Drivelock: el alcoholímetro voluntario que inmoviliza tu vehículo si das positivo

Este producto, desarrollado por una compañía malagueña, está destinado al sector del transporte de pasajeros

Una mujer utilizando el sistema de Drivelock.
Una mujer utilizando el sistema de Drivelock.

Un alcoholímetro que usas de forma voluntaria y que, en caso de superar el nivel máximo permitido de alcohol en sangre, inmoviliza tu vehículo. Este es el producto que ofrece la compañía malagueña Drivelock, con el que busca reducir el número de accidentes en carretera. El invento, que se llama igual que la compañía, cuenta con un dispositivo para soplar que se complementa con una app móvil, que permite llevar el control de alcohol en sangre, la cual se conecta al vehículo.

Este proceso, indica la firma española, debe de hacerse frente a la cámara del móvil para obtener el resultado del test. “De esta forma, no es posible que sople otra persona. Funciona con una batería recargable mediante un cable micro-USB, facilitando su carga en cualquier tipo de dispositivo. Drivelock necesita ser calibrado una vez al año, y en base a ello, la empresa ha creado su propio centro de calibración de alcoholímetros en Málaga, el primero en el país”, explicó la firma en un comunicado.

El motivo, la nueva ley

La razón de ser de este producto se debe a la nueva ley de tráfico y seguridad vial que obliga a los vehículos de categoría M2 y M3 (autocares y buses), que tengan la posibilidad de instalar un sistema antiarranque, que instalen uno. La medida entró en vigor en verano, el pasado 6 de julio. Además, el reglamento europeo señala que ya no se puede homologar un vehículo sin este interfaz y, que a partir del 7 de julio 2024, no se podrá matricular ningún coche sin él. “Drivelock se ha adelantado a los plazos dando al ciudadano la opción de incorporar su alcoholímetro de manera rápida y sencilla”, indicó la compañía malagueña.

“De igual modo, Drivelock pretende revolucionar el mercado alineándose con el objetivo de seguridad ciudadana y vial que propone la DGT para 2030: reducir las víctimas mortales a la mitad para bajar a cero en 2050”, añadió la empresa. Drivelock indica que una de las ventajas de su producto es que no necesita de una ficha extra para pasar la ITV, porque al no manipular la instalación de serie no se necesita homologar una modificación en el motor.

Entre sus clientes potenciales, la compañía apunta al transporte escolar, “porque cada vez son más las asociaciones de padres y madres que demandan al colegio seguridad en la conducción”, dijo José González Villodres, fundador de la empresa. En Andalucía, aseguró el directivo, ya hay varias compañías de autocares escolares que disponen de este servicio. La empresa cuenta actualmente con una capacidad de producción de 25.000 unidades en lo que resta del año y espera vender unas 150.000 en 2023.

Normas
Entra en El País para participar