Dia reparte pedidos con robots de Goggo Network

Lanza el servicio con cinco autómatas en Alcobendas y atiende a los consumidores finales en un radio de 2 kilómetros desde su almacén en la localidad madrileña

El alcalde de Alcobendas, Aitor Retolaza (centro), junto a Sara Nicolás, jefa de Asuntos Exteriores de Goggo Network, y Pedro Gallego, director de Operaciones de Ecommerce de Dia España (derecha).
El alcalde de Alcobendas, Aitor Retolaza (centro), junto a Sara Nicolás, jefa de Asuntos Exteriores de Goggo Network, y Pedro Gallego, director de Operaciones de Ecommerce de Dia España (derecha).

Dia apuesta por los robots autónomos en su estrategia de comercio electrónico y de reparto de la última milla. La compañía, uno de los líderes de tiendas de proximidad y con gran presencia en los barrios de toda España, ha empezado a utlizar hoy los robots de Goggo Network, la empresa de movilidad autónoma fundada por Martin Varsavsky y Yasmine Fage, para repartir pedidos a domicilio en Alcobendas (Madrid).

Se trata del primer retailer en España que lanza este servicio, dando un paso más en la evolución de su ecommerce, que ya llega a 1.400 ciudades en España y 33 millones de usuarios, y que a partir de ahora contará con una nueva forma de entrega en la localidad madrileña. El servicio arranca con cinco robots en esta primera fase y cubre un radio de 2 kilómetros desde su almacén.

En la puesta de largo del servicio, representantes del Ayuntamiento de Alcobendas, de Dia y de Goggo Network han mostrado el funcionamiento del servicio. Tras lanzar un pedido a través del móvil, un robot se dirigió desde el Centro Municipal de Empresas de Alcobendas hasta el almacén de Dia, situado a unos 300-400 metros, cruzando aceras y calles. Allí, un empleado de la cadena de alimentación metió el pedido en el robot y este hizo el camino de vuelta, hasta entregar el pedido solicitado, tras enviar previamente un notificación al móvil de la entrega.

Pablo Gallego, director de Operaciones de Ecommerce en Dia España, ha remarcado la apuesta de su compañía por la tecnología como palanca para dar un mejor servicio a sus clientes. "El crecimiento de nuestro ecommerce en los últimos años es una buena muestra de la importancia que tiene para nuestro negocio", añadió el directivo, que aseguró que ahora al apostar por los robots autónomos están "explorando nuevas posibilidades de entrega a domicilio, a la vez que apoyamos la innovación y fomentamos una movilidad más sostenible".

Los repartos de pedidos de Dia en Alcobendas con los robots de Goggo Network se produce después de que ambas compañías hayan completado "con éxito" la fase de mapeo iniciada en julio en la localidad madrileña y se verificara la seguridad del servicio para los peatones y el conjunto de la ciudadanía. Alcobendas se convierte con este proyecto en la primera ciudad de España y una de las primeras de Europa en la que sus ciudadanos podrán hacer un pedido a domicilio con robots, según destacó el alcalde de Alcobendas.

Además de Dia, también Telepizza arranca un proyecto piloto en la misma localidad con los robots de Goggo. En este caso, los autómatas complementará a todo el equipo de repartidores y ayudará al delivery de la marca de pizzas en momentos de alta demanda y en trayectos de corta distancia. Los pedidos se realizan en ambos casos directamente a través de las app de Dia y Telepizza.

Los robots, que están monitorizados por una persona de manera continua, van equipados con sensores externos (cámaras, radares, sensores de ultrasonido) e internos que les permite ubicarse y reconocer el entorno en tiempo real con precisión, "garantizando la máxima seguridad", según explicó Sara Nicolás, jefa de Asuntos Exteriores de Goggo Network, que añadió que los peatones siempre tienen prioridad. Estos robots, que pueden eliminar o complementar a los repartidores en el delivery, prometen agilizar procesos y ganar eficiencia. Cuando los autómatas llegan a un paso de peatones se paran y un operario toma su control de forma remota para evitar problemas.

Los responsables de la compañía de robots defendieron que la apuesta por este tipo de reparto autónomo fomenta el desarrollo de las ciudades, tanto en cuestiones medioambientales, dado que los robots son 100% eléctricos, como en el aspecto económico, ya que los negocios locales tendrán una alternativa más para hacer llegar sus productos a sus clientes y los robots generan "puestos de trabajo cualificados relacionados con su supervisión y operativa".

“En Food Delivery Brands siempre hemos apostado por la tecnología y la innovación. La marca Telepizza, que celebra su 35 aniversario, siempre se ha caracterizado por ser una marca pionera y vanguardista, a la vez que enfocada a la mejor calidad y servicio para los consumidores", indicó Javier Mallo, Chief Information Officer de Food Delivery Brands. El ejecutivo remarcó, no obstante, que "todo el equipo de repartidores son el activo fundamental de la compañía" y que el proyecto es un "caso puntual de innovación tecnológica”.

Goggo Network, con operaciones en España, Francia y Alemania, se convirtió el pasado julio en la primera empresa en conseguir una licencia de logística para robots autónomos en España. Lo hizo de la mano del Ayuntamiento de Zaragoza. En esta ciudad se lanzó el servicio en pruebas y están a punto de lanzarlo en fase ya comercial. El proyecto preveía un despliegue de hasta 80 robots una vez entrara en fase comercial. La cifra de robots que permitirían a la compañía ser rentable en cada zona de reparto.

En diciembre pasado, la empresa de Varsavsky también cerró acuerdos con Carrefour, Glovo, Mallorca y Dani García para probar la food truck sin conductor y el robot autónomo para el reparto de comida en Madrid. Carrefour, por ejemplo, iba a servir sushi por este canal. Estos proyectos formaban parte de los primeros pilotos del sandbox de movilidad de Villaverde, impulsado por Madrid Futuro y el Ayuntamiento de la capital española, un entorno seguro en el que se pueden probar innovaciones tecnológicas en entornos controlados pero con población real, antes de su comercialización.

Goggo Network captó 44 millones de euros de SoftBank y Axel Springer Digital Ventures en diciembre de 2019 para impulsar su negocio de movilidad para delivery. Falta por ver cómo evolucionará su negocio en España a medio y largo plazo; de momento, aseguraron que dentro de poco anunciarán la llegada de nuevos negocios que se sumarán al proyecto. Pero a nivel internacional, la compañía podría haber recibido un jarro de agua fría al conocer que el gigante del comercio electrónico Amazon ha paralizado su proyecto Scout, un servicio de reparto de última milla presentado en 2019, supuestamente porque no se ajustaba a lo que los usuarios querían. El servicio ya funcionaba en Georgia, Tennessee, California y Washington y contaba con un equipo de 400 personas.

Normas
Entra en El País para participar