Sabadell activa la venta del ‘Proyecto Cora’, una cartera de créditos dudosos valorada en 310 millones

Se trata de préstamos a pymes con colateral

Entre los compradores interesados, Axactor, Apollo, Fortress y CPPIB

Sede de Sabadell en una imagen de archivo.
Sede de Sabadell en una imagen de archivo.

Sabadell acelera la limpieza de activos problemáticos en su balance. El banco catalán ha activado la venta del 'Proyecto Cora', una cartera de créditos dudosos de pequeñas y medianas empresas que cuentan con colateral (secured), y que está valorada en 310 millones de euros, según explican fuentes conocedoras de la operación. Los portavoces del banco consultados por este diario no han hecho comentarios al respecto.

La venta de esta cartera se ha activado en los últimos días y se espera que la entidad reciba ofertas vinculantes a finales del mes de julio. Hasta ahora hay al menos 10 posibles compradores interesados en la operación. Entre los candidatos se encuentran tanto fondos de inversión como servicers, según explican fuentes del mercado. Fortress, Axactor, CPPIB y Apollo, habituales en este tipo de operaciones, son los nombres que destacan de entre el grupo de interesados.

La operación, que está asesorada por Alantra, sería la segunda gran venta de una cartera de dudosos por parte de Sabadell en lo que va de año. En el primer semestre del año el banco ya completó la venta de un portfolio valorado en de 1.000 millones ('Proyecto Austro'), al fondo noruego Zolva. En ese caso, se trataba de créditos morosos a familias y pymes, pero no contaban con colateral (unsecured). Al no tener garantía, ese tipo de carteras suelen conllevar un descuento mayor que las sí cuentan con colateral, como es el caso del 'Proyecto Cora'.

Limpieza de balance

En 2022, Sabadell está siendo una de las entidades más activas en la venta de activos improductivos. Y es que, tanto para el banco catalán como para el sector bancario en general, la venta de carteras de dudosos es una actividad clave para limpiar su balance de activos considerados tóxicos, ya que consumen capital. Además, se trata de un mercado en auge que ha despertado el apetito de las empresas de recobro. Santander, CaixaBank, Unicaja Banco, ING y Cetelem también tienen ventas de carteras con crédito moroso en marcha.

Aunque se espera un repunte de la morosidad a partir del segundo trimestre del año debido a que en estos meses van finalizando las carencias de los préstamos habilitados durante la parte dura de la pandemia del Covid-19 y que cuentan con el aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO), la banca descarta de momento una avalancha de impagos. En 2020 la banca dotó provisiones milmillonarias para hacer frente a estos posibles deterioros y todavía no se han liberado por precaución. Aun así, tanto el supervisor español como el Banco Central Europeo (BCE) vienen pidiendo prudencia ante la actual coyuntura de incertidumbre por la alta inflación.

En el caso de Sabadell, la entidad cerró el primer trimestre con un saldo de NPA (activos problemáticos, por sus siglas en inglés) de 7.508 millones de euros brutos, entre dudosos (créditos en stage 3) y activos inmobiliarios problemáticos. Se trata de un volumen inferior al cierre del ejercicio 2021 (7.565 millones).

Estos activos contaban con una cobertura del 52,6%, teniendo en cuenta el total de provisiones. La ratio de morosidad Sabadell se situó en el 3,66% a cierre marzo, después de ir bajando paulatinamente en el último año (en marzo de 2021 estaba en el 3,71%). En todo caso, es un nivel inferior a la media del sector, del 4,19% según los últimos datos del Banco de España, que igualmente se trata de mínimos desde 2009.

El coste del riesgo de crédito de Sabadell se sitúa en 41 puntos básicos a cierre de marzo de 2022, mejorando así en 8 puntos básicos respecto a diciembre de 2021 y en 28 puntos básicos respecto a marzo de 2021. En cuanto a los niveles de capital, el banco cerró el primer trimestre del año con una ratio CET1 fully loaded del 12,12%, en línea con sus competidores.

Normas
Entra en El País para participar