Las subidas del euríbor elevan la rentabilidad de las nuevas hipotecas y créditos al consumo

Credit Suisse destaca un mayor retorno pese a los bajos volúmenes

Citi prevé un 2% más en los márgenes por el alza de tipos

Crédito banca pulsa en la foto

La era de los tipos negativos ha llegado a su fin y los bancos empiezan a notar un nuevo impulso. Tras 11 años sin experimentar un alza, el BCE ha decidido dar el paso y el próximo mes de julio subirá los tipos 25 puntos básicos. Todo un balón de oxígeno para la banca que llevaba años sufriendo ante la dificultad para generar ingresos en el negocio típico bancario. Y es que, el aumento de los tipos de interés, por ligeros que sean, se hace notar. Gracias a las subidas del euríbor desde principios de año, que volvió a niveles positivos por primera vez desde 2016, la rentabilidad de las hipotecas de nueva producción ha aumentado ya su rentabilidad, 17 puntos básicos hasta abril.

Según un estudio de Credit Suisse, a finales de 2021 la rentabilidad que obtenían los bancos españoles sobre las hipotecas de nueva producción era de una media del 1,38% y desde entonces cada mes ha ido escalando hasta cerrar abril (últimos datos disponibles) en el 1,55%, lo que supone el citado aumento de 17 puntos básicos, mientras que la cartera anterior tan solo ha aumentado su rentabilidad 4 puntos básicos.

Las hipotecas son un producto clave para los bancos porque además de obtener ingresos a través de los intereses, vinculan a los clientes con la entidad durante varias décadas y se trata de préstamos con una alta calidad (según Citi la morosidad en hipotecas actualmente está en el 3% y viene reduciéndose en los últimos años). Pero en general, toda la cartera crediticia se ha visto positivamente impactada para los intereses de los bancos: el crédito al consumo dispara su rentabilidad 67 puntos básicos y el crédito a empresas y pymes 9 puntos básicos.

En abril el crédito total de nueva producción creció un 24% interanual, gracias al repunte en hipotecas (+18%) y los préstamos a empresas y pymes (+30,4%), ya que el crédito al consumo cayó un 9,5%.

Crecimiento en 2022

Aunque los volúmenes de nueva concesión de crédito siguen bajos, gracias a este refuerzo de la rentabilidad de los préstamos, el margen de intereses de los bancos se verá reforzado de aquí a final de año. Según los cálculos de Citi, en 2022 el margen de intereses aumentará ya un 2% por la repreciación de las carteras ligadas al euríbor a 12 meses. En 2023 será del 9%.

La entidad prevé que la nueva producción hipotecaria crecerá este año, aunque por debajo del 35% interanual registrado en 2021. Además, apunta que si las subidas de tipos son moderadas (no superan los 100 puntos básicos) "es probable que se contenga el impacto sobre la demanda y la calidad de los activos".

En lo que respecta a los bancos, Citi destaca a CaixaBank, Unicaja, Bankinter y Sabadell. La firma subraya que CaixaBank tendrá una cuota de mercado del 20% de la nueva producción. Y es que, la entidad catalana es el banco que cuenta con una mayor sensibilidad en el margen de intereses (del 25%) a una subida de 100 puntos básicos de los tipos de interés.

De Unicaja destaca el negocio crediticio, más orientado a las hipotecas (60% de los préstamos) y que tiene como objetivo aumentar el crédito hipotecario un 7% en los próximos años. La entidad malagueña cuenta con una cuota de mercado en la nueva producción de hipotecas del 8,7%.

En Bankinter señala como punto fuerte la generación de hipotecas en el primer trimestre del año, con un aumento del 25% interanual. La entidad liderada por María Dolores Dancausa cuenta con una cuota del 8,4% de cuota de mercado en nuevas hipotecas.

Por su parte, Sabadell mantiene una nueva producción hipotecaria estable en los primeros compases del año. Su cuota en la nueva producción es del 7,4% y del 6,6% para todo el stock, según Citi.

La banca europea

Una subida de tipos de interés de 200 puntos básicos por parte podría suponer para la banca europea un incremento medio del margen de interés del 18% en comparación con 2021, según un estudio realizado por los analistas de S&P Global Rating, aunque no incluye a las entidades suizas.

En ese sentido, el informe señala que la mayoría de los bancos ya ha informado de aumentos en sus márgenes de intereses en el primer trimestre gracias al aumento gradual en los tipos de a corto y largo plazo.

En la comparación por países, destaca que la banca británica y la italiana serían las más beneficiadas con una subida de tipos de 200 puntos, ya que sus márgenes de interés se impulsarían de media más de un 25%. Por detrás, estarían las entidades españolas, alemanas y austriacas, con un impacto positivo de entre el 10% y el 16%, mientras que el aumento medio en la banca francesa y holandesa estaría por debajo del 10%.

Sin embargo, señala que el aumento real de los márgenes dependerá de la velocidad de la subida de tipos y recuerda que el entorno de elevada inflación posiblemente llevará a un aumento de los costes operativos y crediticios para los bancos.

Normas
Entra en El País para participar