Cabify invertirá 82 millones en la compra de 1.400 coches eléctricos

La compañía española recibe un préstamo de 40 millones del BEI para electrificar su flota

Juan de Antonio, presidente ejecutivo de Cabify, y el representante de actividades de innovación del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Alessandro Izzo.
Juan de Antonio, presidente ejecutivo de Cabify, y el representante de actividades de innovación del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Alessandro Izzo.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha concedido un préstamo de 40 millones de euros a Cabify para que la compañía electrifique su flota de vehículos en España. El préstamo cubrirá casi la mitad del proyecto (en total son 82 millones), que contemplará la adquisición de 1.400 coches eléctricos y la instalación de los puntos de recarga necesarios para abastecer a estos vehículos. "Hay que hacer una fuerte inversión en cargadores rápidos, ya que no hay mucha infraestructura", ha dicho este lunes Juan de Antonio, presidente ejecutivo de Cabify.

El objetivo de la compañía es tener una flota de cero emisiones en España en 2025 y en Latinoamérica en 2030 (donde está presente en países como México, Argentina o Colombia). De Antonio ha señalado que para cumplir ese objetivo, la empresa busca no solo tener coches eléctricos sino que la energía que estos usen sea verde.

"En Cabify estamos comprometidos con acelerar la transición hacia una movilidad más sostenible y responsable con el planeta en todos los mercados en los que operamos. Este es nuestro propósito, hacer de las ciudades mejores lugares para vivir, y la movilidad sostenible es clave para que esto suceda. La descarbonización de nuestra flota en España juega un papel clave en este compromiso, y el apoyo del BEI demuestra el impacto estratégico de este progreso", ha indicado De Antonio.

A su vez, la compañía ha explicado que, en su búsqueda de las cero emisiones, no descarta ninguna tecnología, incluyendo el hidrógeno. De hecho, Cabify ya tiene cuatro Toyota Mirai circulando en España, los cuales se cargan en una hidrogenera de Enagás en Madrid. El problema de este tipo de vehículos es la escasa infraestructura de repostaje, practicamente inexistente en España salvo por algunas iniciativas privadas.

En cuanto a las condiciones del préstamo, la empresa española no ha dado detalles al respecto, ya que "es algo confidencial", aunque ha asegurado que "no exige un importante pago de intereses". "La inversión en transporte sostenible se traduce en infraestructuras más ecológicas para un futuro sin combustibles fósiles. El préstamo del BEI contribuye a alcanzar el objetivo de descarbonización de Cabify en España", ha añadido Ricardo Mourinho, vicepresidente del BEI.

Por otra parte, el presidente ejecutivo de Cabify ha evitado hacer comentarios sobre el pronunciamiento del abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) Maciej Szpunar, quien se mostró contrario a la limitación del número de vehículos de transporte con conductor (VTC). Szpunar concluyó la semana pasada que la limitación a una licencia de VTC por cada 30 de taxi en el área metropolitana de Barcelona viola la libertad de establecimiento, lo que supone un espaldarazo tanto para Cabify como para el conjunto del sector VTC.

Si bien no es concluyente, el TJUE suele dictar sentencia en el mismo sentido que el pronunciamiento del abogado de la UE. "Esperaremos a tener la sentencia del tribunal para hacer comentarios", ha dicho De Antonio.

Normas
Entra en El País para participar