Azvalor arrasa en la carrera de fondo de la inversión en valor

Su fondo estrella se ha revalorizado un 68% en cinco años

Rentabilidad fondos Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El estilo de inversión en valor tiene sus propios fieles y sus propias batallas en España. Hace 10 años, apenas había competencia, pero ahora son varias gestoras de fondos las que se baten el cobre. Entre ellas, hay una que está arrasando en la carrera de fondo. Se trata de Azvalor Asset Management, y su fondo estrella acumula una rentabilidad del 68% en los últimos cinco años.

Sus fundadores, Álvaro Guzmán de Lázaro, Fernando Bernad y Beltrán Paragés, trabajaban antes en Bestinver, que era la única firma que utilizaba este formato para invertir, consistente en buscar compañías muy infravaloradas por los mercados, analizarlas en profundidad, comprarlas y esperar a que aflore el valor.

En aquellos tiempos trabajaban a las órdenes de Francisco García Paramés, que era el director de inversiones y el auténtico padre del value investing en España. Paramés dejó Bestinver con cajas destempladas. Sus fieles le siguieron... pero en los años en los que no podían volver al sector por las cláusulas de no competencia, los discípulos acabaron montando su propia firma, Azvalor, y el maestro la suya, Cobas Asset Managment.

Entretanto, Bestinver se rearmó, fichando a Beltrán de la Lastra en JP Morgan para tomar las riendas. Y surgió una figura que cubrió el vacío de Paramés y su equipo: Iván Martín, con su firma Magallanes Value Investors, que logró muy buenos resultados aún invirtiendo solamente en Bolsa europea.

Las claves del éxito

Hace tres años, Fernando Bernard, socio y gestor de fondos de Azvalor, publicó en la habitual carta trimestral para los partícipes los nueve puntos por los que consideraba que el mercado bursátil se estaba comportando de una forma irracional.

Hablaba del exceso de valoración de las compañías tecnológicas, de las distorsiones provocadas por el largo periodo de tipos de cero, de la moda excesiva de la inversión sostenible, de las incoherencias dentro del sector del petróleo...

Punto por punto, sus dudas se han ido convirtiendo en certezas. Es cierto que tuvieron que pasar casi tres años, en los que los fondos de Azvalor sufrieron. Pero después, su firme apuesta por compañías mineras, petroleras y de derechos de explotación han acabado rindiendo unos excelentes frutos.

El peor momento fue la pandemia, donde las tecnológicas se dispararon. Desde entonces, el fondo ha rentado un 140

Cuando surgió Azvalor tuvo una buena racha, pero luego las cosas se torcieron. Unos meses después apareció Cobas. Las comparaciones entre los cuatro referentes de la inversión en valor eran inevitables, pero siempre ocurría lo mismo: no había un periodo lo suficientemente largo y homogéneo para contrastar los resultados.

Sin embargo, ahora ya hace más de cinco años que las cuatro gestoras compiten en pie de igualdad. Y la ganadora evidente ha sido Azvalor.

Desde junio de 2017, la firma ha logrado en su fondo estrella, Azvalor Internacional, un retorno medio anual del 11%. La segunda mejor es Magallanes, que en el mismo periodo ha logrado un retorno del 5% (teniendo en cuenta que sigue invirtiendo solo en Bolsa europea, que ha tenido en general peor desempeño).

Las dos entidades que se han quedado muy descolgadas son Bestinver y Cobas. La primera, que se había mantenido con unas rentabilidades razonablemente buenas hasta hace unos meses, ha sufrido mucho con las últimas correcciones. Su fondo estrella, el Bestinver Internacional está ahora ligeramente por debajo de donde estaba hace cinco años.

Peor es lo sucedido con Cobas Internacional. Durante los últimos cinco años, tan solo en breves periodos ha logrado tener un valor liquidativo por encima del inicial. Ocurrió en mayo, donde después de muchos años el fondo consiguió salir de pérdidas. Pero las últimas semanas de junio han sido complicadas, y el vehículo ha vuelto a entrar en terreno negativo.

Normas
Entra en El País para participar