Ferrovial da el paso hacia la infraestructura virtual con Infraverse

Presenta tecnología capaz de recrear planos en tres dimensiones, digitalizar obras y simular experiencias para decidir sobre el diseño, construcción y operación

Imagen virtual de la autopista I66, en Washington, con tráfico simulado.
Imagen virtual de la autopista I66, en Washington, con tráfico simulado.

Nueva apuesta digital de Ferrovial para mejorar sus capacidades en las etapas de diseño, construcción y operación de proyectos de infraestructuras, donde es capaz de recrear sus proyectos en tres dimensiones cuando aún están en planos, o monitorizarlos durante la ejecución de las obras o ya en el momento de gestionar con tráfico real. El avance ha sido bautizado como Infraverse y va más allá del sistema BIM que ya dejó atrás el diseño en CAD. De hecho, Infraverse ofrece una ventaja competitiva para la constructora y sus clientes: poder modificar obras y decisiones operativas anticipando el futuro a través de simulaciones.

Esta tecnología, basada en el metaverso y plataformas de gaming, combina realidad virtual y aumentada, gemelos digitales, inteligencia artificial o la conectividad 5G, para permitir a ingenieros y técnicos entrar y compartir los proyectos en remoto en tres dimensiones. Se trata de un decidido paso hacia las infraestructuras virtuales y Ferrovial asegura que ninguno de sus rivales en el mundo ha alcanzado este nivel.

La solución ha sido desarrollada en compañía de una quincena de tecnológicas, entre ellas Microsoft y Unity, siendo destacada en recientes presentaciones de directivos de la citada Microsoft e Intel en Estados Unidos. La española, que ha mostrado Infraverse a los medios de comunicación, dice haberlo aplicado ya a una decena de proyectos de distintas unidades de negocio. De momento, la decisión es mantener esta plataforma bajo llave para preservar su propiedad como punto diferencial frente a los competidores. Ni se licencia ni se utilia en la mayoría de UTEs para no dar pistas a la competencia.

Una usuaria conduce por la I66 de Washington a través de un simulador.
Una usuaria conduce por la I66 de Washington a través de un simulador.

El director de Innovación del grupo, Rafael Fernández, explica que Ferrovial ya ha corregido diseños de obra gracias a la virtualización, lo que genera eficiencias tanto en gastos en la etapa de construcción como en futuros ingresos durante la explotación de carreteras, aeropuertos, etcétera. El desafío a corto plazo de Ferrovial, una vez que ha comunicado lo que denomina salas inmersivas en Reino Unido y España, es llevar Infraverse a Estados Unidos y Australia.

Fernández indica que por primera vez se han combinado “tecnologías avanzadas de visualización y entornos virtuales del gaming con la operativa de infraestructuras reales de transporte y energía. La creación de entornos inmersivos que combinan entornos reales y virtuales permiten la interacción entre ambos y tiene una utilidad directa en el día a día de los negocios de la compañía”.

Posibilidades casi infinitas

Un paseo por Infraverse permite visualizar el interior de un hospital aún en construcción, conducir por una autopista que aún no existe, o someter a cualquier infraestructura a situaciones meteorológicas dispares para conocer su comportamiento.

El uso de gemelos digitales basados en tecnologías IoT, por ejemplo, faciita las simulaciones sobre activos y datos reales que ayudan a tomar decisiones sobre la gestión. Uno de sus bancos de pruebas ha sido la autopista texana North Tarrant Express, donde se ha conseguido una réplica digital exacta de la infraestructura sobre la que se rueda con un simulador de conducción.

Imagen de la NTE de Texas gracias a un modelo gemelo digital.
Imagen de la NTE de Texas gracias a un modelo gemelo digital.

Ferrovial también está llevando a sus obras dispositivos como las HoloLens de Microsoft para compartir proyectos y asistencia desde distintos puntos del planeta, mucho más allá de los servicios prestados por como Zoom y Teams durante la pandemia; utiliza los entornos virtuales a modo de simuladores para la formación en seguridad en el trabajo (plataforma VR training Awareness), o puede analizar el comportamiento de los usuarios haciéndoles conducir en sus carreteras como si de un videojuego se tratara.

El grupo que preside Rafael del Pino invierte unos 50 millones de euros anuales en I+D y tiene abiertas líneas de colaboración con el mundo tecnológico como la plataforma AIVIA para la autopista conectada; desarrolla soluciones digitales para la construcción en alianza con Microsoft, o persigue nuevos desarrollos en el mundo de las infraestructuras como son los vertipuertos para aerotaxis eléctricos. En el caso de Infraverse, se ha pasado de experimento a herramienta clave para el desarrollo de negocios.

Normas
Entra en El País para participar