_
_
_
_

TUI se lanza a bajar deuda y se reinventa para competir con Booking y Expedia

“Queremos ser el Amazon del viaje”, recalca el consejero delegado, Sebastian Ebel

TUI
Sebastian Ebel, consejero delegado de TUIPablo Monge

El gigante alemán de la turoperación TUI volvió a tener beneficios a finales de septiembre por primera vez desde que se inició la pandemia. En concreto obtuvo un resultado de explotación de 409 millones de euros en su último año fiscal, que comprende de octubre de 2021 a septiembre de 2022, aunque registró unas pérdidas de 212 millones frente a los 2.480 millones perdidos en el anterior ejercicio. La reactivación del turismo le ha ayudado a recomponer su cuenta de resultados, pero aún cuenta con una pesada carga en forma de deuda (3.436 millones) que está dispuesta a devolverla. “Lo haremos tan rápido como sea sensato”, recalca Sebastian Ebel, nuevo consejero delegado de TUI desde el pasado mes de octubre, en una entrevista con Cinco Días.

En el último ejercicio fiscal, la deuda neta de la compañía se ha reducido en 1.518 millones y el objetivo de la compañía es seguir reduciéndola, tal y como señala Ebel, con la generación de caja. En paralelo, la compañía ha devuelto 671 millones correspondientes a la denominada “participación silenciosa” del Gobierno alemán (la inyección en capital del Gobierno alemán) y el objetivo es devolver el resto. “Quedan 420 millones y el objetivo es devolverlos en su totalidad en 2023, tal y como hemos acordado con el gobierno alemán. Vamos a preguntar a nuestros accionistas en la junta general del próximo 14 de febrero que nos concedan permiso para realizar una reducción de capital social como requisito previo para hacer otra ampliación de capital”.

Y para ello cuenta con unas previsiones optimistas sobre la recuperación del turismo. “Hace meses era bastante escéptico respecto a que la demanda de 2023 fuera tan alta como la de 2019. El pasado verano alcanzamos más del 90% de las reservas prepandemia. Ahora sí creo que volveremos a niveles precrisis en 2023. El número de reservas en las primeras semanas del año es prometedor”, remarca.

Más cuota de mercado

Tras la quiebra del turoperador británico Thomas Cook en septiembre de 2019, TUI se quedó como el único gran grupo turístico en Europa, pero pocos meses después vino la pandemia y trajo un cambio de hábitos de consumo del que se han visto beneficiadas las grandes agencias online como Booking o Expedia. Ebel reconoce que el objetivo es tener un papel más importante en este segmento, ya que la cuota de mercado de TUI en el sector de reservas hoteleras es bastante pequeña. “Vamos a movernos con rapidez para ganar más cuota de mercado. Hemos dicho que queremos ser el Amazon del ocio, del viaje y del entretenimiento con un producto premium como son nuestros hoteles, nuestras aerolíneas y nuestros cruceros, todos bajo una marca fuerte y de confianza como TUI. Eso es lo que tenemos en mente y estamos creando el ecosistema necesario”. El consejero delegado de TUI reconoce que seguirán trabajando con otros distribuidores. "Pero queremos atraer a clientes que no hayan reservado antes con TUI y conseguir que los clientes actuales compren con más frecuencia ofreciendo una gama de productos más amplia, incluyendo la posibilidad de reservar solo el alojamiento con una plataforma hotelera que se introdujo por primera vez en Suecia".

Más información
El turismo cruza los dedos ante el posible cierre de China por el repunte de casos de covid
Jet2 y TUI se vuelcan en Canarias para llevar 1,4 millones de turistas europeos en invierno

Ebel muestra en su teléfono móvil la ventana de entrada a la futura TUI. “El paquete tradicional vacacional es nuestro producto estrella pero tenemos que ofrecer más variedad y más productos para ganar cuota de mercado. Si vas a un supermercado ahora puedes comprar leche, leche de avena y leche de soja. Pero antes, si querías leche de avena o de soja, tenías que ir a una tienda especializada. Llevado al turismo, lo que queremos es crear un ecosistema donde se puedan comprar todos los productos que requiere un turista en una sola plataforma”.

Sin perder el ADN

Pero no solo se trata de ofrecer cosas diferentes si no de cambiar los hábitos del cliente con paquetes dinámicos. “Hasta ahora un cliente tradicional contrataba unas vacaciones en la playa con TUI solo una o dos veces al año y el objetivo con este cambio de modelo es convertirnos en la opción predilecta para todo tipo de viaje y experiencias (entradas para museos, viajes de proximidad o habitaciones de hotel) muchas veces al año. Si conseguimos desarrollar y aplicar eso en los próximos 12 o 18 meses, vamos a crecer”. En cualquier caso, Ebel quiere seguir conservando cosas de la antigua TUI como una excelente atención al cliente. “No podemos ni queremos perder nuestro ADN. Aunque en muchos mercados cada vez se hacen más ventas online, el cliente sigue queriendo ser atendido cara a cara, sabiendo que si necesita asistencia, la persona con la que está hablando le ofrecerá una solución”.

En mitad de fusiones en el sector aéreo y hotelero, el consejero delegado de TUI no descarta compras en el futuro. “Queremos crecer y ganar cuota de mercado con nuevos productos y clientes. Pero el foco principal está en el crecimiento interno. Habrá consolidación en el futuro, pero habrá espacio para las compañías especialistas”.

“España tendrá que luchar duro con Turquía y Egipto”

Cambio de patrón. Ebel cree que el contexto de inflación y de parón económico hará que la gente revise el presupuesto para viajar.”Si una familia no tiene 3.000 euros para gastar en sus vacaciones y la República Dominicana resulta demasiado cara, elegirá otro destino, como por ejemplo España. Y si necesitan una opción aún más asequible pasarán sus vacaciones en Túnez, Turquía o Egipto. Este es el motivo por el que vemos que los clientes cambian destino, tal y como hemos apreciado este invierno en el Caribe con muchos traslados a Egipto, Turquía o Cabo Verde”

Previsiones. En ese nuevo escenario, el consejero delegado de TUI prevé un año “excelente” para los destinos del Norte de África, Grecia o Turquía. “Si las cosas se mantienen estables, Turquía va a tener un año muy bueno en verano y Egipto en invierno. Grecia ha hecho una gran labor para desarrollar el turismo y tendrá un año récord. Túnez y Marruecos necesitarán más tiempo para volver por completo a los patrones normales de reserva".

Precios bajos. “Si España quiere mantener la primera posición como destino favorito, tendrá que hacer frente a la fuerte competencia de países con mejor relación calidad-precio. En el otro lado España seguirá en números récord, ya que sigue ofreciendo un producto vacacional atractivo,especialmente en Baleares y Canarias”.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_