El impulso innovador crece en España, pero por debajo del europeo

Por primera vez en la serie histórica se supera la cifra de 16.000 millones de euros destinados a I+D, pero sigue sin ser suficiente para alcanzar el objetivo de situar la economía española en una inversión del 2,12% del PIB para 2027, convergiendo con la Unión Europea

Foto de familia de los ganadores de los Premios CincoDías a la Innovación Empresarial 2022. Ver fotogalería
Foto de familia de los ganadores de los Premios CincoDías a la Innovación Empresarial 2022.

La inversión en I+D del conjunto de los agentes económicos españoles creció cerca de un 8% en 2021, según el indicador adelantado que elabora la Fundación Cotec para la innovación. Que esta previsión se cumpla (el dato de inversión definitivo se conocerá este noviembre, cuando el Instituto Nacional de Estadística publique los datos oficiales) implicaría que, por primera vez en la serie temporal (desde 1996), se habría superado la cifra de 16.000 millones de euros anuales de inversión en conocimiento. De hecho, el modelo prevé que esta sea próxima a los 17.000 millones de euros, más de 1.000 millones de euros por encima de las cifras de 2020, cuando alcanzó los 15.768, según el INE.

Este auge se debe, quizá, a que el año pasado fue el primero de implementación de los fondos europeos Next Generation de la Unión Europea. Aun así, la fundación advierte de que “estos fondos no estarán disponibles para siempre y, por lo tanto, habrá que conseguir reemplazarlos con fondos de origen nacional, tanto públicos como privados”.

Esta fue también una de las principales ideas que lanzó este martes la presidenta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), Cani Fernández, durante su discurso de clausura en la decimoquinta ceremonia de entrega de los Premios CincoDías a la Innovación Empresarial. “Liderar la innovación en todos los terrenos es un objetivo de la Unión Europea y requiere que todos nos involucremos”, defendió.

En este sentido, Fernández mencionó como ejemplo la recién aprobada Ley Crea y Crece, dirigida a impulsar la creación de empresas y facilitar su crecimiento y expansión, especialmente de las pymes, así como la futura ley de startups, que tiene como objetivo atraer inversión, talento y emprendimiento innovador. “Pero no es menos importante la labor que corresponde al supervisor, a la CNMC, que es velar por que las condiciones de competencia sean efectivas en los mercados y eliminar las barreras injustificadas con las que puede encontrarse el innovador”, recordó la presidenta de la comisión.

La periodista de la cadena SER y presentadora de la gala, Marta González Novo, saluda a José Antonio Vega, quien recibió un premio honorífico por su carrera.
La periodista de la cadena SER y presentadora de la gala, Marta González Novo, saluda a José Antonio Vega, quien recibió un premio honorífico por su carrera.

El primer barómetro sobre innovación de la consultora Leyton señala que el 24% de las empresas españolas, casi una de cada cuatro, ha tenido que cancelar sus proyectos de innovación ante la situación económica provocada por la pandemia, mientras que un 29% de las compañías ha tenido que aplazar sus planes al respecto. Todo esto, antes de que estallara la guerra de Ucrania, con su consecuente repercusión en las empresas por la crisis energética y de suministros.

Sin embargo, el estudio también concluye que la innovación es la herramienta que la mayoría de compañías (el 86% de las pymes y el 80% de las grandes empresas) creen que les ayudará a salir de la crisis. La competencia, según Fernández, puede ser una de las claves para que se atrevan a hacerlo: “Cuanta más competencia hay en el sector, más estimuladas están las empresas para innovar, con el fin de crear nuevos productos que no tengan parangón”.

De momento, el crecimiento del 8% de la inversión en este ámbito es una buena noticia, pero la Fundación Cotec advierte de que sigue sin ser suficiente para alcanzar el objetivo de situar la economía española en una inversión en I+D del 2,12% del PIB para 2027, convergiendo con la Unión Europea. Para ello, sería necesaria una tasa de crecimiento medio anual de al menos el 12,5%. “En términos absolutos, supondría duplicar el volumen de inversión actual, añadiendo más de 15.000 millones de euros adicionales al sistema de ciencia e innovación, hasta los 34.000 millones en 2027”, concreta el informe.

España ocupa el puesto 16 de 27 en el ranking de innovación de la UE, idéntica posición que hace un año, según recoge el European Innovation Scoreboard 2022, publicado por la Comisión Europea. Esto significa que, aunque avanza, sigue estando por debajo del promedio europeo. Así, en 2022 se sitúa en el 88,8% de la media continental, 3,5 puntos porcentuales más arriba que un año antes (85,3%), pero 3,2 por debajo de su máximo histórico (92%, en 2019, antes de la crisis sanitaria).

Carlos Núñez, presidente de Prisa Media; Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol; la vicepresidenta Nadia Calviño; Rosauro Varo, vicepresidente del Grupo Prisa, y María Luisa Martínez, directora de comunicación y relaciones institucionales de CaixaBank. Detrás, Marcos Fraga, director de comunicación y marketing estratégico de Repsol; Cani Fernández, presidenta de la CNMC; Amanda Mars, directora de CincoDías, y Gonzalo García Andrés, secretario de Estado de Economía.
Carlos Núñez, presidente de Prisa Media; Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol; la vicepresidenta Nadia Calviño; Rosauro Varo, vicepresidente del Grupo Prisa, y María Luisa Martínez, directora de comunicación y relaciones institucionales de CaixaBank. Detrás, Marcos Fraga, director de comunicación y marketing estratégico de Repsol; Cani Fernández, presidenta de la CNMC; Amanda Mars, directora de CincoDías, y Gonzalo García Andrés, secretario de Estado de Economía.

Los tres indicadores en los que España puntúa especialmente bien son ventas de productos innovadores (69% por encima de la media), población con habilidades digitales superiores a las básicas (55% arriba) y extensión de la banda ancha (46% arriba). Los suspensos, en cambio, son el apoyo público a la I+D empresarial (61% por debajo), empleo en empresas innovadoras (59% abajo) y la innovaciones de proceso en pymes (58% abajo).

Para Fernández, es imprescindible revertir ese déficit de apoyo público y “favorecer el contexto para que la innovación despliegue todo su potencial”. Entre las principales dificultades que las empresas españolas encuentran a la hora de innovar, el barómetro de Leyton destaca, precisamente, la regulación, la financiación y la dificultad de accesos a las subvenciones. “Debemos poder mantener un perfil en el que los competidores jueguen con las mismas reglas y también identificar las barreras regulatorias, económicas y aquellas que son creadas por las empresas mediante colusión o compras anticompetitivas de innovadores, para asegurar que la competencia es real y que las soluciones innovadoras meritorias prevalecen”, defendió la presidenta de la CNMC.

Imagen de los Premios CincoDías, una reproducción de las puertas del Museo del Prado, de la escultora Cristina Iglesias.
Imagen de los Premios CincoDías, una reproducción de las puertas del Museo del Prado, de la escultora Cristina Iglesias.

Eso fue lo que se premió durante la gala, como recordó la directora de CincoDías y de El País Economía, Amanda Mars, que describió el evento como una oportunidad para celebrar la buena economía. “Hay un mérito especial en triunfar contra el mundo, en triunfar contra la expectativa. Hace falta una dosis de locura creadora para cambiar el paso de la industria, una pequeña dosis de locura emprendedora”, apuntó.

Y cada vez hay más, según revelan los datos de empleo en el sector, uno de los elementos sobre los que se construye el indicador adelantado de Cotec. El número de afiliados a la Seguridad Social en la rama de actividad 72 (investigación y desarrollo) alcanzó las 105.704 personas en el mes de mayo de 2022, lo que implica 8.423 trabajadores más que un año antes, una tasa de crecimiento interanual del 8,7% y establece un nuevo máximo. Además, el sector recuperó de manera muy rápida, ya en octubre de 2020, el empleo perdido durante los meses iniciales de pandemia. Desde entonces, ha seguido incorporando nuevos trabajadores.

La fundación subraya que su ritmo de avance es incluso más intenso que el observado en el conjunto del sector servicios (6,2% interanual), al que le está costando remontar. Se trata, por tanto, de un sector con un gran potencial para la innovación.

Normas
Entra en El País para participar