Santander reordena el área de Green Finance y pone al frente a Lucas Arangüena

Supervisará los negocios verdes tanto en banca de inversión como en banca comercial

Reportará directamente con el consejero delegado

El responsable de Green Finance de Santander, Lucas Arangüena.
El responsable de Green Finance de Santander, Lucas Arangüena.

Santander ha dado un paso estratégico para dotar de mayor peso su negocio de finanzas sostenibles dentro del organigrama del grupo. La entidad ha creado el puesto de responsable de Green Finance, que unificará bajo un mismo paraguas el negocio relacionado con la banca de inversión (emisión de bonos verdes o inversiones de capital) y la financiación sostenible que ofrece la banca comercial (productos de financiación verde). Wealth Management y Digital Consumer Bank seguirán desarrollando su estrategia verde como hasta ahora.

Al frente del cargo estará Lucas Arangüena, hasta ahora responsable Santander Corporate & Investment Banking ESG, que mantendrá sus actuales funciones y reportará directamente con el consejero delegado. Además, informará periódicamente al Comité de Dirección, al Foro de Banca Responsable y a la Comisión de Banca Responsable, Sostenibilidad y Cultura del Consejo.

En un comunicado dirigido a la plantilla, firmado por José Antonio Álvarez, el consejero delegado del banco, se detalla que el puesto se ha creado "para integrar la financiación verde con mayor rapidez, garantizar la coherencia y aprovechar al máximo la escala del grupo". Igualmente, explica que el nuevo cargo de Arangüena tendrá dos prioridades. Por un lado, desarrollar la infraestructura en la que se apoyará la financiación verde de todo el grupo. Para ello, deberá incorporar el sistema de clasificación de finanzas sostenibles (SFCS), fortalecer el sistema de control que evalúe y gestione el riesgo de green washing, y aplicar una estrategia de datos para medir y monitorizar el desarrollo del negocio.

La otra prioridad es la de aumentar el negocio de Green Finance. En ese sentido, deberá definir la estrategia comercial del grupo "ofreciendo a nuestros clientes la mejor propuesta de valor y desplegando equipos especializados que nos ayuden a aprovechar esta oportunidad", señala el comunicado.

Negocio en crecimiento

Con la creación de la figura del responsable de Green Finance, Santander refuerza la posición de la financiación verde dentro de la estructura del grupo. Y es que, la sostenibilidad es un área de negocio estratégico y en pleno crecimiento. Santander tiene el compromiso de movilizar 120.000 millones de euros en financiación sostenible hasta 2025 y 220.000 millones hasta 2030.

Además, con el programa de fondos Next Generation de la UE está previsto que se impulse la financiación a particulares y empresas para proyectos de instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo, compra de vehículos eléctricos o mejora de la eficiencia energética.

"Nuestro objetivo es estar entre los líderes mundiales en Green Finance. El cambio climático es una emergencia global y el mayor reto a largo plazo al que se enfrenta la humanidad. Como banco global, estamos comprometidos para jugar un papel relevante ante este desafío. Debemos apoyar a nuestros 155 millones de clientes en su transición hacia una economía baja en carbono, asesorándoles y ofreciéndoles productos, servicios y soluciones de negocio", señala el consejero delegado del banco en su comunicado.

Santander tiene en su compromiso de banca responsable otros objetivos como lograr la inclusión financiera de más de 10 millones de personas hasta 2025, que el 100% de la energía que utilice proceda de fuentes renovables para 2025. El banco, que desde 2020 es neutro en carbono en sus propias operaciones, ha logrado también eliminar al 100% los plásticos innecesarios de un solo uso en sus oficinas y edificios.

Normas
Entra en El País para participar