Sabadell eleva el beneficio un 78% hasta junio impulsado por TSB y la reducción de costes

Mejora todos los márgenes del negocio típico bancario

Sede de Sabadell, en una imagen de archivo.
Sede de Sabadell, en una imagen de archivo. Getty

Sabadell ha anunciado un resultado en el primer semestre del año de 393 millones de euros, lo que supone un 78,1% más que los 220 millones obtenidos entre enero y junio de 2021 gracias a la mayor generación de ingresos y la contribución británica TSB. De hecho, el beneficio de Sabadell supera holgadamente las estimaciones de los analistas, que preveían unos 330 millones de euros, según analistas.

La filial TSB, superados los problemas de integración tecnológica que arrastró durante los últimos años, sigue contribuyendo al negocio y ha sido uno de los motores de generación de ingresos. La entidad británica logró un beneficio de 54 millones al grupo, frente a los 39 millones registrados en el primer semestre en 2021. En el primer trimestre, la entidad ya fue uno de los motores del beneficio de Sabadell.

En la actividad comercial, el banco se vio beneficiado por la paulatina subida de tipos, precisamente en Reino Unido. En ese sentido, el margen bruto de Sabadell aumentó un 6,4% hasta los 2.507 millones. Se vio apoyado por un mayor margen de intereses (4,2% hasta 1.757 millones) y por el repunte de los ingresos por comisiones (2,5%). En TSB el alza en estos indicadores fue superior gracias a la subida de tipos del Banco de Inglaterra desde principios del año: el margen de intereses creció un 14% y los ingresos por comisiones otro 14%.

El crédito vivo de Sabadell cierra el primer semestre de 2022 con un saldo de 158.074 millones de euros, un 4,1% más interanual. En el último trimestre, la producción hipotecaria en España ha alcanzado los 1.501 millones de euros, lo que supone récord histórico de producción y un aumento del 19% respecto al trimestre anterior. El nuevo crédito al consumo aumenta un 17% intertrimestral, y hasta los 805 millones. La facturación de tarjetas crece un 16%, alcanzando los 5.541 millones, y la facturación de TPV un 27% más, situándose en 12.111 millones. Ambas cifras suponen un récord histórico para el banco.

Por otro lado, los gastos de explotación bajan un 7,8% en el año, después de la reestructuración llevada a cabo el año pasado. Y es que, a principios de 2021 el banco negoció la salida voluntaria de 1.800 empleados, a lo que se unió un ERE para 1.605 trabajadores para el que se llegó a un acuerdo a finales del ejercicio. Dentro del proceso, también llevó a cabo el cierre de 320 oficinas.

Esa caída de los gastos de explotación contribuyó a situar la ratio de eficiencia en el 46,91% (sin amortizaciones) frente al 53,73% anterior. Se trata de un nivel en el que los expertos consideran que una entidad empieza a ser eficiente (cuando la ratio está por debajo del 50%). Además, con los citados planes de reestructuración Sabadell prevé unos ahorros anuales de 130 millones en España.

En cuanto a la rentabilidad, el banco catalán registró una ratio ROTE del 7% frente al 3,9% de hace un año. La entidad tiene como objetivo cerrar el ejercicio 2022 con un nivel de rentabilidad por encima del 6%, por lo que con las cifras actuales a cierre del primer semestre ya adelantaría en más de un año una de las metas recogidas en su plan estratégico hasta 2023.

Igualmente, en los niveles de solvencia, Sabadell cerró el trimestre con una ratio CET1 fully loaded del 12,48%, lo que supone 3 puntos porcentuales más que en marzo de 2022. La entidad tiene fijado en su plan estratégico superar el 12% a finales de 2023 por lo que ya se mantiene en esos niveles.

En lo que respecta a la morosidad, la entidad continuó con la tendencia a la reducción de créditos morosidad y se situó en 3,31% (3,58% en junio de 2021). El coste del riesgo del crédito se sitúa en 40 putos básicos a cierre del segundo trimestre 2022, lo que supone una reducción de 13 puntos en la comparativa interanual.

Normas
Entra en El País para participar