Noticia patrocinada

Neotalent revela en cuatro claves cómo retener el talento tecnológico

Los profesionales necesitan movilidad interna, un buen entorno de trabajo, un plan de desarrollo de carrera y buena comunicación con la empresa

Neotalent revela en cuatro claves cómo retener el talento tecnológico

La tecnología se ha vuelto una parte intrínseca de nuestras vidas y nos acompañan en nuestro día a día. En un mercado donde los profesionales de la tecnología son cada vez más demandados y escasos, la retención de este tipo de empleados se ha vuelto aún más importante para conservar el conocimiento en base a su experiencia.

Cualquier empresa de consultoría en Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TICs) debe enfocarse en ser una empresa atractiva e innovadora. “Para formar equipos fuertes y duraderos, debemos hacer hincapié en las relaciones que establecemos con los empleados, siempre con miras a evitar su fuga y apuntalar su retención”, señala Juan Carlos Villatoro, Country Manager en España de la consultora Neotalent, empresa del grupo Novabase especializada en la captación y gestión de talento.

“El objetivo es mantener el vínculo entre la empresa y el trabajador activo, lo que nos permitirá ampliar los conocimientos técnicos de la empresa, responder mejor a las necesidades de nuestros clientes y, en consecuencia, hacer evolucionar el negocio”, añade Juan Carlos Villatoro.

El vínculo entre empresa y trabajador es esencial para mejorar la atención al cliente y hacer evolucionar el negocio

Contar con un equipo técnico involucrado y unido, permite que los profesionales profundicen en sus conocimientos y se acostumbren al estilo de trabajo, a la vez que se especializan tanto en las tecnologías existentes como en las nuevas vayan surgiendo. “Con una base sólida de talento interno, podemos avanzar y crecer juntos”, asegura Villatoro.

En la industria de las TICs, la retención del talento resulta crucial no solo por la potencial pérdida de este, sino también “por el impacto que genera la rotación, la pérdida de conocimiento o el tiempo dedicado a buscar otros perfiles”, relatan desde la compañía.

Cómo evitar fugas

Teniendo en cuenta estas premisas ¿qué puede hacer una empresa para retener mejor su talento tecnológico. Desde Neotalent apuntan cuatro claves.

La primera sería permitir la movilidad interna. El objetivo es que los empleados no busquen oportunidades de crecimiento fuera de la empresa, “debemos ofrecerlas dentro. El primer punto es disponer de condiciones competitivas en relación con el mercado (salario, teletrabajo, prestaciones sociales...), y sobre todo cierta flexibilidad para que estas condiciones se adapten lo máximo posible a los intereses individuales de cada una de las partes. Necesitamos ofrecerles seguridad y comodidad”;  destaca Juan Carlos Villatoro.

La segunda clave es asegurar un buen ambiente de trabajo. “Es esencial crear un entorno de trabajo adecuado, promovido desde la dirección, para tener un equipo cohesionado”, añade el portavoz de Neotalent y concluye que compartir la misión de la empresa con el equipo, para que todos trabajen con un único propósito en mente, es importante para mantener la plantilla unida y motivada.

El tercer punto a tener en cuenta para evitar fugas de talento es definir trayectorias profesionales personalizadas. “Elaborar un plan de carrera que permita a los empleados seguir evolucionando profesionalmente, para que den lo mejor de sí en cada objetivo a superar es fundamental”, enfatiza el portavoz de Neotalent. Para algunos puede ser trabajar con nuevas tecnologías, para otros asumir mayores responsabilidades de equipo o incluso cambiar roles para probar nuevas áreas.

La última recomendación de Neotalent, pero no menos importante es mantener una comunicación fluida. “Es imprescindible, así como dar un seguimiento personalizado a cada uno de nuestros empleados. Esto nos ayuda a conocer sus necesidades y motivaciones, haciéndoles sentir parte de la empresa y de su cultura”, explica Juan Carlos Villatoro.

La preocupación por parte de la empresa de los problemas de sus trabajadores repercute directamente en su relación con esta, en su motivación para el trabajo y, en consecuencia, en la productividad.

En definitiva, “debemos transformar la experiencia del talento tecnológico en un viaje de constante oportunidad de mejora. Ya sea tanto aprendiendo nuevas tecnologías o metodologías en su último proyecto como entrenando nuevas habilidades, ya sean sociales o técnicas. Lo más importante es brindar una experiencia verdaderamente enriquecedora a los empleados”, recuerdan desde la compañía.

Para concluir, Neotalent advierte que el teletrabajo se ha convertido en una parte muy importante del llamado salario emocional, superando en muchas ocasiones incluso al económico. “Es por ello que cualquier empresa debería invertir en este componente salarial, permitiendo una mayor flexibilidad en cuanto al modelo de trabajo adoptado ya sea remoto, híbrido y en la oficina”, insiste Villatoro.

En resumen, si una empresa cuyo negocio depende del talento tecnológico quiere que sus trabajadores sigan apostando por esta y sus clientes, primero debe apostar por ellos, conocerlos bien para dar respuesta a sus necesidades de crecimiento y proporcionarles esa evolución profesional. En opinión de Juan Carlos Villatoro este es el único secreto para retener el talento tecnológico de su empresa y vislumbrar un futuro exitoso y prometedor”.

Estrategias a tener en cuenta

Las empresas que reclutan talento tecnológico deben aplicar estas estrategias para seguir reteniendo a sus empleados:

People Analytics. Este método permite conocer cómo es la experiencia de los empleados y analizar la evolución de su bienestar para la toma de decisiones corporativas importantes.

Formación. Comprometerse con la enseñanza de habilidades sociales y técnicas para promover el crecimiento profesional.

Plan de mejoras. Proponer revisiones anuales de las condiciones contractuales.

Mismo idioma. Fomentar la comunicación interna para lograr la unidad dentro del equipo. Estar unidos para lograr metas.

Cultura empresarial. Invertir en la cultura organizacional, haciendo que todos los empleados se sientan parte de ella, a través de eventos de team building (construir equipo); comunicaciones a través de la red interna y a través de las redes sociales.

Normas
Entra en El País para participar