_
_
_
_
_

El turismo cruza los dedos ante el posible cierre de China por el repunte de casos de covid

Los hoteles ansiaban la apertura total de fronteras por el elevado gasto por viajero. El comercio esperaba la vuelta del segundo mercado más comprador junto a Rusia.

Turismo China
Infografía: Belén Trincado
Madrid -

Hoteles, comercio y tiendas de lujo en España cruzan los dedos para que el regreso del turismo chino no se trunque por el repunte de casos de covid en el gigante asiático. Si el martes, el Gobierno chino anunciaba que reabría las fronteras tras casi tres años de cierre y que eliminaba las cuarentenas al regreso, solo dos días después la euforia y el optimismo de las empresas y las autonomías más dependientes del mercado chino se ha convertido en preocupación por la decisión de Bruselas de establecer “una vigilancia activa” que puede ser la antesala de pedir una PCR negativa a todos aquellos viajeros que decidan salir al extranjero desde el 8 de enero.

La industria hotelera de lujo, con Madrid y Barcelona a la cabeza, sería una de las perjudicadas por esas medidas. Las grandes marcas internacionales como Marriott, Hyatt, Four Seasons, Mandarin, Rosewood, IHG, y las nacionales como Meliá, NH, Eurostars, Barceló o RIU aguardaban con impaciencia el regreso del turismo chino por el importante impacto económico que tiene en sus cuentas, a pesar de ser prácticamente marginal en el número de turistas. Las cifras de 2019, el último año previo al coronavirus, reflejan que llegaron a España 700.000 turistas chinos (apenas un 0,8% de los 83,7 millones de viajeros internacionales), que gastaron 1.324 millones de euros (un 1% del total) y que realizaron 2,27 millones de pernoctaciones, un 1% del total.

El gasto medio del viajero chino casi triplica al de Reino Unido o Alemania

Pero si se desagregan los datos de gasto por persona y gasto medio diario por viajero, China escala a los primeros puestos de la clasificación, con 2.407 euros por persona y viaje y un desembolso diario de 308 euros, muy por encima de los tres grandes mercados emisores (Reino Unido, Alemania o Francia). El gasto total de un viajero británico durante su estancia es de 990 euros y el gasto medio diario es de 136 euros, unas cifras que crecen levemente en el caso de Alemania (1.047 euros por estancia y 138 euros al día) y que bajan bruscamente en el caso de Francia a 681 euros por estancia y 99 euros por día. Al elevado gasto se suma el importante efecto para romper la estacionalidad, ya que realizan sus viajes fuera de temporada alta.

Búsquedas disparadas

Meliá es una de las cadenas más afectadas por el parón del turismo chino por su fuerte expansión en el sudeste asiático y por la imposibilidad de poder aprovechar las sinergías de fidelizar viajeros en China para posteriormente llevarlos a hoteles a Europa. En la actualidad es la compañía española con más presencia en el sudeste asiático (40 hoteles abiertos y otros 13 firmados), de los que 15 estarán situados en China.

Fabián González, fundador de la consultora Forward_Travel, especializada en el segmento de turismo de lujo, rebaja el optimismo sobre una súbita recuperación del mercado chino. “No se espera ningún efecto champán, pues la economía se ha resentido mucho estos dos años de pandemia y los ahorros también. De ahí que las previsiones apunten a que tardarán unos meses en recobrar la confianza y ahorros suficiente para salir al extranjero”, recalca. Pese a ello esgrime los datos de reservas o de conectividad aérea para ilustrar la importante oportunidad de negocio en los próximos trimestres. “Los datos de la plataforma de viajes Trip.com, la mayor de China, mostraron que, media hora después del anuncio del fin de las restricciones, las búsquedas de viajes internacionales se habían multiplicado por 10”, señala González, que también destaca la fuerte recuperación de la conectividad aérea. “Los vuelos internacionales con origen y destino China están a 8 puntos porcentuales de alcanzar los niveles de 2019, a la vez que las aerolíneas están empezando a plantear aumentar frecuencias de cara a 2023”, asegura.

Ventas tax free

Otra manera de valorar la importancia del turismo chino en la industria de viajes española es su posición de privilegio en las compras libres de impuestos, conocidas como taxfree. A los viajeros de fuera de la Unión Europea les afecta ese regimen, que les permite solicitar la devolución del IVA de todas las compras realizadas durante su estancia en el destino.

Suelen acudir en temporada baja favoreciendo la ruptura de la estacionalidad

El Ejecutivo español siempre ha valorado este sistema como uno de los más beneficiosos para estimular el turismo de compras y que los viajeros extracomunitarios elevaran su gasto durante sus estancias. Por ello desde mediados de 2018 la Agencia Tributaria eliminó el límite de 90,16 euros a partir del cual los turistas de fuera de la UE podían reclamar la devolución del IVA. De este modo hizo suya la reclamación del comercio para poder competir con otros países en los que el límite para la devolución era inferior o no existía.

Textil

El anuario de Turismo del Ayuntamiento de Madrid de 2019, el año previo a la pandemia, situaba al mercado emisor chino en primera posición, con un 21% del total de las ventas y con la transacción media más elevada (825 euros), según el anuario que realiza la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos de la Comunidad de Madrid (Acotex). Le siguió EE UU, con un 10% y una transacción media de 513 euros. Pero Madrid solo representó el 36% de las ventas taxfree, ya que Barcelona logró sumar el 53% del total.

Un análisis más detallado muestra cuáles son las actividades comerciales que resultaron más afectadas por el cierre del mercado chino. El 55% de las compras de viajeros extracomuniarios se produjo en tiendas de ropa, relegando a joyerías y relojerías al segundo puesto, con un 16% del total. Y una de las empresas que más apostó por atraer al mercado chino fue El Corte Inglés, que creó zonas específicas para los 150.000 turistas chinos que visitaban sus centros comerciales y que integró la plataforma de pago Alipay, la más usada en el gigante asiático.

372 millones de turistas con ganas de viajar

Fliggy. La agencia de viajes de Alibaba tenía previsiones muy optimistas en octubre y cifraba en 372 millones los viajeros dispuestos a viajar al extranjero. “Cuando China vuelva a facilitar los viajes, los turistas chinos volverán a Europa y buscarán más productos locales por lo que las marcas tienen que estar preparadas”, asegura Ada Xu, directora regional para Europa, Oriente Medio y África de Fliggy.

Alipay+. "China está facilitando viajar fuera de sus fronteras y los chinos están deseosos de viajar después de tanto tiempo y de visitar Europa porque es uno de sus destinos favoritos para hacer turismo. De hecho, antes de la pandemia, en 2019, Madrid y Barcelona ya competían con Londres y París por ser las ciudades de Europa en las que más compraban los turistas chinos", señala Alba Ruiz, directora de Desarrollo de Negocio de Alipay+ para el Sur de Europa.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_