El euríbor supera ya el 1% y encarece la hipoteca a cuatro millones de hogares

El indicador marca una media en junio del 0,93% tras subir 1,5 puntos en 12 meses, y costará 1.400 euros más a cada familia

Los analistas estiman que llegará al 1,5% a finales de año por las subidas del BCE

Euríbor hipotecas Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El Banco Central Europeo (BCE) afronta el jueves una reunión clave. Subirá los tipos de interés por primera vez en 11 años, en 25 puntos básicos, aunque la alta inflación y la devaluación del euro, que ha tocado recientemente la paridad con el dólar, presionan a la autoridad monetaria para ir más allá. El euríbor a 12 meses espera la cita crucial de nuevo por encima del 1% en tasa diaria. El indicador superó ese umbral a mediados de junio por primera vez en casi una década, justo cuando el BCE se reunió de urgencia tras dispararse las primas de riesgo de los países del sur de Europa. Llevaba todo julio por debajo del 1%, pero marcó el 1,057% el viernes y el 1,015% ayer, situando la media provisional del mes en el 0,934%. El mercado espera movimientos bruscos hasta la decisión del BCE.

El euríbor se sitúa muy por encima del valor de hace justo un año (-0,491%), lo que se traduce en un notable encarecimiento de las hipotecas variables ligadas al índice. Un préstamo medio de 180.000 euros a 25 años con un diferencial del 1% al que le toque revisión pagará 116 euros más al mes o 1.396 euros más anualmente. La subida afectará a los 4,1 millones de hipotecas a tipo variable que hay en España –de un total de 5,5 millones de hipotecas vivas–. Entre ellas suman 400.000 millones en crédito con garantía hipotecaria, según datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

“La depreciación del euro y el aumento de las presiones inflacionistas empujan al BCE hacia una mayor contundencia en su próxima reunión, pero los riesgos económicos y el aumento de las primas soberanas actúan en sentido opuesto”, comentan en MacroYield. A su juicio, el par euro-dólar "sigue presionado a la baja, pero el recorrido por debajo de la paridad parece limitado".

El BCE anunció en junio que elevará por primera vez su tipo de referencia desde abril de 2011. La subida situará la facilidad de depósito en el -0,25% (actualmente está en el -0,5%). Pero lo más relevante será el mensaje de cara al futuro, que previsiblemente implique cierta confirmación de que en septiembre habrá una subida de tipos mayor, de 50 puntos básicos, lo que llevará el tipo de depósito al terreno positivo por primera vez desde julio de 2012. Así, los analistas creen que el euríbor podría alcanzar el 1,5% en los próximos meses.

Sede del BCE
Sede del BCE

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aconseja a los tenedores de hipotecas variables la “necesidad” de contar con “un margen de ahorro o de ingresos suficiente” para afrontar las subidas. En medio año, el euríbor ha pasado de mínimos históricos en torno al -0,5% a entrar en positivo en abril y superar el 1%.

Las expectativas de subidas de tipos en los próximos seis meses se sitúan en zona de máximos. MacroYield prevé, en línea con el mercado, que el BCE inicie 2023 con su tipo de referencia en torno al 1%. "Es de esperar que el mensaje del BCE, a pesar de los crecientes riesgos de estancamiento económico, tienda a ser contundente en su lucha contra la inflación, que en junio ya superaba el 8,6%. Además, la agresividad de la Fed está pesando con fuerza sobre la cotización del euro, que acaba de descender por debajo de la paridad frente al dólar. Un euro débil refuerza los riesgos inflacionistas. Por tanto, el mensaje del BCE tenderá al menos a justificar las recientes subidas en las expectativas de tipos para finales de año", explican desde la firma de análisis.

Joaquín Robles, analista de XTB, sostiene que el principal problema para la economía continúa siendo la inflación y los bancos centrales han optado por subir los tipos para frenar la demanda, lo que podría llevar a la economía a una nueva recesión. "Esperamos unas subidas en el euríbor muy verticales, ya que es probable que, a mediados de 2023, los bancos centrales se vean obligados a interrumpir las subidas e incluso bajar los tipos para estimular de nuevo a la economía".

Fijo o variable

La subida en los últimos meses del euríbor ha dado un giro al mercado hipotecario. Las principales entidades financieras han elevado los tipos de las hipotecas fijas, pasando de una media del 1,5% al 3% en apenas seis meses. Por el contrario, las hipotecas a tipo variable están ofreciendo un menor diferencial como respuesta al aumento del euríbor. Ante el dilema de si elegir tipo fijo o variable en una hipoteca, la OCU afirma que la decisión depende de los tipos que marque el BCE que, a su vez, dependerán de la evolución de la inflación y de las economías europeas.

En este contexto, ha elaborado tres posibles escenarios: en el primero se produciría una fase inicial de subida del euríbor hasta el 1,5% en 2023, alcanzando el 2% en 2024 y permaneciendo estable alrededor del 2% el resto de la vida del préstamo. "En este caso, el préstamo fijo es claramente más favorable, con un ahorro de 4.232 euros respecto a variable", según sus estimaciones.

En el segundo escenario, el euríbor experimentaría "subidas rápidas" para atajar la inflación, alcanzando el 2,5% en 2023. Entre 2024 y 2028 habría una segunda fase de recortes progresivos (0,5 puntos anuales) con el objetivo de atajar la posible desaceleración de las economías europeas y evitar la recesión, alcanzando un mínimo de 0,5% en los años 2027 y 2028. Después, un escenario estable de cuatro años, con el euríbor en torno al 1% seguido de una subida progresiva hasta situarse en torno al 2%. "En esta situación apenas hay diferencias entre el préstamo fijo y el variable", afirma.

Por último, en el tercer escenario, también se produciría una rápida subida inicial hasta el 2,5% en 2023. Posteriormente, plantea un escenario de recesión y bajada de tipos más intensa ya a partir de 2024, alcanzando un mínimo del 0,5% entre 2026 y 2028, para pasar a un escenario de normalización, con una subida progresiva hasta alcanzar el 2%. "Aquí el préstamo variable sería la opción más favorable, ya que se pagarían 1.296 euros menos", indica.

Sin embargo, la asociación señala que en la contratación de una hipoteca "es mejor ser prudente y no precipitarse". "No deben tomarse decisiones a corto plazo en función de una situación extraordinaria y probablemente temporal como es la invasión de Ucrania y el descontrol de la inflación que está provocando", afirma.

Normas
Entra en El País para participar