Tecnología

RobotCore, así es el 'cerebro' robótico español para hacer robots más rápidos y que consuman menos

Está diseñado por Acceleration Robotics para acelerar la movilidad autónoma, la manipulación industrial y los robots de salud

Competirá con otras soluciones de propósito general de Adlink, Nvidia, AMD e Intel

Víctor Mayoral, fundador de Acceleration Robotics, muestra la unidad de procesamiento robótico.
Víctor Mayoral, fundador de Acceleration Robotics, muestra la unidad de procesamiento robótico.

Los robots forman ya parte del paisaje de numerosas industrias, pero a medida que el número de estos autómatas crece, dos exigencias están sobre la mesa de cualquier fabricante de robots: hacerlos más rápidos y que consuman menos energía para que sean más eficientes y sostenibles. Para lograr ambos objetivos, la empresa alavesa Acceleration Robotics presenta hoy su primer cerebro robótico, fabricado íntegramente en España.

Se llama RobotCore y, según Víctor Mayoral, fundador de la compañía, se trata de la primera unidad de procesamiento para robots (RPU) del mundo y está especializada en acelerar los cálculos del sistema operativo de robots (ROS), el estándar para programar autómatas. Este hardware español entra a competir con otras soluciones de propósito más general de otros fabricantes, incluyendo Adlink, Nvidia, AMD o Intel. “Nuestra principal ventaja frente a competidores es el foco en ROS, las mejoras en el rendimiento, la documentación y el soporte de grado industrial que ofrecemos a nuestros clientes”, continúa Mayoral.

Esta nueva unidad de procesamiento made in Spain cuenta con 16 CPU, una GPU y un sistema de aceleración por hardware (una FPGA, en la jerga de la industria) para dotar a los robots de una mayor capacidad de reaccionar más rápido, consumir menos energía y ofrecer capacidades adicionales de tiempo real.

RobotCore se dirige a arquitectos y arquitectas de sistemas robóticos en empresas que fabriquen robots, que los integren (la integración supone un 70% de los esfuerzos y costes en robótica) o que investiguen en robótica. En particular, el cerebro robótico de Acceleration Robotics está pensado para formar parte de tres tipos de robots: los de movilidad autónoma (coches autónomos, autobuses autónomos, trenes, robots de agricultura y de construcción), los brazos robóticos industriales y los robots quirúrgicos y para carga de material en el ámbito de la salud.

Mayoral prefiere ser muy cauto y no adelantar qué previsiones de venta maneja de su unidad de procesamiento robótico, pero sí adelanta que ya tienen más de 330 personas registradas para la presentación en vivo que harán esta tarde del producto.

Mercado por delante tienen, a tenor del número de robots que ya hay instalados en el mundo y de los que se prevé habrá en los próximos años. Solo en España, en 2021 había 203 robots por cada 10.000 trabajadores en la industria, que es lo mismo que un robot por cada 50 empleados, según datos de la International Federation of Robotics. La misma fuente aseguraba que el pasado año había 3 millones de robots industriales operando en fábricas de todo el mundo, la mayoría en Asia.

La compañía española, puesta en marcha a finales de 2020 y con seis personas en plantilla (serán 10 para final de año), fabricará la unidad de procesamiento robótico en distintos puntos de España tras cerrar acuerdos con proveedores en Madrid, Andalucía y Extremadura, según Mayoral.

Apuesta por el código abierto en robótica

Modelo de referencia. El fundador de Acceleration Robotics explica que los archivos de diseño de su unidad RobotCore han sido divulgados públicamente en forma de código abierto. El objetivo es que otros arquitectos y arquitectas de sistemas robóticos puedan utilizarlo como modelo de referencia a la hora de crear sus propios cerebros robóticos, subraya Mayoral.

Un lenguaje común. La unidad de procesamiento que ponen ahora en el mercado se enfoca en acelerar el marco de la robótica en torno a ROS 2, que es un conjunto de librerías de software que ayudan a construir aplicaciones con robots. “ROS 2 ya es utilizado por cientos de empresas que lo usan todos los días para aplicaciones comerciales y se está convirtiendo en el lenguaje común que hablan ingenieros e ingenieras en robótica”, continúa Mayoral, que fue arquitecto de sistemas robóticos en Xilinx (ahora parte del gigante de los chips AMD).

Amplia experiencia. Mayoral destaca que el margen con el que trabajan con RobotCore es ajustado, aunque no revela su precio. Asegura que publicar los archivos de diseño en código abierto no les resta negocio, pues “nuestro modelo de negocio es el software y los servicios a su alrededor que proporcionamos. Eso incluye los diseños propios de hardware que ya ofrecemos, que son los que en combinación con el hardware, hacen que los comportamientos robóticos se aceleren y sean más rápidos”.

Experiencia. Acceleration Robotics ha nacido tras acumular a su espalda más de una década de experiencias en robótica. La compañía, especializada en semiconductores para robótica, obtuvo más de 100.000 euros de beneficio neto el año pasado, y espera reportar un incremento de las ganancias de más de un 100% para este año. Hace poco más de una semana anunciaron una alianza con AMD para trabajar en tecnologías que permitan desarrollar robots más veloces.

Normas
Entra en El País para participar