Aena vuelve a beneficios tras ocho trimestres en pérdidas y gana 163,7 millones hasta junio

El endeudamiento neto sobre el ebitda se reduce a la mitad hasta 5,4 veces

Aena vuelve a beneficios tras ocho trimestres en pérdidas y gana 163,7 millones hasta junio

Aena registró en los seis primeros meses de 2022 un beneficio de 163,7 millones de euros, frente a las pérdidas de 346,4 millones sufridas en el mismo periodo de 2021, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El gestor aeroportuario vuelve a beneficios tras ocho trimestres en pérdidas, desde el primer trimestre de 2020, cuando estalló la pandemia y ganó 23,1 millones de euros.

El número de pasajeros en los seis primeros meses del año aumentó un 287,7% en España, hasta los 104,9 millones, lo que equivale al 82% del tráfico del primer semestre de 2019, antes de la pandemia. El incremento ha sido generalizado en todos los aeropuertos y en todos los tipos de tráfico: el nacional sube un 142,6%, mientras que el internacional se incrementa un 469%. Si se contabilizan los datos del Aeropuerto de Luton (Londres) y de los seis aeropuertos de Aena Brasil, la cifra total de pasajeros asciende a 117,3 millones, un 257,3% más respecto al mismo periodo de 2021, lo que equivale a una recuperación del 81,8% del tráfico de 2019.

En su nota, Aena destaca que tras la sexta ola de Covid-19, la situación actual de la pandemia ha permitido la flexibilización de las medidas que restringen la movilidad de las personas, lo que ha mejorado los resultados de tráfico del primer semestre de 2022 respecto a los inicialmente previstos. Por ello, la compañía ha elevado su escenario de tráfico para este año a una horquilla entre el 75% y el 85% respecto a las cifras de 2019.

Esa reactivación del tráfico aéreo ha sido determinante para que los ingresos consolidados se hayan duplicado hasta alcanzar los 1.720 millones de euros. De esa cantidad, 1.072 millones procedieron del negocio puramente aeronáutico, que incrementó su peso en la cifra de negocio hasta representar el 62,3% del total. En segundo lugar figura el área comercial, que generó unos ingresos de 398 millones, un 23,1% del total. La contribución al resultado de explotación se modifica sustancialmente entre ambas divisiones, ya que la aeronaútica aporta el 42,6% y la comercial un 39,3% del total. La nota remitida por Aena revela que en el segundo trimestre de 2022, excluyendo ajustes contables de la DF7, se ha recuperado el nivel de ingresos comerciales del mismo periodo de 2019. Todo ello pese a que, tal y como recalca el gestor aeroportuario, las rentas mínimas anuales garantizadas por los alquileres de Aena siguen afectadas por la aplicación de la Ley 13/2021 en su Disposición Final Séptima, la cual modificó los contratos de arrendamiento o cesión de local de negocio para actividades de restauración o de comercio minorista que estuvieran en vigor el 14 de marzo de 2020 o licitados con anterioridad.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) pasó también a valores positivos con 631,3 millones de euros, frente a los -58,2 en el mismo periodo de 2021. Otro de los aspectos más relevantes de los resutados ha sido el desapalancamiento experimentado por el gestor aeroportuario. Al cierre de 2021 se anotaba una deuda financiera neta de 6.932 millones de euros, situándose como la segunda cotizada ligada al turismo más endeuda, solo por detrás de IAG. En solo seis meses ha bajado esa cifra a 6.544 millones. De esta manera, la ratio deuda neta/ebitda pasó de cerrar 2021 con un ratio de diez veces a contar con otro de 5,4 veces en junio de 2022, propiciada por la mejora del resultado de explotación y del menor endeudamiento.

El calendario de vencimientos de deuda de Aena revela que les quedan dos años con cierta tranquilidad (2022 y 2023), en los que solo tendrá que afrontar el pago de 268 millones en el primero y de 594 millones en el segundo. El primer gran reto financiero que tendrá que afrontar será en 2024, en el que el pasivo a devolver se eleva a 1.996 millones, un 27,5% del total. La cifra cae hasta los 1.177 millones en 2025 (un 16,2% del total) y hasta los 783 millones en 2026 (un 10,8%). En caso de dificultades, una parte sustancial de ese pasivo habrá que refinanciarlo y se unirá a los 2.442 millones (un 33,6%) que vencen a partir de 2027.

Por otro lado, el consejo de administración de Aena, en su reunión celebrada el 26 de julio de 2022, aprobó la propuesta tarifaria aplicable a partir del 1 de marzo de 2023, fijando el ingreso máximo anual ajustado por pasajero (IMAAJ) para 2023 en 10,01 euros por pasajero, lo que supone una variación del 0,69% respecto a lo fijado para 2022 (9,95 euros por pasajero).

2.421 millones de liquidez

La compañía dispone de líneas de liquidez por importe de 2.421,4 millones de euros a 30 de junio de 2022, a las que se añade la posibilidad de realizar emisiones a través del programa de Euro Commercial Paper (ECP) de hasta 900 millones de euros, que se encuentran disponibles en su totalidad. Aena cuenta con dispensas temporales por parte de todas las entidades bancarias acreedoras para el cumplimiento de las ratios financieras hasta el 30 de junio de 2023. Al cierre del primer semestre cumplía con las ratios financieras exigidas en los préstamos mencionados.

Aena ha informado que ha realizado una valoración de sus activos, en cumplimiento con la normativa contable NIC 36, para determinar si se ha producido algún deterioro por el impacto de la crisis sanitaria del coronavirus. De la valoración se concluye que la actividad aeroportuaria, que engloba la aeronáutica y la comercial en la red de aeropuertos en España no ha sufrido ningún deterioro así como la referente al aeropuerto de Luton. En el otro lado, el análisis muestra dos reversiones del deterioro en dos activos: en el grupo aeroportuario del Nordeste de Brasil por importe de 23,5 millones y en el aeropuerto de Murcia por 3,8 millones. Ambas reversiones han tenido un impacto positivo de 27,4 millones en la cuenta de pérdidas y ganancias sin efecto en la baja.

Normas
Entra en El País para participar