Criptoactivos

El Congreso de EE UU investigará el colapso de FTX para acelerar la regulación del sector

Prevé la comparecencia de Sam Bankman-Fried y también de responsables de Binance

Sam Bankman-Fried
Sam Bankman-Fried Getty Images

La quiebra de la plataforma de criptoactivos FTX va a llegar al Congreso estadounidense. Los comités financieros de la Cámara de Representantes y del Senado tiene previsto iniciar audiencias en el mes de diciembre en las que recabar testimonios sobre el colapso de FTX, incluido el de su fundador, el joven gurú Sam Bankman-Fried, al que las investigaciones apuntan como principal causante de la quiebra.

La investigación del Congreso es la respuesta a la creciente presión para desarrollar una regulación de los criptoactivos que proteja a la legión de inversores que ahora han visto desaparecer sus ahorros en FTX. Al riesgo ya conocido de robo por parte de hackers y a una elevada volatilidad capaz de dejar fuertes pérdidas en el precio de estos activos, se ha sumado la constatación de los estragos que puede llegar a causar la falta de control en la operativa de las plataformas de negociación de los criptoactivos. Así, el administrador concursal que ahora se ha hecho cargo de FTX tras su declaración de bancarrota denunció la semana pasada la falta total de controles contables internos.

“Nunca en mi carrera he visto un fracaso tan completo de los controles corporativos y una ausencia tan grande de información financiera como ha ocurrido aquí”, afirmó la semana pasada en un documento presentado ante la justicia estadounidense John Ray, veterano en quiebras empresariales en EE UU, incluida la histórica de Enron.

El comité financiero de la Cámara de Representantes busca el testimonio de Bankman-Fried, de su relación con su vehículo de inversiones Alameda Research, al que habría desviado parte del dinero de los clientes de FTX, de la plataforma rival Binance, que renunció a adquirir la plataforma quebrada tras un acuerdo inicial de compra no vinculante y de empleados de FTX. Las autoridades de Estados Unidos y de Las Bahamas, paraíso fiscal en que FTX tiene su sede, también han iniciado investigaciones para esclarecer supuestas irregularidades.

La investigación del colapso de FTX en el Congreso de Estados Unidos responde a la creciente presión ya manifestada por los reguladores de determinar un marco jurídico a la negociación de las criptodivisas. En EE UU, la secretaria del Tesoro Janet Yellen ya ha reclamado al Congreso y al ejecutivo de EE UU que regulen con urgencia la industria de los criptoactivos. En Europa, el Banco de Inglaterra ha hecho hoy la misma reclamación. “No debemos esperar a que una plataforma sea grande y esté conectada para desarrollar los marcos regulatorios necesarios para evitar un shock de criptomonedas que podría tener un impacto desestabilizador mucho mayor”, señaló Jon Cunliffe, vicegobernador del Banco de Inglaterra

En la zona euro,  la Comisión Europea ha avanzado en la regulación d elos criptoactivos con el reglamento MiCA, cuya aprobación en el Parlamento Europeo se ha retrasado hasta principios de 2023 y cuya entrada en vigor no sería una realidad hasta el último trimestre de 2024.

Normas
Entra en El País para participar