Capital riesgo

Ayesa compra Ibermática para crear un gran grupo tecnológico español

La compañía vasca estaba controlada por el fondo ProA Capital y participada por la ONCE y Kutxabank

Jose Luis Manzano, consejero delegado de Ayesa.
Jose Luis Manzano, consejero delegado de Ayesa.

Operación de concentración en el sector tecnológico español. Ayesa ha acordado la adquisición de la consultora tecnológica Ibermática, hasta ahora controlada por el fondo ProA Capital, así como otros accionistas minoritarios, como la ONCE o Kutxabank. El objetivo es crear un gran grupo español orientado a la consultoría tecnológica.

Ibermática es una compañía fundada en los años 70 y con sede en el País Vasco, donde permanecerá tras la operación. Al cierre de 2021 contaba con 4.750 trabajadores y una facturación de 276 millones de euros. Su negocio está especializado en ofrecer soluciones a empresas y administraciones públicas en los ámbitos del desarrollo y mantenimiento de aplicaciones de software e infraestructuras, además de la implantación de tecnologías emergentes como la inteligencia artificial, la analítica avanzada de datos, ciberseguridad y migración a la nube, entre otros.

El grupo resultante alcanzará una facturación de 600 millones de euros, lo que la situará entre los cinco mayores grupos tecnológicos en España, según aseguran en una nota de prensa. Estará presente en 22 países y la operación permitirá reforzar sus servicios en aspectos como la inteligencia artificial, analítica de datos, automatización y robotización de procesos o desarrollo de aplicaciones nativas en cloud.

La compañía estará controlada por el fondo A&M Capital Europe, que adquirió Ayesa el año pasado. Su objetivo pasa por mantener la estrategia de crecimiento con más adquisiciones, tras haber realizado otras dos compras este mismo año.

Para esta operación, Ayesa ha contado con Arcano como asesor financiero, con Houlihan Lokey como asesor de deuda y con Pérez-Llorca como asesor legal. Por su parte, los socios de Ibermática han contado con EY para la elaboración de los informes de due diligence, Deloitte como asesor financiero y Linklaters como legal.

Ibermática era una participación histórica en la cartera de ProA, que la adquirió en 2013. Y trató de venderla sin éxito en varios procesos en los últimos años.

Normas
Entra en El País para participar