El Brent consolida su enfriamiento y cae por debajo de los 80 dólares

El barril de crudo de referencia en Europa ha cerrado la jornada en los 79,38 dólares

Refinería de petróleo.
Refinería de petróleo.

El petróleo acelera su debilidad. El barril de Brent cotiza por debajo de los 80 dólares (ha cerrado la jornada del martes en los 79,38 dólares) y se sitúa en mínimos anuales, muy lejos de los 121 que llegó a superar el pasado mes de junio. Su cotización va rumbo a dejar atrás las subidas anuales para embarcarse en el terreno de las caídas en un ejercicio en el que la escalada de los precios del gas natural y del petróleo hizo saltar las alarmas de los bancos centrales por la subida descontrolada de la inflación.

El mercado de petróleo está digiriendo aún el impacto del veto de los países occidentales a las importaciones de crudo ruso y a la fijación de un precio máximo para el petróleo comercializado por mar. El pasado viernes los países de la Unión Europea acordaron fijar en 60 dólares el tope máximo para el oro negro ruso, una decisión con la que pretenden asfixiar económicamente a Moscú pero al mismo tiempo no reducir la producción de petróleo mundial.

Así, el retroceso en el precio del Brent de este martes alienta la efectividad de la medida. De hecho, el barril está en mínimos de año, con valores no registrados desde la primera quincena de enero.

La respuesta del Gobierno de Vládimir Putin a la ofensiva de Occidente no se ha hecho esperar. Rusia planea crear e introducir antes de fin de año un mecanismo que prohibirá a las empresas rusas la venta de petróleo bajo el tope de 60 dólares por barril, según ha informado este martes el viceprimer ministro Alexander Novak.

"Actualmente estamos discutiendo, ajustando la decisión, abordándola con las empresas", ha detallado Novak. El viceprimer ministro ha explicado que Rusia mantendrá la producción de petróleo en diciembre al nivel de noviembre, pese al tope y el embargo comunitario al crudo ruso suministrado por mar.

De acuerdo con Novak, la producción de crudo ruso aumentó un 2,2% entre enero y noviembre de 2022 a 488 millones de toneladas, y aunque admitió que Rusia puede reducir la producción de crudo más adelante, aseguró que no será un recorte importante. "El petróleo ruso tiene demanda en los mercados mundiales, el petróleo encontrará a sus compradores. Rusia es el mayor proveedor mundial de petróleo para los mercados energéticos mundiales. El petróleo ruso siempre ha tenido demanda y la tendrá. Sí, cadenas y mecanismos logísticos cambiarán ahora. Sin embargo, no vemos ninguna tragedia en esto", recalcó.

Normas
Entra en El País para participar