarino del H2med".

Más allá de lo económico, el acuerdo de amistad tiene otras cláusulas. Así, cada cierto tiempo, habrá una representación gubernamental del otro país en las cumbres de ministros. En concreto, se especifica el compromiso de que un miembro del Gobierno de España sea invitado al Consejo de Ministros francés y viceversa, al menos una vez cada tres meses y por rotación.  

Agricultura y medioambiente

Agricultura

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación de España, Luis Planas, y el de Agricultura y de la Soberanía Alimentaria de Francia, Marc Fesneau, han presentado una declaración conjunta que refuerza la colaboración en materia agraria entre ambos países. Entre otras cosas, han prometido defender la PAC.

De cara a proteger la producción europea, ambas naciones tienen la intención de que "en las relaciones comerciales con terceros países se establezcan mecanismos de reciprocidad a través de instrumentos como las cláusulas espejo, que aseguren que los productos importados son obtenidos en las mismas condiciones que las exigidas a los productores europeos".

Medioambiente

Según recoge Europa Press, el acuerdo incluye la creación de zonas de especial protección ambiental. "Los dos países apoyarán el reconocimiento por la Organización Marítima Internacional de una Zona Marina Especialmente Sensible (ZMES) en el Mediterráneo noroccidental", escribe la agencia.

Normas
Entra en El País para participar