Barceló irrumpe en la venta de Hotelatelier con una oferta de 200 millones de euros

La firma cuenta con 35 hoteles de las marcas Petit Palace e ICON. La hotelera balear pugnará con otras dos ofertas de fondos franceses.

Raúl González, consejero delegado de Barceló Hotels & Resorts.
Raúl González, consejero delegado de Barceló Hotels & Resorts.

Una de las grandes operaciones de venta de hoteles está a punto de cerrarse con un invitado inesperado. Hotelatelier, la operadora de los hoteles Petit Palace e Icon, va a cambiar de manos y en la mesa, según fuentes conocedoras de la operación, ya solo quedan tres candidatos.

Se trata de Barceló, la segunda hotelera española con 278 hoteles urbanos y vacacionales que suman 62.000 habitaciones, y otros dos fondos franceses. Fuentes cercanas al proceso recalcan que ha habido hasta ocho ofertas diferentes por la operadora, que han ido cayéndose del proceso al no cumplir con las expectativas de los propietarios, que pretendían obtener 230 millones de euros por la venta. Desde Barceló rehusaron hacer ningún comentario a la información.

Esas mismas fuentes recalcan que una de las ofertas, en la que iban de la mano un fondo y un operador extranjeros, fracasó ya que no superaba los 190 millones de euros, pero que el acuerdo finalmente se podría cerrar por una cifra cercana a los 200 millones de euros, ya que la operación debe estar concluida antes de final de año, tal y como se han marcado los propietarios. Los principales inversores de Hotelatelier son el fondo franco-belga Kartesia Securities y tres “family office”: Kias Investments de la inmobiliaria sueca Stahl, Miño de Seguros Santa Lucía, e Inversiones El Piles de la familia asturiana Arrojo.

La cartera a la venta está compuesta por 35 hoteles, 28 de la marca Petit Palace y 7 de la marca Icon, de los que 19 están situados en Madrid. Todos los hoteles están ubicados en localizaciones céntricas y mientras que los de la marca Petit Palace son denominados como hoteles boutique modernos, los de la marca ICON se publicitan como hoteles de autor.

En el caso de Barceló, la compra serviría para reforzar su cartera urbana, compuesta por 64 hoteles, de los que 34 están situados en España y otros 30 en el extranjero, especialmente en Madrid, donde apenas cuenta con cinco activos (Torre de Madrid, Imagine, Occidental Aranjuez, Occidental Castellana Norte y Barceló Emperatriz). Una cifra que se antoja corta ante la fuerte demanda generada por el destino, que ha propiciado el desembarco de marcas de lujo como Four Seasons, Hyatt o Marriott y la fiebre inversora de otras muchas cadenas por hacerse un hueco en la codiciada planta hotelera de Madrid. Solo en los tres primeros trimestres de 2022 han abierto establecimientos en la capital Thompson (Hyatt), Madrid Edition o JW Marriott (Marriott) u Ocean Drive.

Las mismas fuentes consultadas recalcan que uno de los fondos franceses podría ir de la mano de un operador de hoteles como B&B. De este modo, todos los indicios apuntan al fondo francés Corum AM, que gestiona más de 3.500 millones de euros en activos (retail, oficinas y hoteles) en 14 países, entre ellos España. El interés de Corum en Hotelatelier pasaría por adquirir en propiedad la cartera y ceder parte de la operación a la cadena francesa B&B. Una operación que ya han repetido al menos en dos ocasiones. En 2017, en plena desinversión del ladrillo, B&B vendió ocho de sus hoteles en España, que siguió operando, a Corum AM por 30 millones. Dos años después vendió otro hotel en Villadecans (Barcelona) al fondo francés.

Fue una de las empresas que no fue rescatada por la SEPI

Pandemia. El turismo fue uno de los sectores más perjudicados por la pandemia y gran parte de los 3.255 millones ejecutados del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, gestionado por la SEPI, fue a parar a empresas turísticas. Entre los mayores rescates figuran los de Air Europa (475 millones) y Hotusa (325 millones).

Rechazada. Seis peticiones de auxilio financiero fueron rechazadas al no cumplir los criterios de la SEPI. Entre ellas estuvo Hotelatelier, que solicitó 25 millones de euros. Entre las demandas denegadas también se encontraba Room Mate, que pidió 52 millones de euros y al no obtenerlos presentó concurso de acreedores.

Normas
Entra en El País para participar