Pekín reabre sus fronteras a vuelos internacionales directos tras dos años de aislamiento

Air China reactiva un trayecto semanal desde París y la nipona ANA reanudará en agosto sus vuelos desde Narita

Un avión de Air China aterriza en el aeropuerto de Pekín.
Un avión de Air China aterriza en el aeropuerto de Pekín.

El Aeropuerto Internacional de Pekín, el más grande del mundo, ha reabierto este lunes sus fronteras a los vuelos internacionales directos, el primer paso de la capital china para adentrarse al mundo del turismo pospandemia, tras más de dos años de aislamiento.

Así, el Gobierno chino —que mantiene las restricciones más duras para evitar una recaída económica y sanitaria por el Covid-19— reactiva los 700.000 metros cuadrados del aeropuerto de Pekín que cerró a principios de 2020 para las llegadas internacionales; una medida que incrementó las dificultades para acceder a la ciudad por vía aérea. De hecho, hasta el momento, los viajeros que quisieran ir hacia Pekín, estaban obligados a hacer escala en algunas de las ciudades de China aprobadas por el Gobierno, donde debían cumplir los períodos de largas cuarentenas (de hasta 21 días) para luego subirse a un vuelo doméstico y llegar finalmente a la capital. 

Air China, la japonesa ANA y la emiratí Eithad Airways han sido las primeras aerolíneas en reactivar las rutas internacionales hacia Pekín. En concreto, la aerolínea estatal china ha abierto un vuelo semanal desde París, mientras que la nipona reanudará en agosto sus vuelos semanales desde el Aeropuerto Internacional de Narita —el principal aeropuerto que sirve a Tokio y el más grande de Japón—. Por su parte, Eithad Airways reactivó los vuelos directos a la capital a finales de junio, luego de que China redujera a siete días el tiempo que los viajeros extranjeros deben pasar en cuarentena.

La autoridad aérea china aseguró a principios de julio su intención de reanudar gradualmente los vuelos comerciales internacionales y abrir negociaciones con varios países para aumentar las frecuencias de vuelo hacia otros territorios. En este sentido, Air China prevé reanudar sus vuelos hacia Europa y Asia en las próximas semanas, mientras que China Eastern Airlines buscará operar más de 130 vuelos por semana

Incluso con la flexibilización de las normas de cuarentena, China sigue aislada en un mundo que se ha acostumbrado a convivir con el virus. Los viajeros autorizados a entrar al país deben permanecer en cuarentena durante siete días en un alojamiento aprobado por el Gobierno y tres días adicionales en su propia residencia o alojamiento. Durante y después de este período, pueden estar sujetos a pruebas de seguimiento. 

En las últimas semanas, los estudiantes internacionales de varios países, entre ellos India y Pakistán, han sido autorizados a regresar a China por primera vez desde la pandemia. Sin embargo, la mayoría de los analistas estiman que la recuperación del turismo está aún lejos.

El tránsito aéreo ha caído drásticamente tras la irrupción del coronavirus y su reactivación ha sido mucho más restringida con respecto a los países occidentales. Este martes, solo se registraron 94 vuelos desde y hacia China (según datos de VariFlight), un 96% menos en comparación a los 2.883 vuelos registrados en el mismo día de 2019. 

Cathay Pacific recupera su conexión Madrid-Hong Kong

Por otra parte, Cathay Pacific, la aerolínea de bandera de Hong Kong, recuperará a partir del próximo 2 de octubre su conexión entre Madrid y Hong Kong, que se vio obligada a suspender durante los últimos dos años y medio por culpa de la pandemia.

En un comunicado, la compañía ha explicado este miércoles que durante los meses de invierno —entre octubre y enero— operará un vuelo directo semanal entre Madrid y Hong Kong, con salida todos los domingos desde la capital española, mientras que las llegadas están programadas para
los sábados.

Concretamente, los vuelos hacia Hong Kong saldrán a las 12:20 horas desde la terminal 4S del aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas, y llegarán a primera hora de la mañana al aeropuerto internacional de Hong Kong. El trayecto se realizará en un aeronave Airbus A350-900, con una capacidad para 280 pasajeros.

La reanudación de la conexión con Madrid se enmarca dentro de la estrategia de Cathay Pacific de recuperar sus conexiones con Europa tras la pandemia, con vuelos semanales previstos para octubre y noviembre desde Reino Unido (13), Alemania (3), Francia (3), Países Bajos (1) e Italia (1).

Normas
Entra en El País para participar