_
_
_
_
_

El fundador de TikTok: traidor en todas partes, profeta en internet

La ambición de Zhang Yiming por triunfar en todo el mundo le ha traído problemas con las autoridades chinas, pero también con las occidentales

Zhang Yiming, fundador de TikTok y ByteDance.
Zhang Yiming, fundador de TikTok y ByteDance.JOSÉ MANUEL ESTEBAN

Es uno más de los multimillonarios chinos que se han hecho a un lado para no molestar a su Gobierno. Zhang Yiming (Longyang, China, 1983) es el fundador del gigante de internet ByteDance y de su filial Tik­Tok, en el foco de la polémica en torno a la privacidad de los datos de sus usuarios.

El martes, la Comisión Europea reclamó a la red social que proteja la información de sus clientes europeos del acceso “ilegal” por parte de autoridades de terceros países. Hace unas semanas, EE UU había prohibido ya instalar la aplicación en dispositivos de empleados federales.

A diferencia de la mayoría de sus colegas del internet de su país, Zhang siempre ha querido que sus plataformas conquistaran el mundo. Según Forbes, tiene una fortuna estimada en 50.000 millones de dólares, lo que lo convierte en el segundo chino más rico, solo por detrás de Zhong Shanshan, fundador de la empresa de bebidas Nongfu Spring. ByteDance no cotiza, pero durante el verano pasado se ejecutaron compras de acciones que la valoraban en 275.000 millones, un 25% por debajo de su pico de 2021.

Zhang estudió en la Universidad Nankai de Tianjin, donde conoció a su mujer. Se especializó en Microelectrónica antes de pasarse a Ingeniería de Software. En 2006, se convirtió en el quinto empleado del portal de viajes Kuxun; como director técnico, luego tendría 40-50 personas a su cargo. Su curiosidad y ambición le hacían participar en las discusiones sobre el producto, aunque solo fuera responsable de la parte tecnológica. También le gustaba acompañar al jefe de ventas en sus encuentros con los clientes.

Fichó por Microsoft en 2008, pero pronto se sintió ahogado por sus normas corporativas. Se marchó a la startup Fanfou, una imitación de Twitter que no funcionó (su creador, Wang Xing, fundaría luego la exitosa Meituan, de ecommerce y reparto a domicilio). Al año siguiente, cuando Expedia estaba a punto de adquirir Kuxun, Zhang se hizo cargo del negocio de búsquedas inmobiliarias de esta y creó 99fang.com, su primera empresa

Fundó ByteDance en 2012, en un piso en Pekín, y meses después lanzó el agregador de noticias Toutiao. La idea era ofrecer contenidos que no estuvieran mezclados con publicidad encubierta, como hacía el buscador Baidu. Le costó mucho lograr financiación, pero su éxito temprano captó a inversores como Sequoia Capital.

Zhang apuesta por la expansión global. En 2015, lanzó TikTok (conocida como Douyin en China). Fue un éxito instantáneo. Un año más tarde compró Musical.ly por 800 millones y la integró en TikTok. En 2018 comenzaron sus problemas con las autoridades, que cerraron su app Neihan Duanzi, dedicada al humor y los memes. Él se disculpó: “La app es incongruente con los principales valores socialistas y aplica de forma débil” el pensamiento de Xi Jinping; y prometió “profundizar en la cooperación” con el Partido Comunista.

En 2020, fue el Gobierno de EE UU el que lo calificó de “portavoz” de Pekín. El entonces presidente Donald Trump amenazó con prohibir TikTok en EE UU, a no ser que vendiera sus activos en el país a empresas locales; las negociaciones para ello, con empresas como Oracle, provocaron acusaciones de traición hacia Zhang en China. Esta situación se relajó con la elección de Joe Biden para la Casa Blanca, pero tanto republicanos como demócratas mantienen en el punto de mira a TikTok.

Para alejarse de la presión, en mayo de 2021 Zhang dijo que dejaría de ser CEO de ByteDance y que le sucedería su buen amigo y excompañero de piso Liang Rubo, también cofundador. Unos meses después dejó a su vez la presidencia del grupo. Al frente de TikTok está desde entonces Shou Zi Chew, exbanquero de Goldman Sachs, cuyo fichaje abrió la posibilidad, por ahora incierta, de que la red social salga a Bolsa.

ByteDance compró en agosto una de las mayores cadenas de hospitales privados chinas, y tiene intereses en educación o videojuegos, otros sectores en el punto de mira de Pekín. Son los peligros de ser ambicioso.

Una ‘rara avis’

Los directivos de TikTok, Zhang Jiming incluido en su momento, están obligados a grabar vídeos para su propia red; en caso de no cumplirlo, deben hacer abdominales.

La gestión de Zhang seguía el modelo de las tecnológicas de EE UU. Incluía reuniones bimensuales con grandes grupos de empleados. No debían llamarle jefe o CEO, como es habitual en China.

Kai Fu-Lee, jefe del capital riesgo de IA Sinovation Ventures, dice que Zhang es alguien con “voz suave pero carismático, lógico pero apasionado, joven pero sabio”.

Sobre la firma

Carlos Gómez Abajo
Licenciado en Físicas, máster en Periodismo UAM-El País y posgrado en Información Económica. Es redactor de Opinión de Cinco Días, y también ha escrito en Mercados y en la sección de ocio/lujo. Ha trabajado en el portal de noticias científicas Tendencias 21 y ha hecho traducciones, la mayoría de tipo económico.

Archivado En

_
_