Wallbox consigue unos ingresos récord en el segundo trimestre pero pierde 37 millones

La compañía tecnológica catalana facturó 39,5 millones entre abril y junio

Sus números rojos se explican porque está en una etapa de expansión con un gran esfuerzo inversor

Eduard Castañeda y Eric Asunción, cofundadores de Wallbox.
Eduard Castañeda y Eric Asunción, cofundadores de Wallbox.

Wallbox, el unicornio español que se dedica a la fabricación de soluciones de carga para vehículos eléctricos y edificios, registró durante el segundo trimestre del año una cifra de negocios récord, con un aumento del 124%, hasta los 39,5 millones de euros. Sin embargo, según ha informado la compañía catalana este miércoles, sus pérdidas entre abril y junio ascendieron a 37 millones, una circunstancia que viene siendo normal en esta empresa que está realizando un gran esfuerzo inversor para continuar expandiéndose.

Entre esas inversiones está la compra de dos compañías que Wallbox adquirió en el segundo trimestre: Coil Inc y Ares Electronics. La primera, "un instalador de cargadores de vehículos eléctricos líder en el mercado estadounidense, y la segunda, "un innovador proveedor de placas de circuitos impresos, que amplía las capacidades de diseño y fabricación de Wallbox", según ha explicado la compañía española en un comunicado.

En el mencionado periodo, Wallbox consiguió unos márgenes brutos del 41,1% y vendió casi 64.000 cargadores, lo que supone un aumento del 95% respecto al mismo periodo de 2021. “Ha sido un trimestre muy intenso para Wallbox (...) Hemos forjado nuevas colaboraciones, hemos incrementado la producción de nuestro cargador rápido Supernova y hemos adquirido dos empresas líderes que esperamos que amplíen nuestra oferta, mejoren nuestras capacidades y refuercen nuestra posición competitiva en un mercado de rápido crecimiento", ha afirmado el consejero delegado de la compañía, Enric Asunción.

"Aunque la incertidumbre geopolítica y la inflación suponen un reto para la mayoría de las empresas, nos encontramos en una posición única en un mercado muy atractivo que se beneficia de los vientos de cola", ha añadido el directivo de esta firma que salió a Bolsa en Nueva York el pasado mes de octubre.

Para el conjunto del ejercicio, Wallbox prevé finalizar con una cifra de negocio de entre 175 y 195 millones, lo que significaría un incremento de los ingresos de entre el 145% y 170% en comparación a un año antes. Recientemente, la empresa inauguró su segunda planta en Barcelona, en Zona Franca, y abrirá una nueva factoría en EE UU, en Texas, la cual se prevé que comience a funcionar en otoño.

Normas
Entra en El País para participar