El D-hub consigue más tiempo para cerrar su proyecto en los terrenos de Nissan Barcelona

El consorcio de Zona Franca amplía hasta el 31 de octubre el plazo para presentar propuestas

QEV negocia con Goodman para que sea su socio en el proyecto industrial y logístico

Planta de Nissan en Zona Franca (Barcelona).
Planta de Nissan en Zona Franca (Barcelona).

La reindustrialización de la antigua Nissan en Barcelona deberá de esperar un poco más. El Consorcio de Zona Franca (CZFB) ha comunicado este martes que el plazo de presentación de ofertas para arrendar la parcela de los terrenos de la automovilística nipona se ha ampliado por tercera vez, en este caso hasta el próximo 31 de octubre. Esto supone una prórroga de algo más de dos semanas respecto a la última fecha.

“La decisión se ha tomado después de constatar la necesidad de ampliar el plazo para la presentación de ofertas a efectos de garantizar una mayor concurrencia en el procedimiento. Dicho acuerdo cuenta con la conformidad por unanimidad de la mesa de reindustrialización de la Zona Franca”, informó el consorcio.

Según fuentes cercanas al proceso de reindustrialización consultadas por CincoDías, el retraso a se debe a que QEV (empresa que lidera el D-Hub, el proyecto llamado a reindustrializar los terrenos de Nissan) ha solicitado más tiempo para cerrar los últimos flecos de su alianza con el operador logístico Goodman y los inversores que se han interesado en el proyecto. Goodman es el candidato principal para ser el socio del D-hub, por encima de otras empresas como Prologis y Cilsa. En caso de cerrarse el acuerdo entre Goodman y el D-hub, el primero sería el que arrendase al segundo el terreno dedicado a actividad industrial. Goodman utilizará el resto del espacio en actividades logísticas.

Distintas fuentes de la mesa de reindustrialización consultadas por este periódico han coincidido en que no temen por la viabilidad del proyecto del D-hub, pero han recalcado que esta nueva fecha “es improrrogable”. “Por nuestra parte ya no se puede retrasar más, hay más de 1.200 trabajadores de Nissan que siguen a la espera de una solución”, explica un portavoz sindical a este periódico. Fuentes del sector, a su vez, indican que además del proyecto del D-hub, otras empresas se han presentado al proceso de licitación. Sin embargo, el candidato principal sigue siendo el D-hub, el cual recibirá más de 105 millones provenientes del Perte del coche eléctrico.

Entre los competidores del D-hub podría estar el proyecto de fabricación de paquetes de baterías para Seat. La automovilística está buscando un socio que le ensamble dichos battery packs para sus futuros coches eléctricos. Fuentes conocedoras de los planes de la compañía indicaron a este periódico que una de las posibles localizaciones sería precisamente los terrenos de la antigua Nissan.

Normas
Entra en El País para participar