_
_
_
_
_
Deporte

El Barcelona amplía su red de sociedades para ejecutar el plan de venta de activos

En junio dio de alta dos: Bridgeburg Invest y Sudburylane SL Con la primera han entrado Roures y Socios.com en Barça Studios

El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta
El presidente del FC Barcelona, Joan LaportaEfe
Javier García Ropero

El último verano fue el de las ‘palancas’ para el FC Barcelona, la forma en que la junta directiva que preside Joan Laporta ha llamado a la venta de activos ejecutada para volver a beneficios y fichar nuevos jugadores. Una estrategia que sigue encima de la mesa.

Para ello, la entidad azulgrana está tejiendo una red de sociedades con las que dar entrada a nuevos inversores. Ya ha utilizado dos creadas ad hoc para, por un lado, articular la venta del 25% de sus derechos televisivos al fondo Sixth Street; y por otro, dar entrada a Socios.com y Jaume Roures en su filial audiovisual, Barça Studios. Y tiene ya preparada una tercera para futuras operaciones.

Se trata de la sociedad Sudburylane SL, constituida el 10 de junio de este año y de la que a 30 de junio, fecha de cierre del ejercicio, tenía el 100% de las acciones, como refleja la memoria financiera de la última temporada publicada por el club. Su objeto social es amplio: “la constitución, participación por ella misma o de forma indirecta en la gestión y control de otras empresas, en la adquisición, alineación, tenencia y explotación de bienes inmuebles y también en la intermediación en operaciones comerciales, empresariales e inmobiliarias. También en las negociaciones y explotaciones de patentes, marcas, licencias, know-how y derechos de propiedades”.

Mismo esquema

Un objeto social similar al de las otras dos empresas afloradas desde que el Barcelona comenzó con las desinversiones. La primera es Locksley Invest, creada para ejecutar la venta del 25% de los derechos audiovisuales de LaLiga, durante 25 años, al fondo Sixth Street, que pagó 667 millones. Este cuenta con el 51% de dicha sociedad.

La segunda apareció en la asamblea de socios de este domingo. Se trata de Bridgeburg Invest, creada el 7 de junio, pero que ni siquiera consta en la última memoria financiera del club.

Esta ha nacido como filial de Barça Produccions SL, comúnmente llamada Barça Studios, la sociedad que cuenta con la licencia de explotación y comercialización de activos y formatos audiovisuales.

Según la documentación remitida a los socios, bajo Bridgeburg Invest están las licencias del Barcelona para la explotación de activos digitales, como tokens o NFT. Y de ella, se ha vendido el 49% a Socios.com y Orpheus Media, de Jaume Roures, por 200 millones. Esto significa valorar una empresa con apenas dos meses de vida al cierre de la operación, y donde ni siquiera constan los responsables del club como administradores, en 408 millones.

Como se puede comprobar en el BORME, los administradores tanto de Bridgeburg Invest como de Sudburylane, son trabajadores de TMF Group, firma especializada en servicios a empresas, como la creación de sociedades vinculadas. De hecho, tienen su domicilio social en la sede que esta consultora posee en Barcelona.

Sobre Sudburylane, desde el FC Barcelona se precisó que en estos momentos “no tiene actividad” y que se ha creado “para tenerla preparada de cara al futuro”.

La entidad debe vender más activos para restablecer su situación patrimonial y no incurrir en nuevas pérdidas. A 30 de junio de 2022 su patrimonio neto era negativo en 355 millones. Para esta temporada presupuesta un beneficio de 274,4 millones, gracias a los activos vendidos en verano, pero que será insuficiente para volver a fondos propios positivos.

El vicepresidente económico, Eduard Romeu, reconoció la semana pasada que el club no será rentable operativamente hasta la temporada 2024-2025.

La única “palanca” que puede ejecutar ahora el club es la venta de hasta el 49% de su filial de retail, Barça Licensing & Merchandising, autorizada en junio por sus socios.

Más salarios y menos ingresos televisivos

El presupuesto del Barcelona para esta temporada está marcado por varios elementos. El principal son los ingresos extraordinarios por casi 600 millones por los activos vendidos una vez iniciado el año fiscal: un 15% de los derechos televisivos por 400 millones, y 197 por la operación con Barça Studios. Esto le permite presupuestar un beneficio de 274,4 millones. Sin embargo, el club asume unos gastos de personal de 587,2 millones, un 28% más, y que representan el 76% de sus ingresos esperados. Estos se reducirán un 5% en el apartado televisivo, al restarle el 25% de lo que cobrará de LaLiga por la venta a Sixth Street. La caída será mayor si el club no llega a cuartos de final de la Champions, premisa con la elabora los presupuestos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Javier García Ropero
Redactor de la sección de empresas, especializado en distribución, gran consumo y economía del deporte. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Especialista en información económica de la UIMP. Desarrolla su carrera en CincoDías desde 2011 tras haber pasado por El Mundo y Vocento.

Archivado En

_
_