EE UU abre una guerra de precios para recuperar el turismo europeo perdido

La apreciación del dólar y la hiperinflación en la UE obligan a los operadores a bajar tarifas

Cris Thompson, consejero delegado de Brand USA.
Cris Thompson, consejero delegado de Brand USA.

Doscientos delegados de Brand USA, el organismo público-privado de promoción turística a EE UU, se han reunido durante dos días en Francfort con los operadores de viajes con una sola consigna: recuperar el turismo europeo perdido durante la pandemia. Desde que la crisis del coronavirus arrancó en marzo de 2020, los viajeros europeos cambiaron su modo de viajar y optaron, en primera instancia, por hacer desplazamientos en el propio país de residencia, y posteriormente en las naciones vecinas, como Francia o Portugal, dejando de lado los viajes de largo radio a EE UU o Asia.

“No veremos una recuperación total del turismo en EE UU hasta que no regrese íntegramente el turismo europeo. El viajero internacional supone tan solo el 25% de las pernoctaciones en EE UU, pero más de dos terceras partes del gasto”, recalca Adam Burke, consejero delegado de Discover Los Angeles, en un encuentro de varios delegados con Cinco Días.

Brand USA prevé que se recuperará el 90% de la conectividad aérea con la UE este año

Y entre los cinco grandes mercados emisores europeos (Alemania, Francia, Reino Unido, España e Italia), el turista español empieza a jugar un papel muy importante. “De los 500.000 viajeros españoles que llegarán en 2022 se pasará a 850.000 en 2023 y a rozar el millón en 2024, según nuestras previsiones”, apunta Chris Thompson, consejero delegado de Brand USA. En ese aumento de las llegadas tendrá un papel protagonista la aerolínea Iberia, que incremento su capacidad en verano para nueve destinos estadounidenses. Así activó nuevas rutas a Washington y Dallas (el gran hub de American Airlines, lo que le garantiza conectividad con el resto de destinos estadounidenses), retomó las frecuencias a San Francisco desde Madrid y Barcelona, paralizadas por la pandemia, e incrementó su oferta a Boston, Los Ángeles y Nueva York.

La fuerte apreciación del dólar frente al euro (ha llegado a rozar la paridad), lo que encarece sobremanera los viajes a EE UU desde la UE, y el repunte de la inflación en Europa, en tasas de dos dígitos, lo que empobrece a las familias europeas y reduce su capacidad de gasto en viajes, no juegan precisamente a favor. “Hay una oportunidad muy grande de crecimiento entre las familias europeas que no han viajado en dos años y que han ahorrado mucho dinero durante este tiempo”, señala Casandra Matej, consejera delegada de Visit Orlando, tratando de asegurar que las ganas de viajar tras dos años sin viajes son superiores al sobrecoste generado por la inflación y un euro débil. “Todavía estamos al 70% de los niveles previos a la pandemia”, asegura. Todos esos motivos tendrán que combinarse con un precio atractivo, lo que augura fuertes rebajas de precios, corroboradas por algunos de los ponentes.

La llegada de viajeros españoles a EE UU se duplicará en 2024 hasta rozar el millón

Un poco más optimista sobre la recuperación se muestra Fred Dixon, consejero delegado de NYC&Company, la oficina de promoción de Nueva York, uno de los destinos más visitados por los españoles en EE UU. “La recuperación se está acelerando. Todo está volviendo a la normalidad: hoteles, aerolíneas, bares o restaurantes. Esperamos cerrar el año con un 85% de los turistas que vinieron antes de la pandemia, de los que 100.000 serán españoles”. En esa línea, Elliot Ferguson, consejero delegado de Destination DC para Washington, resume la nueva estrategia pospandémica. “Antes de la pandemia nos centrábamos en la promoción en mercados específicos. Ahora no nos importa de dónde vienen, si no que vengan. Y España es uno de los mercados importantes”. Al igual que el resto de ponentes, Ferguson hizo una encendida defensa del transporte intermodal para atraer viajeros de largo radio. “Al turista europeo que viaja a Nueva York debe ofrecérsele la posibilidad de estar en tres horas de tren en Washington o darle facilidades para coger un vuelo hasta Orlando”.

Los turistas desde EE UU a España crecen con fuerza

EE UU abre una guerra de precios para recuperar el turismo europeo perdido

Coste. Entre enero y julio de 2019 llegaron a los principales destinos turísticos en España 1,53 millones de turistas procedentes de EE UU, lo que supuso multiplicar por siete la cifra registrada en el mismo período de 2021 cercana a los 204.000 viajeros. La fortaleza del dólar frente al euro, que abarata los viajes a EE UU, fue el principal factor de cambio. Pese a ese fuerte incremento, el volumen de llegadas aún está 23 puntos por debajo de las recibidas entre enero y julio de 2019, con 1,99 millones.

Importancia. EE UU se ha convertido en el mercado emisor de turistas más importante fuera de la UE, con un 3,8% de los viajeros y un 4,3% del gasto. Cada viajero estadounidense gasta una media de 1.882 euros por estancia, muy por encima deReino Unido (1.109), Alemania (1.159) o Francia (763).

Normas
Entra en El País para participar