Amancio Ortega invierte un récord de 2.760 millones en ladrillo este año

Adquiere un rascacielos de viviendas en Seattle por 300 millones. Aún negocia destinar otros 550 millones para hacerse con la sede europea de Meta

Amancio Ortega, en 2017.
Amancio Ortega, en 2017.

Año récord de inversiones en ladrillo de Amancio Ortega. El fundador y máximo accionista de Inditex lleva invertidos alrededor de 2.760 millones de euros este año a través de Pontegadea, según los cálculos de este diario con la información desvelada de sus grandes operaciones. Su última adquisición conocida ha sido la de un rascacielos de lujo en Seattle (EE UU) por alrededor de 300 millones de euros, según se supo ayer. Nunca, hasta ahora, había invertido tanto en un mismo año.

El último trofeo para el empresario gallego ha sido la torre Kiara en Seattle. Es su segunda incursión en el residencial en alquiler, después de que en octubre cerrara también en el mercado estadounidense la compra de la torre 19 Dutch en Manhattan, por la que pagó casi 500 millones.

De esta forma, Pontegadea sigue reforzándose en EE UU, un mercado estable, además de diversificar su portafolio reforzando la pata residencial, ya que esta inmobiliaria tradicionalmente ha invertido en edificios de oficinas y locales en los principales ejes comerciales, además de hoteles.

A la adquisición del edificio Kiara y de 19 Dutch en Manhattan (primera operación en el negocio de la vivienda de lujo para alquiler), hay que sumar la fuerte apuesta por la logística en EE UU. A través de su family office Pontegadea, el multimillonario protagonizó su mayor inversión histórica al hacerse en los últimos meses con siete centros logísticos en los estados norteamericanos de Pensilvania, Wisconsin, Tennessee, Carolina del Sur, Virginia y Texas, por los que desembolsó alrededor de 900 millones a la inmobiliaria Realty Income Corp. Esas naves están alquiladas a operadores como Amazon, Home Depot, Nestlé o Fedex, entre otros.

Además, entre la frenética actividad de Pontegadea de este año se encuentra también el interés por la sede europea de Meta (Facebook, WhatsApp e Instagram), ubicada en Dublín. En septiembre se supo que negocia adquirir ese complejo de oficinas por 550 millones, pero la operación todavía no se ha cerrado.

Su mayor compra

Ortega ya comenzó el año pisando fuerte. En enero protagonizó su mayor adquisición en un solo activo, al hacerse con el complejo de oficinas Royal Bank Plaza, ubicado en el centro de Toronto (Canadá), por unos 1.150 millones de dólares canadienses, algo más de 800 millones de euros al cambio de entonces. El family office adquirió este activo a dos fondos de pensiones canadienses. En concreto, al de los empleados municipales de Ontario y al Canada Pension Plan Investment Board.

En abril, Pontegadea apostó por Escocia al adquirir en el centro de Glasgow un edificio de oficinas en construcción por cerca de 240 millones.

La fuerte inversión de Ortega coincide con el mayor dividendo de la historia de Inditex, grupo del que controla un 59,294% del capital. El grupo textil ha repartido 2.898 millones en 2022 entre sus accionistas, de los que 1.718 millones han ido al fundador de Zara, quien realiza las compras inmobiliarias básicamente con recursos propios y solo circunstancialmente y en una pequeña proporción, financia con crédito parte de la compra de edificios. Además, reinvierte una relevante porción de las ganancias de la propia Pontegadea. El pasado año, esta inmobiliaria obtuvo 647 millones en ingresos por rentas.

Otros activos

Aunque la gran parte de los dividendos los reinvierte en activos inmobiliarios destinados al arrendamiento, últimamente también ha diversificado en energías renovables y en telecomunicaciones. A finales de julio se supo que había invertido 27 millones para tomar el control del 49% del complejo fotovoltaico Kappa, operado por Repsol en Manzanares (Ciudad Real). En la misma fecha, adquirió un 5% del capital de Enagás Renovable, por 3,5 millones.

Gracias a estas compras, Pontegadea se ha convertido en la mayor inmobiliaria del país por activos por delante de Merlin y Colonial. A cierre de 2021, ese portfolio alcanzó una valoración de 15.264 millones, su tasación más elevada, con un crecimiento interanual del 8,4%. Previsiblemente, habrá que sumar a su cartera los 2.760 millones de inversión de este año.

El empresario, con una fortuna valorada en 63.100 millones según Forbes, ha apostado históricamente para sus compras inmobiliarias por activos singulares, de gran tamaño y bien ubicados en las principales ciudades del mundo, como es el caso de su nuevo trofeo en Seattle.

Desde el año del inicio de la pandemia, la inversión de Pontegadea había sido más modesta. 2020 fue un año sin inversiones conocidas y en 2021 aceleró con más de 450 millones desembolsados, aunque vendió por 710 millones su participación en las torres de Telxius. Ese año entró en renovables al hacerse con el 49% del parque eólico Delta de Repsol por 245 millones.

El año anterior, 2019, fue, sin embargo, muy fructífero para el empresario, ya que gastó más de 2.000 millones en activos en Londres y, precisamente, en Seattle.

La compra de Kiara

La torre que Ortega adquiere ahora tiene 41 plantas y está ubicada al norte del centro de Seattle, en el 111 de Terry Avenue. El edificio dispone de 461 apartamentos destinados al alquiler, que incluyen pisos de uno a tres dormitorios. El rascacielos fue diseñado por el estudio Weber Thompson y terminado en 2018. Desde 2020 estaba en manos del fondo canadiense Oxford Properties Group, que lo compró por alrededor de 320 millones de dólares (301 millones de euros, al cambio actual), según informa el medio local The Registry. Además, dispone de una zona comercial de 1.500 metros cuadrados.

El vendedor del edificio Kiara es ese fondo de Toronto con presencia multinacional y que gestiona 82.000 millones de dólares en activos inmobiliarios, con capital fundamentalmente del fondo de pensiones canadiense Omers, vinculado a los funcionarios de Ontario.

Otra adquisición relevante de Pontegadea en Seattle

Amazon. No es la primera vez que Ortega desembarca en Seattle. El fundador de Inditex se convirtió en casero de Amazon en esa ciudad al comprar parte del cuartel general del gigante del comercio electrónico en el complejo Troy Block, por alrededor de 655 millones de euros. Entonces el vendedor fue USAA Real Estate, la rama inmobiliaria de la aseguradora ligada al Ejército de EE UU.

Meta. Dos años más tarde, pagó a Vulcan (la inmobiliaria creada por Paul Allen, el ya fallecido cofundador de Microsoft) alrededor de 380 millones por Arbor Blocks para convertirse en el casero de Meta.

Normas
Entra en El País para participar