_
_
_
_

Santander lanza su primer producto estructurado ESG con impacto medioambiental y social

Tiene el objetivo movilizar 120.000 millones en financiación verde entre 2019 y 2025

El responsable de Green Finance de Santander, Lucas Arangüena.
El responsable de Green Finance de Santander, Lucas Arangüena.
Ricardo Sobrino

Santander acelera en finanzas sostenibles. El banco ha lanzado su primer producto financiero estructurado ESG con la intención de proteger el capital de los clientes empresariales con una fuerte posición de tesorería y generar un impacto medioambiental y social positivo.

En concreto, el banco ha diseñado para una empresa aragonesa un producto estructurado que, por un lado, ofrece una rentabilidad mínima garantizada y, por otro, una remuneración adicional variable ligada a la evolución del índice Euro Stoxx 50 ESG X. Se trata de un índice que incluye empresas europeas con las puntuaciones ESG más altas y excluye a aquellas que no cumplen con estándares internacionales, como tabacaleras, empresas armamentísticas, de contratación militar o de carbón térmico.

Más allá del impacto sostenible de la inversión en las empresas con mejores calificaciones ESG, Santander se ha comprometido a reforestar más de 3,75 hectáreas en el término municipal de Albentosa (Teruel), próximo a la ubicación de la sede social de esta compañía, para generar un efecto positivo medioambiental adicional. El terreno, propiedad del ayuntamiento de la localidad, será reforestado con alrededor de 3.000 árboles para crear un bosque autóctono. Santander asumirá todos los costes. Para estas labores de reforestación se generará empleo adicional, de forma que el proyecto también tendrá un impacto social positivo.

Esta iniciativa está dirigida a potenciar el peso de las finanzas sostenibles dentro de la cartera del banco. Santander se ha fijado el objetivo de movilizar 120.000 millones de euros entre 2019 y 2025, y 220.000 millones de euros hasta 2030 en financiación verde.

El pasado mes de mayo el banco reorganizó su área de Green Finance para dotar de mayor peso su negocio de finanzas sostenibles. De esta forma, Santander agrupó bajo un mismo paraguas el negocio relacionado con la banca de inversión (emisión de bonos verdes o inversiones de capital) y la financiación sostenible que ofrece la banca comercial (productos de financiación verde). La entidad nombró responsable de esta área a Lucas Arangüena, que reporta directamente con el consejero delegado del banco.

Con el nombramiento de Arangüena, Santander se propuso un doble objetivo. El primero, desarrollar la infraestructura en la que se apoyará la financiación verde de todo el grupo. Con ello pretende incorporar el sistema de clasificación de finanzas sostenibles (SFCS), fortalecer el sistema de control que evalúe y gestione el riesgo de green washing, y aplicar una estrategia de datos para medir y monitorizar el desarrollo del negocio.

El segundo objetivo es el de aumentar el negocio de green finance, con nuevos productos como el estructurado que acaba de diseñar. Aunque se ha realizado de manera ad hoc para una compañía en particular, la intención de Santander es poder venderlo a más clientes empresariales como parte de su portafolio.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Ricardo Sobrino
Graduado en filología italiana y en periodismo. Redactor de la sección Empresas especializado en información bancaria y finanzas. Canterano de CincoDías, se incorporó al periódico en verano de 2018.

Más información

Archivado En

_
_