Riesgos

Lagarde reclama “provisiones prudentes a la banca” y más acción a los reguladores

Pide una regulación integral en los criptoactivos que vigile los vínculos con la banca

El análisis del riesgo sistémico ve elevada la posibilidad de caída brusca de precios de los activos

La presidenta del BCE, Christine Lagarde
La presidenta del BCE, Christine Lagarde Reuters

Lo único constante es el cambio. Christine Lagarde, presidenta del BCE, ha citado hoy al filósofo griego Heráclito para ilustrar la época convulsa que atraviesan la economía y el sistema financiero de la zona euro. Guerra en Ucrania, crisis energética y derrumbe de los criptoactivos son algunos de los riesgos, con potencial de contagio sistémico, que ha citado la banquera y frente a los que ha reclamado prudencia por parte de los bancos y también flexibilidad y agilidad a los reguladores y supervisores para hacerles frente.

La presidenta del BCE ha lanzado este llamamiento en la intervención de apertura de la conferencia anual que celebra hoy la Junta Europea de Riesgo Sistémico, el organismo que vela por la estabilidad financiera de la zona euro y que también preside Lagarde. "Para garantizar la estabilidad, el sistema financiero debe ser capaz de capear los rápidos cambios que producen las perturbaciones. Y los reguladores y supervisores deben adaptarse a un panorama económico en constante cambio si quieren seguir salvaguardando eficazmente el sistema financiero", ha señalado la banquera francesa.

Lagarde ha recordado que el pasado septiembre la Junta Europea de Riesgo Sistémico ya lanzó una “alerta general”, la primera de esa magnitud emitida por este organismo desde su creación en 2010, “reflejo de los tiempos excepcionales en los que vivImos”.

En su análisis más reciente, publicado hoy, la JERS destaca que los riesgos para la estabilidad financiera se han agravado en los últimos meses, reflejo de cómo la persistente inflación y el endurecimiento de la financiación están impactando en la economía. El organismo advierte además que “los riesgos para la estabilidad financiera derivados de una posible corrección brusca de los precios de los activos siguen siendo elevados”.

La banca es pieza fundamental en el objetivo de preservar la estabilidad financiera y si bien la presidenta del BCE ha reconocido que su situación es de lejos mucho más sólida que en 2008, cuando su debilidad contribuyó a amplificar la crisis, ha insistido en reclamar prudencia al sector ante la incertidumbre actual.

La solidez de la banca europea durante la pandemia hizo que el sector financiero fuera parte de la solución, y no del problema, al facilitar que siguiera fluyendo el crédito. “Pero ante el debilitamiento de las perspectivas económicas actuales, no hay motivos para la complacencia”, ha advertido. En este siendo ha insistido en reclamar a la banca que haga las provisiones adecuadas y desarrolle una “planificación prudente del capital”, en alusión al pago de dividendos. “Deben estar atentos al riesgo de crédito y permanecer alerta ante posibles fallos en sus modelos internos a medida que evoluciona el entorno de riesgo”, ha recordado.

La presidenta del BCE también ha aludido al potencial riesgo sistémico que entrañan las instituciones no financieras, como los fondos monetarios, que ya crearon una fuerte inestabilidad en marzo de 2020, en el estallido de la pandemia. “Es crucial que la revisión por parte de la Comisión Europea del marco macroprudencial del sistema bancario siga adelante lo antes posible”, ha advertido. Una revisión que incluye precisamente acciones legislativas sobre el mercado monetario, respecto al que la JERS ya ha advertido en varias ocasiones de sus vulnerabilidades.

Pero el llamamiento de Lagarde a los reguladores ha puesto también el foco, con interés, en los criptoactivos, ahora en el disparadero con el colapso de la plataforma de intermediación FTX, que ha dejado absolutamente desprotegidos a clientes y acreedores."Los criptoactivos son excepcionalmente volátiles y plantean riesgos considerables para los consumidores. Los responsables políticos, incluidas las autoridades macroprudenciales, deben considerar detenidamente si es necesario regular el ecosistema de las criptomonedas y de qué manera", ha sentenciado Lagarde. 

Ha recordado que el reglamento comunitario MiCA (por sus siglas en inglés), cuya aprobación en el Parlamento Europeo está prevista para febrero de 2023, es un “marco consistente” para la industria de los criptoactivos. Sin embargo, Lagarde ha pedido ir más allá y y abordar la regulación de los criptoactivos desde “varias dimensiones”, incluyendo la conexión de los bancos con los activos digitales y su exposición a este mercado. En su opinión, MiCA  "sólo puede ser un primer paso. Desde la perspectiva de la estabilidad financiera, la regulación financiera podría mejorarse en varias dimensiones"

 

 

Punto de inflexión alarmante en el mercado inmobiliario

La Junta Europea de Riesgo Sistémico vigila de cerca el mercado inmobiliario y ha detectado “evidencias de que el ciclo inmobiliario de varios países de la UE podría estar alcanzando un punto de inflexión por el pronunciado incremento de los tipos de interés de las hipotecas desde el inicio de año y el deterioro de la perspectiva macroeconómica”. Advierte de hecho que los datos de transacciones inmobiliarias y la menor intención de los hogares de comprar una vivienda sugieren que está creciendo la probabilidad de que los precios bajen en el futuro.

Normas
Entra en El País para participar