De Vox a Podemos: los partidos creen que "hay independencia judicial", pero discrepan sobre la elección del CGPJ

Foro Judicial Independiente (FJI) ha organizado un debate en el Congreso con representantes de las principales fuerzas políticas

De izquierda a derecha: La magistrada Cristina de Vicente, Javier Ortega Smith (Vox), Enrique Fernando Santiago (Podemos), Luis Santamaría (PP), el magistrado José Ramón Bernacer María, José Maria Oleaga (PSOE) y Edmundo Bal (Cs)
De izquierda a derecha: La magistrada Cristina de Vicente, Javier Ortega Smith (Vox), Enrique Fernando Santiago (Podemos), Luis Santamaría (PP), el magistrado José Ramón Bernacer María, José Maria Oleaga (PSOE) y Edmundo Bal (Cs)

Este lunes Foro Judicial Independiente (FJI) ha celebrado sus 20 años de vida en el Congreso de los Diputados. Con la situación de bloqueo que atraviesa el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Tribunal Constitucional de fondo, la cuarta asociación judicial del país por número de asociados ha organizado un debate con representantes de las cinco principales fuerzas políticas, moderado por José Ramón Bernacer María, juez de menores y decano de los juzgados de Toledo.

De Vox a Unidas Podemos, pasando por el PP, PSOE y Cs, los representantes políticos han coincidido en que “en España hay independencia judicial”, pues los jueces son “libres” al dictar sus sentencias. El problema está en el órgano de gobierno de los jueces, cuyos integrantes son propuestos por una mayoría cualificada de tres quintos de las Cámaras, lo que en la práctica obliga a entenderse a populares y socialistas, que llevan sin ponerse de acuerdo desde 2018. Aunque el CGPJ no tiene funciones jurisdiccionales, es decir, no juzga ni hace cumplir lo juzgado, sí se ocupa de los nombramientos de la cúpula judicial, entre otras funciones de carácter administrativo.

Para el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, quien ha sido el primero en intervenir, “en España sí existe independencia judicial”, pero hay “una amenaza” sobre el CGPJ basada “en el permanente control de los partidos políticos y de los gobiernos”. Por eso, para su formación es “capital” que los doce vocales judiciales del CGPJ lo sean por “voto personal, directo y secreto” de los propios jueces, sin interferencias de avales de las asociaciones” y sin que puedan tener vínculos con el poder político. Además, ha defendido que las competencias en materia de Justicia de las comunidades autónomas pasen al Estado central.

Por su parte, el diputado Enrique Fernando Santiago, portavoz adjunto de la Comisión de Justicia de Unidas Podemos, ha dicho que “no hay ninguna duda de que en España hay independencia judicial, que es el ejercicio de la potestad jurisdiccional sin presiones ni influencias”. Otra cosa es si los jueces “son neutrales e imparciales”, pues “vivimos en una sociedad donde todo el mundo tiene sus criterios de índole político”.

A su parecer, sí “hay un intento de interferencia de los partidos en el Poder Judicial que no debería de ser”. Como ejemplo ha puesto unas recientes declaraciones de José María Macías, vocal conservador del CGPJ, en La Razón, donde responsabilizaba al Gobierno de la nación “del estropicio a la Justicia”. Además, ha sostenido que “hay una coordinación entre el PP y ese grupo del Poder Judicial (el denominado sector conservador) para evitar el cumplimiento constitucional de renovación del Tribunal Constitucional y del CGPJ”. No obstante, se ha manifestado a favor de mantener el sistema actual de elección de los vocales del CGPJ, de forma que todos sean escogidos por el poder político.

Por su parte, Luis Santamaría, diputado del PP y portavoz de la Comisión de Justicia, le ha replicado que su partido fue el que propuso a Fernando Grande-Marlaska, actual ministro del Interior por el PSOE, como vocal del CGPJ. También ha criticado las “descalificaciones de miembros del Gobierno al Poder Judicial” y la “sobrerrepresentación” de algunas asociaciones judiciales en los procesos de elección de la cúpula judicial. Según ha dicho, Feijóo le tiende la mano a Sánchez para renovar el CGPJ, aunque su formación defiende que inmediatamente después se lleve a cabo una reforma legal para que 12 de los 20 miembros del CGPJ sean elegidos por los propios jueces.

Para Santamaría, en España también “hay independencia” judicial y el simple hecho de cuestionarlo “le causa un problema” a los jueces de a pie, aquellos que juzgan y hacen ejecutar lo juzgado.

Por otro lado, José María Oleaga, portavoz de la Comisión de Justicia del PSOE en el Senado, cree que hay que diferenciar entre “lo que realmente ocurre en los juzgados y la percepción de la ciudadanía". En todo caso, considera que "hay independencia judicial”. Y ello porque, según su experiencia como abogado, en cada asunto que ha llevado “los jueces han resuelto como consideraban oportuno”. “Un juez habla con sus prominencias, actos y sentencias”, ha apuntado.

Pese a ello, el socialista ha dicho que “las corrientes de la ultraderecha en Europa ponen en duda la independencia” judicial, aunque “en democracia hay dos principios fundamentales: el respeto a la soberanía popular y el cumplimiento de las leyes”. De esta forma, ha criticado al PP por “oponerse a una obligación que hemos jurado”, en referencia a la renovación del CGPJ. “Este tema es muy serio y no se puede tomar a broma. Es un golpe a la democracia”, ha denunciado. Aunque “el PSOE no está de acuerdo en eliminar completamente el control parlamentario de elección de los miembros del CGPJ”, sí cree que en la elección “tienen que participar los jueces, pero no en exclusiva”.

Por último, Edmundo Bal, portavoz nacional de Cs, ha defendido que en España “los jueces son independientes”, aunque “la sociedad no lo percibe. Si nos encontramos con un WhatsApp que dice que vamos a controlar la sala segunda del Supremo desde atrás o vamos a poner a mis amigos en el Constitucional que nadie se sorprenda”, ha dicho en referencia a un mensaje enviado en 2018 por Ignacio Cosidó, exportavoz de los populares en el Senado, a sus 146 compañeros de la Cámara Alta. En el texto les detallaba los flecos de un acuerdo alcanzado con los socialistas para repartirse el nombramiento de los vocales del CGPJ. Por eso, ha defendido que “además de ser independiente, la justicia debe parecerlo” también.

El diputado ha defendido una modificación del sistema de elección de los vocales del CGPJ, en línea con Vox, de forma que sean escogidos “por parte de los jueces y con la no interferencia de las asociaciones judiciales”, pues “sabemos quiénes las forman”. “El PP después de 35 años de repartirse los jueces (con el PSOE) parece que ha visto la luz”, ha criticado.

Normas
Entra en El País para participar