Todo listo para que se inicie desde esta madrugada la huelga del transporte por carretera

La postura del Ejecutivo es que no hay motivo para la huelga porque las demandas se están analizando en el seno del CNTC, órgano que reúne a los representantes de los transportistas

Camioneros protestan en Zaragoza en la huelga de transportistas de marzo de 2022.
Camioneros protestan en Zaragoza en la huelga de transportistas de marzo de 2022.

La Plataforma Nacional en Defensa del Transporte por Carretera ha convocado una nueva huelga indefinida a partir de la próxima madrugada por los incumplimientos de la ley que prohíbe trabajar por debajo de los precios de coste, que no está respaldada por ninguna asociación del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC).

Según la Plataforma, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana no está llevando a cabo las actuaciones para comprobar los incumplimientos de los cargadores de la normativa aprobada en agosto. De hecho, mantuvo la convocatoria del paro tras una reunión con representantes de la Dirección General de Transporte Terrestre el pasado jueves.

De hecho, esta organización, que ha llamado a una concentración a las 10.00 horas de este lunes en la glorieta de Carlos V, en Atocha (Madrid), lamenta que desde la Dirección de la Inspección de Transporte se pretende aliviar de cualquier presión a los infractores sin atender las denuncias de los transportistas.

También sostiene que dos meses después de entrar en vigor la Ley que prohíbe que los conductores hagan labores de descarga, ya se están empezando a dar casos de represalias hacia los transportistas que no aceptan la coacción para seguir descargando sus camiones.

Por todo ello, la Plataforma, que ya realizó huelga indefinida el pasado mes de marzo, ha decidido volver a convocar al sector a un paro nacional a partir de la madrugada de este lunes.

Desde el Gobierno se ha pedido a la Plataforma que recapacite y desconvoque el paro que "no beneficia a nadie, ni dentro ni fuera del sector" y que ha sido rechazado de forma "unánime" por la inmensa mayoría del sector del transporte y la logística, por la distribución, por la industria de la cadena agroalimentaria, así como por los representantes mayoritarios de patronal, sindicatos y asociaciones de autónomos.

La postura del ejecutivo es que no hay motivo para la huelga porque las demandas de esta plataforma se están analizando en el seno del CNTC, órgano que reúne a los representantes de los transportistas.

El Ministerio de Transportes defiende, además, que el sector cuenta con el apoyo firme del Gobierno, ya que ha recibido ayudas directas por 900 millones de euros (2.500 euros por camión por ejemplo, o 1.000 en el caso de furgonetas) y está siendo especialmente beneficiado por el descuento de 20 céntimos de los carburantes (hasta 4.200 euros por camión cada seis meses de descuento).

También, que gracias a los acuerdos alcanzados con el sector a través del CNTC, España cuenta con una de las legislaciones en materia de transporte más avanzadas de Europa y que la ley aprobada en agosto garantiza que los transportistas no trabajen por debajo de sus costes.

A este respecto, el Ministerio asegura que la inspección ya está actuando para garantizar su cumplimiento y que, además, se aprobará en próximas semanas un plan de inspección 2023 para reforzar las actuaciones, ya que incluirá, por primera vez, una línea de actuación específica para el control de precios, morosidad y carga y descarga, de acuerdo con la normativa aprobada.

Las asociaciones gallegas se desvinculan

Las asociaciones mayoritarias del transporte de Galicia se desvinculan de la huelga y esperan un impacto "mínimo". Fegatramer, Apetamcor, Aetram o Ascentra creen que "no es el momento" de otro paro y el Gobierno asegura que blindará puertos y polígonos.

A las 00.00 horas de este lunes dará inicio la huelga indefinida convocada por la Plataforma Nacional en Defensa del Sector del Transporte, la agrupación de autónomos y pequeñas empresas de transportistas que ya había convocado el paro que se extendió entre el 14 de marzo y el 2 de abril de este mismo año, pero que en esta ocasión, en Galicia, no cuenta con el apoyo de las asociaciones mayoritarias del transporte, que se han desvinculado de la protesta y que esperan un impacto "mínimo".

La convocatoria llega después de que la Plataforma analizase la situación actual del sector y las medidas aprobadas por el Gobierno en consenso con las organizaciones mayoritarias de transportistas, que componen el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC).

Entre estas medidas, destaca la nueva ley para evitar que los transportistas trabajen a pérdidas o un nuevo paquete de 450 millones de ayudas directas, que se suman a las ya aprobadas en 2021 y en abril de 2022 como el descuento de 20 céntimos, la prohibición de que los conductores hagan la carga y descarga; la limitación a una hora de los tiempos de espera en las zonas de carga y descarga, el refuerzo de la inspección de transporte o las ayudas al abandono de la profesión.

Normas
Entra en El País para participar