Wallbox triplica sus ingresos en el primer trimestre hasta los 28,3 millones

La compañía catalana tuvo unas pérdidas operativas de 19,4 millones por su esfuerzo inversor

El consejero delegado de Wallbox, Enric Asunción.
El consejero delegado de Wallbox, Enric Asunción.

El fabricante de soluciones de recarga para vehículos eléctricos español Wallbox consiguió casi triplicar (un 192% más) sus ingresos en el primer trimestre del año, hasta los 28,3 millones de euros, según los resultados publicados este miércoles por la empresa. Sin embargo, debido a su esfuerzo inversor y a que esté en plena etapa de expansión, la compañía, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, tuvo unas pérdidas operativas de 19,4 millones, según recoge Efe.

“A pesar de un contexto geopolítico complicado y de las continuas interrupciones de la cadena de suministro mundial, Wallbox sigue teniendo un rendimiento excepcional y ha superado las expectativas para el primer trimestre de 2022. Me enorgullece compartir estos resultados récord, que ponen de manifiesto nuestro continuo compromiso con la ejecución de nuestro plan de negocio”, ha afirmado Enric Asunción, consejero delegado de la compañía catalana.

La empresa indicó que durante los primeros tres meses del año consiguió vender 51.000 cargadores, lo que supone un 180% más que hace un año. En este periodo, los márgenes brutos de la compañía fueron del 41,4%.

Además, entre enero y marzo el fabricante de cargadores contrató a 104 empleados, aumentando su plantilla en todo el mundo hasta aproximadamente las 1.000 personas. “El año 2022 parece evolucionar como habíamos previsto y estamos muy satisfechos por empezar a ofrecer nuevos e innovadores productos al mercado”, ha añadido Asunción.

Recientemente, la empresa inauguró su segunda planta en Cataluña y la tercera en el mundo (tiene otra en China mediante una joint venture). En la nueva factoría, que está en la Zona Franca de Barcelona, Wallbox prevé dar empleo a 520 personas y alcanzar una producción anual de cargadores de un millón de unidades en 2025. Tras esta factoría, Wallbox abrirá otra en Texas, Estados Unidos, que comenzará a producir en otoño.

Esta última fábrica se dedicará a la producción de cargadores para el mercado norteamericano (Estados Unidos, México y Canadá). Allí, Wallbox ha firmado en los últimos meses dos grandes acuerdos con Napa y City Electric Supply, dos importantes vendedores de piezas y complementos de vehículos eléctricos, para así ampliar su presencia en el mercado norteamericano.

Normas
Entra en El País para participar