Tecnología

Cámaras inteligentes, lo último para prevenir robos en supermercados

Las firmas de seguridad incorporan nuevas tecnologías para prevenir los hurtos en grandes y pequeñas superficies. El comercio pierde 1.800 millones al año a causa de los robos

El algoritmo de Veesion detecta un robo en un supermercado.
El algoritmo de Veesion detecta un robo en un supermercado.

Un simple gesto puede delatar a un ladrón cuando trata de cometer un robo en el supermercado. La inteligencia artificial puede detectar automáticamente comportamientos sospechosos o patrones de hurto que se repiten constantemente, ya que no responden a un plan organizado.

En España se cometen un millón de hurtos y robos al año, según los datos aportados por el Ministerio del Interior. Si separamos estos delitos por su tipología, los robos sin efracción (es decir, sin rotura o fractura de algún objeto) ascienden a 700.000. Solo un 10% de ellos responden a una planificación. La mayoría, el 90%, se cometen de manera impulsiva. Sus autores son ladrones no profesionales, cuyos gestos y actitudes permiten predecir cuándo decidirán perpetrar el hurto.

Gracias a este análisis, la inteligencia artificial puede detectar robos en tiempo real y conseguir neutralizarlos. Es la tecnología que utiliza la startup Veesion recientemente desembarcada en nuestro país. Su sofisticado sistema analiza las imágenes de las cámaras de seguridad en directo y, a través de su algoritmo, descubre gestos sospechosos. Además, aplica el aprendizaje activo, es decir, mejora el rendimiento constante, gracias a los datos acumulados.

En España se cometen anualmente un millón de hurtos y robos

“El sistema se conecta a la cámara ya instalada en la tienda. Cuando el software detecta un robo, envía una alerta. Recibimos las imágenes y las analizamos en tiempo real. En cuanto se detecta una amenaza, los guardias de seguridad son alertados y pueden intervenir”, explica Pablo Blanco, director nacional de Veesion en España y Latinoamérica.

La Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) alerta de que las pérdidas vinculadas a hurtos, fraudes e ineficiencias, supone el 0,8% de las ventas del comercio, lo que equivale a 1.800 millones de euros anuales. Las empresas de seguridad se reinventan año a año para ofrecer soluciones a un problema que trae de cabeza a grandes superficies y pequeños minoristas, especialmente a raíz de la crisis económica.

“En los próximos años, nuestras empresas van a seguir centrándose en la adopción de drones, robots… y de sistemas de verificación en comunicación presencial y remota de incidentes de seguridad, y van a analizar las aportaciones a sectores estratégicos como el turismo, el agroalimentario y el sanitario”, avanza Paloma Velasco, directora ejecutiva de la Asociación de Empresas de Seguridad (AES).

Pero solo el 10% son planificados; la gran mayoría se perpetran de manera impulsiva

Enfocados desde hace años en la implantación de sistemas de autocobro en los supermercados, en STC Nedap apuestan porque esta revolución en la forma de comprar, además de ofrecer al cliente una experiencia de compra satisfactoria, contribuya a prevenir los hurtos.

Como explica Salvador Cañones, socio director de la empresa, una vez que el cliente ha efectuado el pago, “los accesorios de seguridad (collarines para botellas, carcasas de policarbonato...) se abren de manera automática. Si la botella con collarín antihurto fue escondida dentro de la mochila, y no es presentada al escáner, no se abrirá y activará una alarma”. Pero los nuevos dispositivos no están al alcance de todos. “Solo las grandes compañías con muchas tiendas pueden llevar el coste indexado a cada punto de venta a un nivel asumible”, asegura Cañones. Desde AES prefieren hablar de inversión, no de gasto. “¿Qué es más caro, invertir en seguridad o gastar en las consecuencias de no hacerlo?”, cuestiona Velasco.

Internet de las cosas en carros de la compra. Desde hace años las empresas Techno Security y Sigfox desarrollan un sistema de pequeños sensores instalados en carros de la compra de supermercados para localizarlos en caso de robo.

Videovigilancia en plantas fotovoltaicas. La magnitud y las peculiares características de las plantas fotovoltaicas requieren situarlas en zonas remotas donde la vigilancia es imprescindible. Sistelec y Cambium Networks han instalado 162 cámaras de vídeo conectadas gracias a la solución de banda ancha inalámbrica en zonas de Chile y España.

Espejos mágicos. STC Nedap ha creado la solución tecnológica de los Advan Mirrors, espejos instalados en los probadores de tiendas de ropa. Detectan los productos que hemos escogido y ofrecen información inmediata en cuanto a tallas, colores o disponibilidad. Al mismo tiempo son una herramienta antihurto, ya que el comerciante sabe cuántas prendas han entrado y salido del probador y si han sido manipuladas.

Control de aforos. En los próximos años seguirán creciendo las ventas de productos tecnológicos orientados al control de aforos, control de aglomeraciones, control automático de distancia, detección automática de temperatura o identificación de personas, según datos de la Asociación Española de Empresas de Seguridad.

Normas
Entra en El País para participar