Director general de Six Senses Ibiza

David Arraya: “El cliente de nuestro hotel no necesita ahorrar”

Dirige uno de los hoteles más exclusivos de las islas Baleares, abierto en 2021

Asegura que Ibiza, además de festiva, es un lugar espiritual

David Arraya, director general de Six Senses Ibiza.
David Arraya, director general de Six Senses Ibiza.

Con más de 15 años de experiencia en hoteles internacionales de lujo, David Arraya (La Paz, Bolivia, 1985) dirige ahora una de las plazas más exclusivas de las Baleares, Six Senses Ibiza, el primer resort y comunidad residencial de Six Senses Hotels Resorts Spas –perteneciente al grupo hotelero InterContinental Hotels Group (IHG), tras adquirirlo en 2019 al fondo Pegasus Capital Advisors por 265 millones de euros– en España, inaugurado en julio de 2021 en la bahía de Cala Xarraca, en el norte de la isla. Comenzó su carrera en la industria hotelera en The Pierre, a Taj Hotel, en Nueva York, para continuar al frente del hotel Fontainebleau en Miami Beach. Continuó su viaje en el sector del lujo uniéndose a Four Seasons en Hawaii y Texas, y con Auberge Resorts Collection, en Aspen (Colorado) y México. Previo a su desembarco en Ibiza, culminó la apertura de Etéreo en la Riviera Maya. Graduado por la Universidad de Winthrop (Carolina del Sur, Estados Unidos), con una doble especialización en negocios internacionales y administración hotelera, además de español, habla inglés, italiano, francés, portugués y cantonés.

Ha trabajado en diferentes lugares del mundo, y ahora llega a una isla como Ibiza, ¿qué es lo que le atrajo de este destino?

Es la primera vez que trabajo en España y me gusta porque es una oportunidad para vivir Europa y para enseñar español a mis hijos. Ibiza es una isla mágica, y lo que me atrajo es el proyecto en sí mismo, ya que Six Senses Ibiza es un referente. Apenas tiene un año de vida, y es el primer resort con certificación sostenible BREEAM [Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology, un método de evaluación y certificación de la sostenibilidad en la edificios] de Baleares. La vida isleña, aunque se la conozca por sus fiestas, es relajada, tiene lo mejor de los dos mundos. Es un destino inclusivo, todo el mundo es bien recibido, aquí no se juzga a nadie.

El hotel abrió en 2021, en plena pandemia.

Se abrió el 10 de julio en dos fases, con una preapertura, que cerró el 15 de enero, y una apertura el 15 de marzo de este año, con un retorno del 80% de la plantilla. Ahora trabajamos en el hotel 430 personas para dar servicio a 137 habitaciones, de las cuales 21 son residencias, y de estas hay dos exclusivas mansiones, una tiene cinco dormitorios, y la otra tiene 10. Son espacios en los que sientes que estás como en una película, son espacios dramáticos, en los que piensas que no se corresponden con la vida cotidiana. El cliente demanda este tipo de espacios.

Se trata de un cliente con un alto poder adquisitivo porque el precio de las mansiones va de los 10.000 euros a los 15.000 euros diarios que paga en temporada alta.

El cliente que viene aquí, que paga de media más de 1.800 euros por noche tiene un nivel adquisitivo alto. No es un cliente que ahorra para poder venir al hotel, sino que puede vivir en un ambiente de ese nivel los 365 días del año. También tenemos promociones dirigidas a la gente de las islas Baleares para que nos puedan conocer. Vienen muchas familias y grupos de amigos a nuestras residencias.

¿Qué busca el cliente que viene a su hotel?

Busca espacio, privacidad e intimidad, disfrutar de un ambiente espacioso, tener buenas vistas, disfrutar de un amanecer o una puesta de sol únicos. La gente, sobre todo a raíz de la pandemia, valora otras cosas. Tener dinero no es suficiente para ser feliz, tiene que haber un propósito, se quiere alinear la vida con una serie de valores. Las personas con alto poder adquisitivo tienen un nivel de vida complejo, trabajan mucho, necesitan seguridad, se rodean de un grupo pequeño de personas de confianza. Para ellos, el lujo es poder tener tiempo, momentos de inspiración, en los que poder disfrutar de un café al atardecer viendo Y para ellos, el lujo es poder tener tiempo, momentos de inspiración, en los que poder disfrutar de un café al atardecer viendo la puesta de sol, es poder disfrutar de un tiempo feliz. En este hotel se conecta con la sostenibilidad y el bienestar, se crean experiencias y se graban esos placeres. Aunque la isla de Ibiza es conocida por la diversión, aquí hablamos de espiritualidad, de celebración y de comunidad. La oferta del hotel se basa en eso.

¿Cuáles son los pilares de esa sostenibilidad?

Tenemos nuestra propia granja, cosechamos verduras en nuestro huerto, del que nos abastecemos en el hotel. Disponemos de paneles solares, de un sistema de gestión en las habitaciones que permite ahorrar electricidad, piscinas con calentadores hidrotermales, que no funcionan con electricidad. No tenemos un solo producto de plástico. Tenemos un equipo de sostenibilidad, que diseña las velas, la pasta dental, el desodorante y los aceites esenciales, que luego entran como amenidades. El 0,5% de los ingresos de los hoteles van a un fondo de sostenibilidad, a empresas locales, en nuestro caso de Ibiza, para que desarrollen sus proyectos.

¿Y el bienestar, en qué consiste?

En dormir bien, tomar agua, nutrirse bien, ser flexibles, meditar, hacer actividades para vivir más y mejor. En definitiva, sentirse bien. En Six Senses hay un enfoque hacia el bienestar muy grande, ya que ofrecemos análisis de bienestar y las necesidades que tiene cada cuerpo, de manera que se puedan regular esas carencias. A mí, el análisis me decía que necesitaba más hidratación y magnesio. Por tanto, ajustamos la comida y bebida en función de esas necesidades.

Dice que también persiguen la espiritualidad.

Pocos sitios lo pueden ofrecer como Ibiza. Es una isla mágica, nosotros estamos en el norte de la isla, te invita a esta cómodo, a sentirte diferente, único. Tenemos programas de meditación y colaboramos con artistas y practicantes del área de bienestar para organizar retiros espirituales.

Normas
Entra en El País para participar