_
_
_
_
Clasificación mundial por capitalización

Las tecnológicas resisten en lo alto del ranking de empresas más valiosas

Apple se consolida en el primer puesto pese a dejarse 874.469 millones de dólares Meta se desploma y Aramco alcanza la segunda plaza

Fernando Belinchón
Ranking de empresas por valor en Bolsa
Pulsar el gráfico para ampliar

Contra lo que cabría esperar, la lista de 50 mayores empresas del mundo por su valor en Bolsa no ha cambiado de reyes. El sector tecnológico continúa liderando el ranking un año más pese a toda la incertidumbre que le ha rodeado. En un 2022 marcado por la guerra y una alta inflación, las dudas han sido generalizadas en los mercados. El sector tecnológico ha tenido que hacer frente a la difícil tarea añadida de regresar a la normalidad tras su época dorada de la pandemia. El aterrizaje ha sido duro. Algunas de las empresas de tecnología han resistido en la clasificación y otras no, pero todas ellas han pagado un alto precio.

En concreto, sumando las pérdidas de capitalización bursátil de Apple, Microsoft, Alphabet, Amazon y Meta en el último año, se obtiene una cifra que ronda los 4 billones de dólares. Este elevado montante, casi tres veces el PIB de España, supone el 59,8% del total de disminución de valor bursátil que han experimentado las 50 mayores empresas del mundo en conjunto. El 27 de diciembre de 2022, este selecto club de 50 compañías valía en conjunto 6,69 billones de dólares menos que en ese mismo día de 2021.

Hay cosas que no han cambiado. En lo más alto sigue Apple. La firma estadounidense ha visto a finales de año cómo las protestas por la política de cero Covid junto con problemas de pagos de salarios en su principal proveedor, la china Foxconn, ponían a la vista las costuras de la cadena de suministro de la compañía de la manzana. Hasta el martes, Apple se había dejado en 2022 un 28% de su capitalización. Eso no impidió que la empresa de Cupertino todavía amasase un valor en Bolsa superior a los 2 billones de dólares. Sin embargo, vale 874.469 millones de dólares menos que hace un año.

De cerca le siguen Aramco y Microsoft. La saudí, aunque forma parte de uno de los sectores que claramente han salido ganando este 2022 como es el petrolero, pierde cerca del 1% de su capitalización mientras que la empresa detrás del sistema operativo más usado se deja en el año el 29% de su valor.

El buen ejercicio para las petroleras queda patente al analizar la evolución del resto de integrantes del sector que conforman el ranking. Exxon, Chevron y Shell han remontado más de 30 puestos en los tres casos. Con todo, no han sido las escaladas más meteóricas. El brazo de inversiones corporativas de Emiratos Árabes Unidos, International Holding Company, se ha colocado en la posición número 35. Esto significa que ha remontado 187 puestos desde su lugar de 2021. En el año el precio de sus títulos sube un 169%.

Por países

Estados Unidos continúa siendo la nación con más representantes en la lista de las 50 más valiosas. De todas ellas, 31 tienen origen estadounidense. China es la segunda nación con más embajadores aquí al contar con cuatro (Tencent, Kweichow Moutai, Alibaba e ICBC). Por su parte, en Europa, Suiza tiene tres (Nestlé, Roche y Novartis), más que las dos de Reino Unido (AstraZeneca y Shell) y Francia (LVMH y L’Oréal) o Países Bajos (con ASML como único gigante).

Llama la atención la llegada de Reliance Industries a la lista. Se trata de la primera vez que una empresa de origen indio entra en ella. Este conglomerado se dedica, entre otras actividades, a proveer electricidad dentro del país. El crecimiento poblacional de Asia impulsa la pujanza de las empresas de la zona. Es el caso de India, que este 2023, se espera que, incluso, supere a China en población total. Reliance se anota un alza del entorno del 7% en 2022.

Por sectores

La tecnología es el grupo más numeroso, con 15 firmas. Le sigue el consumo, con 12; la salud, con 11; el financiero, con 5; las petroleras, con 4; la automoción, con 2, y el energético, con la cotizada de India.

Pero ser el más numeroso no significa ser el más pujante. Este honor queda reservado para el anteriormente mencionado petróleo y también para el sector de la salud, que este 2022 todavía se ha beneficiado del efecto del Covid, una enfermedad que se resiste a desaparecer y que ha vuelto a atacar con fuerza en China. Nombres como United Health Group (puesto 7), Johnson & Johnson (8), Eli Lilly (19) o Roche (32) son algunos de los representantes del sector salud.

Sobre lo que cabe esperar este 2023, reflexiona José Manuel Corrales, profesor de Economía y Empresa de la Universidad Europea. “La alta inflación y el bajo crecimiento hacen de 2022 uno de los peores años para la economía mundial desde que empezó el siglo XXI. El impacto de la guerra de Ucrania, los anuncios de despidos y recortes en las grandes compañías tecnológicas son solo algunos de los acontecimientos negativos que habrá que enfrentar en 2023”, recapitula.

“Las perspectivas para los próximos meses no resultan halagüeñas, con recesiones en muchos países, una crisis energética que no ve fin y una subida de tipos de interés que continuará hasta que la inflación esté controlada, y que condicionará la marcha de la economía a uno y otro lado del Atlántico. Tras la política expansiva de los últimos años, en la que el BCE llegó a situar el precio oficial del dinero en terreno negativo, su Consejo de Gobierno ha decidido incrementarlo cuatro veces en cinco meses, hasta situar el tipo de referencia en el 2,5%. Por su parte, la Reserva Federal de EE UU acumula siete subidas y en la última reunión del año decidió elevar el precio oficial del dólar en medio punto para situarlo en una horquilla de entre el 4,25% y el 4,50%”, recalca Corrales. 

La debacle de Zuckerberg y Musk

Meta

El ranking de capitalización es una buena foto de la situación de las empresas. Meta, la matriz de Facebook, ha registrado el peor rendimiento de una empresa del ranking. En un año se ha dejado más de 647.000 millones de dólares tras su caída del 65% en Bolsa, perdiendo con esto 21 puestos. Este mal desempeño es el reflejo, sobre todo, de las dudas que genera el giro hacia el metaverso, una tecnología que no ha terminado de despegar todavía.

Tesla

El crecimiento meteórico de la automovilística eléctrica por excelencia se ha visto truncado este año. El recalentamiento por los niveles a los que llegó a cotizar, sumado a la incursión de Musk en ­Twitter, ha pasado factura en forma de un frenazo del 68% en su capitalización. Musk ha estado usando Tesla como una fuente de ingresos con los que cubrir las pérdidas de ­Twitter. En concreto, el magnate vendió acciones por valor de 8.500 millones de dólares en abril y otros 6.900 millones de dólares en títulos en agosto. Más recientemente, en noviembre, vendió el equivalente a 3.950 millones de dólares, y en diciembre se desprendió de 22 millones de títulos adicionales que equivalían a 3.580 millones de dólares. En total, las ventas superaron los 22.930 millones de dólares.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Fernando Belinchón
Madrid. 1994. Máster en periodismo económico por la Universidad Rey Juan Carlos. Redactor de la Mesa Web de CincoDías. En el periódico desde 2016.

Más información

Archivado En

_
_