Ahorro

La banca paga el doble por el ahorro de las empresas que por el de los particulares

Las entidades pagan el 0,63% por los nuevos depósitos de las corporaciones, frente al 0,27% de los particulares

Los nuevos créditos son más baratos en España pero en la zona euro se paga más de media por los depósitos

Sede del Banco de España
Sede del Banco de España

El alza de tipos de interés en la zona euro está calando con claridad en el precio que cobran los bancos por sus créditos a empresas y hogares y en la remuneración que ofrecen por los depósitos. En septiembre, mes en que el BCE elevó por primera vez los tipos en 0,75 puntos, el interés de los depósitos casi se triplicó para los particulares y se multiplicó por cinco para las empresas, según los datos que hoy publica el Banco de España. La remuneración es el doble para el nuevo ahorro de las corporaciones que para el de los hogares, el 0,63% frente al 0,27%.

El interés que paga la banca por los depósitos sigue siendo mínima, apenas una anécdota con la que compensar el duro impacto de la inflación sobre los ahorros. Pero se está elevando de forma evidente después de años de total parálisis y de incluso remuneraciones negativas, como sucedió con los depósitos a empresas.

Los depósitos a empresas son los que están recogiendo de forma más rotunda el efecto del alza de tipos y registran un aumento notable en el mes de septiembre, coincidiendo con el alza de 75 puntos básicos del precio del dinero decidido por el BCE, el primero de esa magnitud en su historia. La banca pagó por los nuevos depósitos a plazo un tipo medio del 0,63%, el más elevado desde agosto de 2014 y que supone un salto notable desde el 0,12% del tipo medio en agosto. El contraste es aún mayor frente al tipo negativo del 0,09% en que aún estaban en mayo.

Los datos del Banco de España muestran de hecho que es en los depósitos a empresas donde se está concentrando la competencia entre entidades por el ahorro, no en los depósitos a particulares. Así, el mayor interés al que se paga el ahorro de las corporaciones se refleja también en el aumento de las nuevas imposiciones a plazo realizadas por las empresas en septiembre. La banca captó dinero fresco de las empresas ese mes por 17.987 millones de euros, en contraste con los poco más de 9.200 millones del mes anterior. Es la cifra de captación en un mes más alta desde abril de 2015.

En los depósitos a particulares, los volúmenes de captación de nuevo dinero apenas ha variado en los últimos meses, con 4.560 millones de euros en septiembre, por debajo de las cifras mensuales del año anterior. Y si bien la remuneración va subiendo, lo hace con mucha menor intensidad que en los depósitos a empresas. La banca, que tiene su prioridad comercial en la venta de fondos de inversión, ha elevado en septiembre el interés medio para los nuevos depósitos a hogares al 0,27%, máximos de 2016. El pago por las cuentas a la vista se mantiene inmutable en el 0,02%.

El alza de tipos se refleja de forma más rotunda aún en el precio de los créditos. En las hipotecas a hogares, el interés de las nuevas operaciones es del 2,21%, el precio más caro desde agosto de 2015. En el nuevo crédito a empresas, el tipo medio de interés ha pasado del 1,6% de agosto al 2,31% de septiembre, máximos de 2015.

En la comparativa europea, el nuevo crédito a empresas es más barato en España que en la media europea, que en septiembre se situó en el 2,41%, tras un incremento en el mes de 55 puntos básicos. Las hipotecas para particulares también son más baratas en España, ya que la media europea ha subido en septiembre en 18 puntos básicos, al 2,44%.

Los depósitos en cambio están peor remunerados en España que en el conjunto de la zona euro. Así, el nuevo ahorro de los hogares se paga de media en Europa al 0,69%, frente al 0,27% del tipo medio español, mientras que el de empresas se remunera al 0,74%, más cerca del 0,63% español.

Normas
Entra en El País para participar