El Ritz (una estrella Michelin) se queda sin su jefe de cocina en plena cumbre de la OTAN

Propiedad de Mandarin Oriental, de cuya asesoría gastronómica se ocupa Quique Dacosta, pierde a dos jefes de cocina en menos de seis meses

Quique Dacosta, responsable gastronómico de Mandarin Oriental Ritz.
Quique Dacosta, responsable gastronómico de Mandarin Oriental Ritz.

El restaurante Deessa (una estrella Michelin), del hotel Mandarin Oriental Ritz, abierto en la primavera del año pasado y que en la última edición de la guía Michelin recibió una estrella, acaba de quedarse sin jefe de cocina. El cocinero Ricard Tobella, mano derecha desde hacía 15 años de Quique Dacosta, responsable de la oferta gastronómica del citado hotel, ha presentado su renuncia voluntaria, según fuentes del Ritz. “En estos momentos, no hay jefe de cocina”. La salida de Tobella, añaden las citadas fuentes, ha sido totalmente inesperada y, de momento, no hay sustituto elegido. Este periódico ha intentado conocer la versión tanto del cocinero como de Quique Dacosta, pero al primero ha sido imposible localizarlo en su teléfono móvil, y el segundo remite al hotel para cualquier comunicación sobre este asunto, alegando que Tobella era trabajador del hotel.

Tobella llegó a Deessa ilusionado de poder escribir su propia página gastronómica de la mano de Quique Dacosta en el hotel de lujo madrileño. Juntos buscaron la primera estrella Michelin, y la consiguieron en diciembre de 2021, a los pocos meses de abrir. Ese mismo mes, el cocinero aseguraba que, tras ese importante respaldo, “vamos a por la segunda estrella. Esto nos ha dado alas, y no es lo mismo tener estrella que no tenerla”, que aseguraba que el nivel de exigencia y el método de trabajo era el mismo que en la casa madre, el restaurante Quique Dacosta en Denia (Alicante).

El cocinero Ricard Tobella.
El cocinero Ricard Tobella.

Del proyecto gastronómico del hotel se ocupa Dacosta, que además de la estrella madrileña tiene dos más en El Poblet y tres en Quique Dacosta, asegura que su vinculación con Mandarin Oriental Ritz va más allá de tener un restaurante de alta cocina. “Soy un creador de conceptos  gastronómicos, he desarrollado 11 en total, tengo seis restaurantes en total, y cuando unes tu marca a la de un hotel lo que buscas es que te represente, de la misma manera que vistes ropa que te representa. Me gusta trabajar siempre desde una perspectiva emocional”, explicaba el cocinero hace unos meses a CincoDías.

Vista del restaurante Deesa.
Vista del restaurante Deesa.

Lo cierto es que, en seis meses, Dacosta se ha quedado sin dos de sus jefes de cocina en el Ritz. El primero en abandonar el proyecto, al que se unió en marzo de 2020, como jefe de cocina del restaurante Palm Court, fue Juan Antonio Medina, que se ha incorporado, como chef ejecutivo global, a Tatel. El vacío que deja Tobella es mucho mayor, ya que se ocupaba de la cocina de Deessa, el buque insignia gastronómico del hotel, que cuenta con una estrella Michelin, distinción que atrae, además de la enseña hotelera, a numerosos turistas con alto poder adquisitivo. Ofrece tres menús: Menú históricos Quique Dacosta (195 euros), Menú Contemporáneo QDRitz (195 euros) e Histórico Deessa (135 euros).

Normas
Entra en El País para participar