Thomas Cook quiebra y deja a cientos de miles de turistas británicos a la espera de repatriación

Maroto asegura que el Gobierno británico ha garantizado que está activado un plan de contingencia que repatriará a los españoles afectados

Cae el gigante de viajes británico Thomas Cook, con 178 años de historia. La Autoridad de Aviación Civil (CAA)  ha confirmado en la madrugada del domingo al lunes que el touroperador se ha declarado insolvente (la llamada "liquidación obligatoria" en Reino Unido) tras haber fracasado las negociaciones entre su principal accionista, el grupo chino Fosun, los acreedores y el Gobierno británico para lograr una inyección adicional de 225 millones de euros a los más de 900 que recibió en agosto.

La quiebra de Thomas Cook afecta especialmente al sector turístico español. Sus aerolíneas trajeron a España el año pasado 3,62 millones de turistas, principalmente a Canarias (hubo más de 7 millones de movimientos de pasajeros en los aeropuertos contando llegadas y salidas), según las estadísticas de Aena. La mayoría de estos pasajeros tuvieron como destino canarias y Baleares. Además, el grupo es propietario o gestor de decenas de hoteles en España, la mayor parte también en las islas.

La compañía, que emplea a cerca 22.000 personas, de las que 9.000 trabajan en el Reino Unido, ha confirmado que ha presentado ante un juzgado la solicitud para iniciar el proceso de concurso de acreedores, según un comunicado oficial.  La autoridad de aviación civil británica (CAA por sus siglas en inglés) confirmó en un comunicado que Thomas Cook "ha cesado sus operaciones con efecto inmediato". La compañía actualmente a  600.000 turistas en el extranjero que tendrán que volver en las próximas dos semanas, lo que obliga a los gobiernos y a las compañías de seguros a coordinar una gran operación.. 

"Todas las reservas del Grupo Thomas Cook, que incluyen vuelos y vacaciones, han sido canceladas", apuntó la autoridad civil en la nota. Por ello, el Gobierno y la Autoridad de Aviación Civil están "trabajando juntos para hacer todo lo posible para apoyar a los pasajeros que vuelan de regreso al Reino Unido con Thomas Cook entre el 23 de septiembre de 2019 y el 6 de octubre de 2019. Dependiendo de su ubicación, los vuelos serán operados por la propia autoridad o bien se distribuirá a los clientes en vuelos de otras aerolíneas, según el comunicado oficial.

Con más de 1.700 millones de libras de deuda la empresa no ha podido asegurar los 200 millones de libras (unos 227 millones de euros) que necesitaba como fondos extra para poder garantizar su supervivencia, además de otros 900 que había pactado con Fosun, su principal accionista, y con la banca. Durante todo el fin de semana  se han mantenido negociaciones en busca de una solución, que no ha sido posible. Sindicatos y el partido laborista pidieron al Gobierno que aportara fondos que faltaban para la supervivencia, pero fue rechazado.

Thomas Cook, que opera en 16 países, cuenta con 105 aviones y posee 200 hoteles y complejos hoteleros con su marca, según su web. El grupo tenía previsto firmar esta semana un rescate con el grupo chino Fosun, estimado en 900 millones de libras (1020 millones de euros). No obstante, fue retrasado por la exigencia de los bancos -como el RBS y el Lloyds- de asegurarse nuevos fondos de cara al invierno, que la firma no ha sido capaz de lograr.

La empresa había anunciado el mes pasado que Fosun, que ya era el mayor accionista, inyectaría 450 millones de libras en el grupo y, a cambio, el conglomerado de Hong Kong debía adquirir una participación del 75% en la división de operaciones turísticas de Thomas Cook y el 25% de su unidad de línea aérea. Los acreedores y los bancos inyectarían otros 450 millones de libras, y convertirían su deuda en una participación del 75% en la aerolínea y el 25% de la unidad de operación turística. 

Peter Fankhauser, consejero delegado de Thomas Cook ha señalado su "profundo pesar" suyo y del resto del consejo de administración al "no haber tenido éxito [en las negociaciones]" ha dicho en una nota. "Me gustaría disculparme ante millones de clientes y miles de empleados, proveedores y socios que nos han apoyado durante muchos años". 

AlixPartners o KPMG serán declarados administradores concursales para gestionar el concurso de acreedores en cada parte del negocio, según Reuters.

Dos semanas para volver

El Gobierno ha iniciado un programa de repatriación durante las próximas dos semanas, que comenzará este lunes y durará hasta el próximo 6 de octubre a fin de devolver a los turistas de este país al Reino Unido. Después de esta fecha (6 de octubre) los viajeros que no hayan vuelto a casa, "tendrá que hacer sus propias reservas de viaje". Además, desde un pequeño número de ubicaciones, "los pasajeros deberán reservar sus propios vuelos de regreso".

"Debido al número sin precedentes de clientes británicos que actualmente se encuentran de vacaciones y que han resultado afectados por la situación, la CAA ha asegurado una flota de aviones de todo el mundo para traer a los pasajeros de vuelta al Reino Unido", señaló la CAA en la nota.

También se advierte de que a causa de la "significativa magnitud de la situación" será "inevitable" que se produzcan algunas "alteraciones" y se pide a los clientes británicos en el extranjero que no viajen a los aeropuertos hasta tener sus vuelos de regreso al Reino Unido confirmados.

"Los clientes de Thomas Cook en el Reino Unido que tienen que viajar no deberían ir al aeropuerto pues todos los vuelos hacia el Reino Unido han sido cancelados", alertó la CAA.

Por su parte, el ministro de Transporte británico, Grant Shapps, anunció que el Ejecutivo y la CAA dispondrán "docenas" de vuelos chárter para trasladar de manera gratuita a casa a los clientes afectados.

Ese titular, que consideró que el colapso del operador es una "noticia muy triste para los empleados y los turistas", dijo que el Ejecutivo también cubrirá los costes de alojamiento de los clientes que disfrutaban de paquetes vacacionales.

"Pero la tarea es enorme, se trata de la mayor operación de repatriación en la historia británica (desde la II Guerra Mundial)", apuntó Shapps, que alertó asimismo de que habrá "problemas y retrasos".

La ministra en funciones de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha dicho este lunes que el Gobierno británico ha garantizado que está activado un plan de contingencia que repatriará a los españoles afectados por la suspensión de pagos y el cese de las operaciones decretados en el grupo de viajes Thomas Cook.

Maroto ha precisado que la responsabilidad de esa repatriación compete al Gobierno británico y ha pedido "tranquilidad" a todos los turistas afectados también en los hoteles españoles.

La ministra ha admitido, durante un desayuno de trabajo con el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, que el viernes pasado ya les llegó "una alerta" sobre la situación de esta empresa con 178 años de historia y que emplea a 22.000 personas (9.000 en el Reino Unido).

Ha comentado que se puso a trabajar "de inmediato" con los hoteleros españoles para analizar el "impacto tan negativo" que sobre el turismo español puede tener la quiebra de esta compañía británica y ha asegurado que se van a fletar aviones para el regreso de los turistas.

Para Maroto, la responsabilidad de su departamento es "exigir" que el citado plan de contingencias "se cumpla y todo el mundo pueda volver a sus casas".

La ministra ha asegurado que en estos momentos tratan de cuantificar el número de afectados españoles y ha adelantado que convocará en breve a las comunidades autónomas afectadas a una reunión de coordinación por la quiebra de Thomas Cook para "analizar el problema" y crear una "hoja de ruta" para dar soluciones. 

Normas