Diseño del Spotify Car Thing Ampliar foto
Diseño del Spotify Car Thing Spotify

Car Thing, el accesorio de Spotify que nadie utiliza, deja de estar disponible en el mercado

Solo ha durado 5 meses en el mercado.

Pocas veces hemos visto un producto desaparecer del mercado tan rápido. Y esto es lo que ha conseguido Spotify con su Car Thing, un accesorio para el salpicadero del coche y que, tras escasos cinco meses en el mercado, desaparece de forma definitiva.

Fue en febrero de 2022 cuando la compañía anunció la puesta a la venta de Spotify Car Thing, un accesorio que ha sido diseñado para controlar el servicio de streaming mientras conduces. Y lo cierto es que el producto pintaba bien, pero no ha sido precisamente un fenómeno en ventas, sino más bien un lastre para la compañía.

Adiós a Spotify Car Thing: fue bonito mientras duró

O esto es lo que se desprende del último informe financiero de Spotify y en el que indican que Car Thing ha tenido un coste de 32 millones de dólares en pérdidas. "El margen bruto declarado se vio afectado negativamente por nuestra decisión de dejar de fabricar Car Thing", dice el comunicado.

"Basándonos en varios factores, como la demanda del producto y los problemas de la cadena de suministro, hemos decidido detener la producción de unidades de Car Thing", dijo un portavoz de Spotify a los compañeros a TechCrunch. "Los dispositivos existentes funcionarán como estaba previsto. Esta iniciativa ha desbloqueado aprendizajes útiles, y seguimos centrados en el coche como un lugar importante para el audio."

Diseño del Spotify Car Thing ampliar foto
Diseño del Spotify Car Thing Spotify

De esta manera, Car Thing finaliza su andadura en el mercado con más pena que gloria desde su fecha de lanzamiento en febrero de este año. Y es que, lo cierto es que todo el proceso ha sido un completo despropósito.

Primero, Spotify abrió un sistema de invitaciones en abril de 2021 para poder comprar el producto, que no llegó a todos los usuarios hasta febrero de 2022. Además, las malas críticas por parte de la prensa especializada, que veían que cualquier vehículo con pantalla no necesita este accesorio, además de que tan solo se podía vincular con Spotify y no con otros servicios han sido clavos en el ataúd de este producto.

Un producto que finalmente no ha salido de Estados Unidos y que, para quitarse el stock que todavía tienen, ahora puedes comprar a mitad de precio ya que, aunque su precio oficial es de 89,99 dólares, lo están vendiendo a 49,99 dólares. ¿Conseguirán vender las unidades restantes? Lo cierto es que no lo tenemos nada claro. Principalmente porque tiene muy pocas posibilidades de sacarle partido a un producto que no tiene cabida en el mercado actual. Quizás hace unos años sí que hubiera funcionado, pero a día de hoy, el fracaso estaba asegurado.

Normas
Entra en El País para participar