La producción de coches vuelve a crecer un ligero 0,5% en España tras 11 meses de caídas

En mayo, salieron de las plantas nacionales 183.830 vehículos

En el acumulado del ejercicio, la bajada es del 12,6%

Trabajadores en la línea de montaje de la planta de Seat en Martorell (Barcelona).
Trabajadores en la línea de montaje de la planta de Seat en Martorell (Barcelona). EFE

La industria del automóvil española registró en mayo el primer dato de producción positivo de los últimos once meses. Según datos de Anfac, la patronal española de fabricantes de vehículos, las factorías nacionales ensamblaron en mayo un 0,5% más de coches que hace un año, con un total de 183.830 unidades. En lo que va de ejercicio, sin embargo, la producción ha caído un 12,6% en comparación con el mismo periodo de 2021, hasta los 902.680 automóviles. El desplome es del 30% si se compara con 2019, último ejercicio antes del inicio de la pandemia.

El número positivo de mayo, después de casi un año de bajadas por culpa de la crisis de microchips, se debió "una mejora en el aprovisionamiento" de las fábricas, según ha explicado Anfac en un comunicado. Estos datos muestran la leve recuperación de la actividad que han comenzado a notar la mayoría de fabricantes de coches en España, los cuales esperan que en la segunda parte de 2022 se note un alivio en el suministro de semiconductores, permitiendo así recuperar parte de la producción atrasada.

"El sector experimenta una ligera mejora en el aprovisionamiento de materiales, que ha ayudado a empujar de manera moderada la producción del mes de mayo. No obstante, habrá que esperar a los meses siguientes para ver si la situación continúa aliviándose, ya que las cifras de producción son inferiores a las de prepandemia y hasta principios de 2023 no asistiremos a una recuperación plena de la industria", ha advertido el director general de Anfac, José López-Tafall.

Por otra parte, las exportaciones sufrieron una ligera bajada del 0,7% en mayo, con 156.497 vehículos enviados fuera de nuestras fronteras. En los primeros cinco meses de 2022, la caída de las ventas al exterior fue del 13,4% respecto al mismo periodo de 2021, hasta las 765.866 unidades. Alemania, nuestro principal comprador, aumentó sus importaciones de vehículos made in Spain un 8,4%; mientras que otros países como Francia, Reino Unido e Italia, que se encuentran entre nuestros principales mercados, tuvieron retrocesos superiores al 10%.

En cuanto a la producción por fuentes de energía, los coches electrificados (híbridos enchufables y eléctricos puros) aumentaron su cuota en tres puntos porcentuales respecto a mayo de 2021, hasta el 12,8%. En el quinto mes del año, las plantas españolas aumentaron la fabricación de estos vehículos un 32,3%, hasta las 23.570 unidades. De esa cantidad, más de la mitad, fueron eléctricos puros, con 12.255 automóviles (un 6,7% de la cuota total).

Normas
Entra en El País para participar