Crónica de la Bolsa

El Ibex sube un 8% y firma su mejor mes desde noviembre de 2020

El selectivo apunta a los 8.000 puntos

Ibex pulsa en la foto

Inestabilidad política, la campaña de resultados, la debilidad macroeconómica, las tensiones inflacionistas y la política monetaria son los acontecimientos a los que han tenido que hacer frente los inversores a lo largo de octubre. A pesar de que el mes ha estado cargado de referencias, la mayor tolerancia al riesgo ha permitido a las Bolsas alejarse de los mínimos anuales y aproximarse a los niveles previos a la conferencia de bancos centrales de Jackson Hole.

Ese es el caso del Ibex 35. Aunque en la última sesión se impuso la cautela y el selectivo español avanzó un 0,51%, las ganancias se amplían al 8% en el mes, el mejor dato desde noviembre de 2020, coincidiendo con las primeras evidencias sobre la efectividad de las vacunas contra el Covid. La Bolsa española se afianza sobre los 7.900 puntos, una recuperación notable, pero que sigue siendo insuficiente para borrar las pérdidas en el año (-8,69%). Javier Molina, analista de eToro, apunta a los 8.000 puntos como la siguiente referencia clave. Si supera esta barrera, algo que no sucede desde mediados de septiembre, el Ibex prolongaría los ascensos hasta la horquilla de los 8.250-8.500 puntos.

La recuperación del Ibex estuvo soportada en gran medida por las subidas de los bancos, el negocio más beneficiado por las subidas de tipos. Mientras el sector europeo se anotó un 8% en el mes, en la Bolsa española Sabadell sumó un 15,6%; BBVA, un 15,6%; Santander, un 11,8%; Bankinter, un 6% y CaixaBank, un 1,27%. Solo por encima de las entidades se coló IAG (30,5%), que en el tercer trimestre ganó 199 millones, frente a las pérdidas de 2.622 millones registrados en el mismo periodo de 2021. Además de la banca e IAG también destacaron los ascensos de Repsol que sumó un 16,4% con la recuperación de los precios del crudo. Solo cuatro valores escaparon a las compras. Meliá bajó un 1.3%; Solaria, un 1%; Grifols, un 3% y Fluidra, un 11,53%. El grueso de las caídas del fabricante de piscinas corresponde al desplome del 14,83% que registró el pasado 19 de octubre después de revisar a la baja de las previsiones de ventas y beneficios.

El comportamiento de la Bolsa española se mantuvo en línea con el registrado por el resto de índices. Con unas subidas del 9,4% y el 9,7% el Dax alemán y el Mib italiano firman su mejor balance en dos años mientras el Cac francés y el FTSE británico repuntan un 8,75% y un 2,9%, el mayor incremento desde julio. A pesar de esta recuperación los analistas aconsejan cautela. En un contexto macroeconómico más débil y en el que la inflación continúa siendo muy elevada, desde Renta 4 creen que no se dan las condiciones adecuadas para un cambio consistente de las Bolsas. Una idea que es compartida por los expertos de Macroyield que consideran que el claro riesgo de recesión no ha sido aun adecuadamente descontado.

Al otro lado del Atlántico donde el 71% de las firmas que han presentado sus cuentas han superado las expectativas de beneficio por acción, frente al 77% de la media de cinco años, replican los ascensos. El S&P 500 sube un 8%, repunte que alcanza el 13,9% en el Dow Jones. El índice que agrupa a las 30 mayores cotizadas estadounidenses firma su mejor mes desde 1976. El Nasdaq, el índice más castigado por el proceso de normalización monetaria, no escapa a los ascensos. Aunque en las últimas jornadas la caída de Meta ha vuelto a puesto en la diana a las FAANG, el índice sube un 3,9%.

El mayor apetito por el riesgo se debió en gra medida a la caída de las rentabilidades de la deuda. Aunque la semana pasada el BCE subió las tasas en 75 puntos básicos y el mercado espera que el miércoles haga lo propio la Reserva Federal, los inversores han puesto en precio una moderación del alza de los tipos a partir de diciembre. Christine Lagarde ya adelantó que los ascensos proseguirán, pero a un ritmo más moderado y ahora las miradas están puestas en Jerome Powell. En este contexto el rendimiento del bono español cierra el mes sin apenas cambios en el 3,2% mientras la deuda italiana baja 21 puntos básicos, hasta el 4,3% mientras el alemán y el estadounidense se sitúan en el 2,14% y 4%, respectivamente. Desde el departamento de análisis de Bankinter no descarta que con la reunión de la Reserva Federal de esta semana el mercado vuelva a revivir una situación como experimentada tras Jackson Hole. "Una recalibración al alza de las estimaciones de tipos podría conducir a una toma de beneficios en Bolsas", señalan.

La deuda británica dejar atrás los momentos de pánico vividos con el presupuesto de la ex primera ministra Liz Truss. La intervención del Banco de Inglaterra y la llegada al Gobierno de Rishi Sunak fueron suficientes para devolver al bono británico al 3,5%, frente al 4,5% registrado a finales de septiembre.

En el mercado de divisas el euro se aleja de la paridad con el dólar y cae a los 0,98 billetes verdes. Claudio Wewel, estratega de divisas en J. Safra Sarasin Sustainable AM, se muestra positivo y señala que con una inflación en la zona euro encajando récords (10,7% en octubre) el BCE seguirá subiendo las tasas, lo que servirá de impulso a la moneda europea.

Normas
Entra en El País para participar