Subida desde mínimos

¿Rebote en mercado bajista?... Alzas del 10% pese a los avisos de recesión

Desde Citi ven la ola de optimismo como una señal de alarma

Ibex pulsa en la foto

Día a día crecen las voces que ponen en duda la sostenibilidad del reciente rally que viven las Bolsas. Dos meses después de que los bancos centrales comenzaran a acelerar la normalización monetaria y con la economía dando señales de frenazo, los inversores no están dispuestos a dejar escapar la oportunidad para intentar mitigar las pérdidas que acumula la Bolsa en el año. Aunque en 2022 el rojo sigue siendo la tendencia imperante, desde los mínimos más recientes, algunas Bolsas acumulan revalorizaciones que rozan o superan en 10%. La continuidad de tal subida dependerá de si hoy se confirma o no la moderación de la inflación en EE UU con el dato de IPC de julio.

La ola optimismo que recorre el mercado es vista por los estrategas de Citi como señal de alarma. Los expertos de la entidad apuntan que el optimismo que existe entre los analistas a día de hoy no se veía desde los máximos registrados en el 2000 y 2007, antes de que las Bolsas se desplomaran.

Los inversores parecen ignorar que la recuperación que está experimentando el mercado coincide con el deterioro de los fundamentales macroeconómicos. La mejor muestra de ello es la entrada en recesión técnica de EE UU en el segundo trimestre. Entre abril y junio el PIB se contrajo un 0,9% anualizado tras la caída del 1,6% que sufrió en los tres primeros meses del año. Paolo Zangheri, economista senior de Generali Investments, considera que ya en los seis primeros meses del año el impacto del endurecimiento monetario ha sido mayor de lo esperado. En el primer semestre la economía solo recogió las consecuencias de la primera subida de tipos de 75 puntos básicos. Un mes después la elevada inflación llevó a la Reserva Federal a repetir el movimiento, lo que se traduce en la subida de tipos más agresiva desde comienzos de la década de los 80. Aunque en la pasada reunión el presidente de la Fed, Jerome Powell, quiso calmar los ánimos y aseguró que la subida de tipos continuaría, pero a un ritmo más moderado desde Generali creen que el tímido parón no será suficiente para impedir la recesión. “Las condiciones financieras aún desfavorables y la ausencia de estímulos fiscales limitarán el crecimiento de 2023 al 0,7%. Las cifras del PIB agudizarán los temores de una inminente recesión en EE UU. El riesgo de que este escenario se produzca en el primer semestre del próximo año se acerca al 50%”, remarcan.

Estos avisos coinciden con la inversión de la curva de deuda, un síntoma de recesión. Desde que en marzo la Fed pusiera fin a los tipos cero, el ascenso de las rentabilidades ha sido imparable, un comportamiento que se ha dejado sentir especialmente en los vencimientos cortos. Cinco meses y cuatro repuntes de las tasas después, el bono de EE UU a dos años cotiza en el 3,26% frente al 2,79% de la deuda con vencimiento en 2032. El diferencial entre estos títulos se sitúa en los 46 puntos, mínimos del 2000.

Los analistas de Bank of America esperan que con un contexto macroeconómico más débil la Bolsa europea caiga un 10% adicional. Por su parte, los analistas de Goldman Sachs y Bernstein creen que a corto plazo el mercado asistirá a una nueva caída. Es decir, consideran que las subidas registradas en el último mes y medio corresponden al tradicional rebote de un mercado bajista. Los inversores han aprovechado la elevada sobreventa de muchas cotizadas para tomar posiciones a precios más reducidos.

El Cac lidera la remontada en Europa

Subidas. Aunque han sido los índices de EE UU los que más han recuperado desde sus recientes mínimos, en Europa la Bolsa francesa lidera la remontada. El Cac francés avanza un 11,99% desde el 5 de julio. No muy lejos se sitúa el Euro Stoxx 50, que suma un 10,58%. Por debajo de los dos dígitos están el Dax alemán (9,14%) y el Mib italiano (9,41%). Además del endurecimiento de la política monetaria, la Bolsa italiana ha tenido que hacer frente a la dimisión de Mario Draghi. Más modestas son las ganancias del FTSE británico (6,73%) y del Ibex (6,5%), los dos índices que más resistencia ofrecen a las sacudidas que sufre el mercado en 2022. Al otro lado del Atlántico, el Nasdaq recupera un 16,9%; el S&P 500, un 12,3% y el Dow Jones, un 9,7%.

Normas
Entra en El País para participar