_
_
_
_
_

Santander reduce un 8% su catálogo con el objetivo de ganar en eficiencia

El banco elimina 580 productos dentro de su plan para simplificar la oferta

Hector Grisi, consejero delegado del Banco Santander, durante la presentació de resultados del grupo.
Hector Grisi, consejero delegado del Banco Santander, durante la presentació de resultados del grupo.Pablo Monge

Santander avanza en su evolución hacia un modelo más eficiente. La entidad está transformando su organización para dotarse de una estructura que pivotará en cinco negocios que diseñarán los productos para todas las geografías del grupo. Se trata de un proceso que simplificará la oferta de su catálogo para ganar en eficiencia y sumar sinergias entre el grupo. Y dentro de ese proceso, Santander ya ha eliminado el 8% de los productos con los que contaba en su portfolio a principios del año, lo que supone un recorte unos 580.

Por dar una idea de cómo se ha ido ejecutando esa simplificación de la oferta, en España existía una amplia gama de tarjetas, muchas de ellas vinculadas a acuerdos comerciales con terceras compañías y otras específicas para sectores jóvenes. En ese sentido, el banco ha acometido un proceso de reducción y simplificación de forma que ahora se ofrece la misma tarjeta a los clientes. Anteriormente, el banco ya había simplificado el número de cuentas en su oferta y ahora solamente comercializa la Cuenta Santander y la Cuenta Online.

La sensación que había en el banco es que al ofrecer muchos tipos de productos en una misma categoría se creaba indecisión en el cliente para decidirse por uno en concreto. En México, Santander contaba al principio del año con 17 tipos hipotecas distintas. En ese momento, de cada 100 hipotecas originadas en el país, solo firmaban entre 9 y 11. El banco decidió reducir la oferta a solo tres hipotecas distintas, y desde entonces ha multiplicado por cuatro la tasa de conversión y firma 42 de cada 100 préstamos hipotecarios.

Aunque se trata de casos concretos a nivel local, son una muestra de cómo se está plasmando la estrategia de Santander a nivel de grupo. El banco está dotándose de plataformas globales que sean iguales para todos los mercados. El objetivo es centralizar tanto los procesos como los productos.

En Europa la entidad contaba hasta hace unos meses con una app diferente en cada país. Esta diversidad generaba duplicidades y asimetrías, ya que las funcionalidades e interfaz no eran iguales y la experiencia de usuario era mejor en unos mercados que otros. Ahora, toda Europa cuenta con la misma app (a excepción de Reino Unido donde se incorporará próximamente). Según explica la entidad, la plataforma tiene un 80% de contenidos comunes y el resto está adaptado a las particularidades de cada país. Esa es la filosofía con la que ha diseñado su nuevo modelo.

Una de las obsesiones del consejero delegado de Santander, Héctor Grisi, desde que asumió el cargo a principios del año pasado, se ha centrado en que todos los países en los que el banco tiene actividad aprovechen los productos que mejor funcionan en el grupo. Por ello, ha querido dotarse de una plataforma única en cada negocio que proporcione los productos. Por un lado, el banco busca maximizar los ingresos con productos probados y, por otro, reducir los costes al eliminar duplicidades. También simplificar la operativa tanto de empleados como de clientes.

Ahorro de costes

Ese enfoque global de la tecnología ya ha permitido un ahorro de 124 millones de euros en el año gracias a la mejora de la eficiencia. Igualmente, ha reducido un 1% el coste por cliente activo, mientras ha aumentado un 9% los ingresos por cliente activo (los que realmente operan a través del banco).

El pasado mes de febrero Santander presentó su nuevo plan estratégico en el que como principal novedad anunció el plan bajo el lema ‘One Transformation’ un modelo operativo y de negocio común para nuestros clientes de banca comercial. Una transformación que completó en septiembre cuando anunció un cambio de estructura que supone un nuevo modelo de organización basado en los citados cinco negocios globales (Retail & Commercial, Digital Consumer Bank, Payments, Corporate & Investment Banking y Wealth Management & Insurance).

Entre los objetivos de esa hoja de ruta, Santander prevé alcanzar en 2025 una ratio de eficiencia del 42%, lo que supone una de las mejores cifras del sector en Europa (los expertos consideran que un banco es eficiente cuando logra que este indicador se sitúe por debajo del 50%, ya que genera más ingresos de la cantidad que invierte para conseguirlos). En los primeros nueve meses de 2023 la entidad ya consiguió una ratio de eficiencia del 44% lo que supone 1,5 puntos porcentuales menos.

Igualmente, esa eficiencia ayudó a lograr una de las rentabilidades más altas del sector bancario, con una ratio ROTE del 14,8%. El objetivo es cerrar 2025 con un retorno de entre el 15% y el 17%. La presidenta de Santander, Ana Botín, ya expresó durante la última junta de accionistas que la entidad se había marcado como objetivo ser el banco más rentable en todos los mercados en los que opera. “Aspiramos a ser el banco local más rentable en cada uno de los mercados en los que operamos, y también a ser el mejor banco para nuestros clientes. Lo conseguiremos combinando nuestro liderazgo en los mercados locales con nuestra escala global”, expresó.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Ricardo Sobrino
Graduado en filología italiana y en periodismo. Redactor de la sección Empresas especializado en información bancaria y finanzas. Canterano de CincoDías, se incorporó al periódico en verano de 2018.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_