Gobierno corporativo

Indra elige a Bernardo Villazán como sexto vocal independiente y convoca junta para el 28 de octubre

Los accionistas votarán la actualización de su consejo, con Juan Moscoso del Prado también como consejero dominical por la SEPI, y la aprobación de suprimir el voto dirimente del presidente, Marc Murtra

Indra elige a Bernardo Villazán como sexto vocal independiente y convoca junta para el 28 de octubre

El consejo de administración de Indra ha acordado este lunes convocar junta general extraordinaria de accionistas para el próximo día 28 de octubre a las 11:00 en primera convocatoria o el 29 de octubre en segunda, según ha comunicado a la CNMV. El objetivo de la misma es reordenar el consejo de la compañía y poner fin a la crisis reputacional desatada en la tecnológica española tras la última junta de accionistas, celebrada en junio, cuando se cesó a cuatro consejeros independientes y no se renovó a un quinto con el apoyo de SEPI, Sapa y Amber Capital.

La fecha de la convocatoria se ha comunicado tras seleccionar a un sexto candidato como vocal independiente. Se trata de Bernardo José Villazán Gil, consejero asesor y presidente de la comisión de sostenibilidad y gobierno corporativo de Grupo Antolín, y consejero de la empresa de envasado sostenible PackBenefit y del Grupo IPS, una consultora especializada en proyectos industriales ligados a la sostenibilidad. Villazán también presidió la ingeniería Grupo Daorje y fue consejero delegado de Ingeniatrics Technologies. Su nombramiento complementa los perfiles tecnológicos seleccionados previamente por la Comisión de Nombramientos, Retribuciones y Buen Gobierno, con la ayuda de la consultora Korn Ferry.

Villazán cierra la terna de los seis independientes que Indra quiere sumar a su consejo, después de que Felipe Fernández Atela, expresidente de Deutsche Telekom y presidente y CEO de AdeA,  quedara fuera de la misma por posibles problemas de incompatibilidad por el cargo que ocupa en esta última compañía, especializada en big data e inteligencia artificial, actividades que se solapa con algunas desarrolladas por Indra.

En la junta se votará el número de consejeros, es decir, si se pasa de 8 a 14 (antes de la crisis de Gobierno Indra contaba con 13 vocales) y se someterá a votación el nombramiento de los seis consejeros independientes. Además de Villazán, en la lista están Belén Amatriain, exdirectiva de Telefónica; Virginia Arce, socia responsable del sector tecnología, telecomunicaciones y entretenimiento y medios de PwC España; Olga San Jacinto, asesora experta en el diseño de estrategias de transformación; Coloma Armero, abogada, exsocia de Uría y Menéndez y consejera de Cemex Latam, y Axel Arendt, exdirectivo de Rolls-Royce.

Todos estos candidatos han sido avalados por la Comisión de Nombramientos, Retribuciones y Gobierno Corporativo de Indra, en la que participa la Sepi, principal accionista de Indra, con casi el 28% de los votos.

En la junta también se votará el nombramiento de Juan Moscoso del Prado con la condición de consejero dominical por parte de la SEPI. La entidad pública solicitó un tercer representante en el consejo de Indra el pasado 20 de mayo, después de comunicar que había empezado a ejecutar la autorización del Gobierno para elevar su participación hasta el 28%. La SEPI debía superar el 27% que le da derecho a ese tercer representante en el órgano, tal y como consta en la convocatoria remitida a la CNMV.

Si los candidatos reciben el respaldo de los accionistas, Indra equiparará el número de consejeros independientes con el de dominicales y ejecutivos, pues su consejo estará compuesto por dos consejeros ejecutivos (Luis Abril e Ignacio Mataix), cuatro dominicales (los tres de la SEPI y Jokin Aperribay, por Sapa), siete independientes (hay que sumar a Francisco Javier García Sanz, exdirectivo de Volkswagen, ya presente en el consejo) y el presidente de Indra, Marc Murtra, en la categoría de "otros”.

Ignacio Martín, aún presente en el consejo, dejará el consejo de Indra tras concluir el proceso para configurar el nuevo consejo, tal y como anunció el pasado junio.

Los accionistas votarán igualmente si se aprueba la modificación del artículo 24 de los estatutos sociales de Indra para suprimir el voto dirimente del presidente, Marc Murtra, para deshacer empates en el consejo, lo que forzará a llegar a acuerdos al consejo.

No se esperan sorpresas y parece que todas las propuestas saldrán adelante con los votos al menos de la SEPI, Amber, el fondo que gestiona Joseph Oughourlian, que ha recibido luz verde del Gobierno para llegar hasta el 9,99% de Indra (actualmente supera el 5%), y la empresa vasca de defensa Sapa, con el 8% de la tecnológica. Los tres socios podrían llegar a controlar casi el 46% de cara a la junta si Amber eleva su porcentaje a casi el 10%.

Con este vuelco en el consejo, Indra podría potenciar su área de defensa, un sector que está creciendo con fuerza tras la guerra de Ucrania. En el aire queda si se producirá o no la segregación de Minsait, que se topó en el pasado con la oposición de los anteriores consejeros independientes.

Normas
Entra en El País para participar